El último debate televisivo deja abierta la disputa entre Rousseff, Silva y Neves

Ninguno de los candidatos logra imponerse en el cierre de la campaña para las elecciones del próximo domingo

El último debate televiso entre siete de los once candidatos que disputarán el próximo domingo la Presidencia de Brasil dejó más abierta la disputa entre la mandataria Dilma Rousseff y los opositores Marina Silva y Aecio Neves, los tres favoritos en las recientes encuestas por ese orden.

A pesar del tono alto usado en varios momentos del debate y de los cara a cara, literales, que se dieron por el formato propuesto por la red de televisión Globo, ninguno de los tres favoritos consiguió imponerse en el discurso sobre sus rivales, un escenario que mantiene en expectativa los comicios de este 5 de octubre.

Las dos encuestas divulgadas este jueves por los institutos Ibope y Datafolha confirman la tendencia de un ascenso en las últimas semanas de Rousseff, un retroceso en las intenciones de voto por la ambientalista Silva y un ligero repunte del socialdemócrata Neves.

El debate, que terminó en las primeras horas de la madrugada de este viernes, fue dominado, como los otros anteriores, varias veces por las discusiones sobre el asunto de corrupción en empresas estatales y que salpican la campaña de la presidenta y favorita para la reelección Rousseff, quien insistió en que su Gobierno fue el que "más investigó" las denuncias.

Neves, exgobernador de Minas Gerais, defendió las privatizaciones y puso como ejemplo el sector de telefonía y el caso de la fabricante aeronáutica Embraer.

Un asunto que enfrentó directamente a Rousseff y Silva fue el de la "independencia" del Banco Central propuesta en el Programa de Gobierno de la ecologista y sobre el que la gobernante señaló que su rival confundía ese concepto con "autonomía". Silva respondió que la "falta de autonomía del Banco Central conllevó a la elevación de los intereses (actualmente en el 11%) y a la subida de la inflación", que ronda el límite máximo de la meta del 6,5%, y aseguró que de ganar las elecciones presentará una reforma tributaria al Congreso.

Temas polémicos como el aborto, la despenalización del uso de drogas y la unión entre personas del mismo sexo fueron abordados en un tono más alto por candidatos que aparecen con menos del 1% del apoyo del electorado en las encuestas de intención de voto.

Sobre esos asuntos polémicos, la única de los tres favoritos en responder por sorteo fue Rousseff, quien evitó tomar una posición más comprometida en el tema de la legalización del aborto.

"Estoy a favor de reforzar toda la protección sobre la juventud para prevenir el embarazo precoz, para que (las jóvenes) no tengan que llegar a eso. La legislación sólo prevé tres casos (violación, feto sin cerebro y riesgo de muerte de la madre) y todos con la autorización de la gestante", sostuvo Rousseff.

Entre los 200 invitados de los partidos que fueron a los estudios de la red Globo estuvieron, entre otros, el expresidente Fernando Henrique Cardoso y el exfutbolista Ronaldo, quienes forman parte del equipo de campaña de Neves.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3