Auditoría detecta pérdidas millonarias en La Habana

Contraloría general de la República de Cuba, en la calle 23 del Vedado, La Habana. (14ymedio)
Contraloría general de la República de Cuba, en la calle 23 del Vedado, La Habana. (14ymedio)

Los resultados de la comprobación na­cional al control interno realizada por la Con­traloría General de la República entre los meses de enero y septiembre de 2015 en La Habana han hecho saltar las alarmas. En 366 auditorías que se llevaron a cabo en 63 entidades, se hallaron pérdidas por más de 267 millones entre CUP y CUC, publica este jueves el diario Granma.

Esta es la décima comprobación de este tipo y las conclusiones de la inspección se dieron a conocer este miércoles en el Ministerio de Energía y Minas, a través de las declaraciones de Miriam Marbán, contralora jefa de la capital cubana.

La funcionaria recalcó la necesidad de una mayor "preparación, responsabilidad, exigencia y organización en los directivos" para evitar pérdidas de esa envergadura y afirmó también que no se ha avanzado en el control de los recursos como se había esperado.

La corrupción y el desvío de recursos ocuparon espacio en la agenda de las sesiones parlamentarias de 2015, en las que la contralora general, Gladys Bejerano Portela, enfatizó que las mayores afectaciones se concentraban en inventarios, contratación, facturación, combustible, entrega y uso de la tierra, normas de consumo y mermas.

El otorgamiento de los subsidios para la compra de materiales de construcción también fue blanco de críticas

Durante la reunión de este miércoles, se analizó también el tema de la preparación de las instituciones ante el envejecimiento poblacional y se detallaron los actuales errores en la supervisión de los hogares de ancianos auditados. En el centro de las quejas de los encuestados, estuvieron problemas con las condiciones higiénicas y constructivas de las instituciones.

El otorgamiento de los subsidios para la compra de materiales de construcción también fue blanco de críticas. La Con­traloría General reveló la falta de seguimiento en el avance de las obras, junto a obstáculos y morosidad en la entrega de las ayudas, como en el caso del municipio Cen­tro Habana, en el que solo un 5% del total de beneficiarios de subsidios han recibido los materiales constructivos.

La secretaria del Partido Comunista en la capital, Mercedes López Acea, aseguró que el plan "tiene que priorizar a los más necesitados". Según la miembro del Buró Político, los directivos tienen "la obligación" de controlar "el uso correcto de los recursos disponibles".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 42