Cientos de habaneros protestan en Diez de Octubre después de cinco días sin electricidad

Apenas unos minutos después de iniciada la protesta llegaron al sitio los efectivos de la PNR y tropas especiales. (Facebook)
Apenas unos minutos después de iniciada la protesta llegaron al sitio los efectivos de la PNR y tropas especiales. (Facebook)

Centenares de personas se manifestaron durante la tarde de este miércoles ante la falta del fluido eléctrico y el abasto de agua tras el paso del huracán Irma en el municipio de la capital cubana Diez de Octubre, entre los barrios de Luyanó y Santo Suárez. La protesta comenzó de forma espontánea, según testimonios recogidos por 14ymedio.

"Queremos luz, queremos agua" y "el pueblo unido jamás será vencido" eran las consignas que gritaba la multitud que exigía el regreso de los servicios básicos suspendidos desde el pasado sábado por los daños que dejó el huracán que azotó la Isla con vientos superiores a los 200 km. por hora.

Entre las consignas que gritaron los manifestantes también se escucharon gritos de "Que venga Raúl" para convocar al presidente a acercarse a las zonas afectadas. Hasta el momento, el gobernante se ha limitado a enviar un mensaje de apoyo a la ciudadanía pero no ha visitado las áreas dañadas por el huracán Irma.

“Desde el mediodía la policía cerró el tráfico hacia la Calzada de Diez de Octubre porque allí estaba la cosa caliente”, dijo a 14ymedio uno de los boteros que prestan servicio en el lugar.

Apenas unos minutos después de iniciada la protesta llegaron al lugar decenas de efectivos de la PNR y tropas especiales. (Facebook)
Apenas unos minutos después de iniciada la protesta llegaron al lugar decenas de efectivos de la PNR y tropas especiales. (Facebook)

Decenas de efectivos de la Policía Nacional Revolucionaria y tropas especiales conocidos como Boinas Negras llegaron al lugar pasados algunos minutos del inicio de la protesta, pero los manifestantes no se amedrentaron y continuaron sus reclamaciones.

Una vecina del parque Santos Suárez dijo que los manifestantes estuvieron "algunas horas" en los alrededores de su casa y desde allí salieron protestando hacia la calzada de Diez de Octubre donde se encontraron con una barrera de policías que les impedía el paso.

"La gente se cansó de la mala gestión del Gobierno y salió a protestar. No quedó otra alternativa", añadió.

Sin embargo, un manifestante dijo que no hubo arrestos por las protestas y que los uniformados se retiraron asegurando que se restablecerían los servicios básicos "lo antes posible”.

Después de la protesta, se mantienen en el área patrullas policiales. (14ymedio)
Después de la protesta, se mantienen en el área patrullas policiales. (14ymedio)

"Había miedo, nadie sabía quién era quién porque llegaron muchos policías vestidos de civil", cuenta otro de los manifestantes.

Según pudo comprobar 14ymedio, a las 5:30 pm, apenas unas horas después del inicio de la manifestación, las autoridades enviaron equipos de trabajo de la Unión Eléctrica de Cuba y restablecieron la corriente y el abasto de agua.

"Fidel tenía sus defectos pero se ponía las botas cuando pasaban estas cosas y salía para la calle a resolver los problemas", decía una anciana.

Después de la protesta, se mantuvieron en el área patrullas policiales y, según los vecinos, muchos de los que se situaban en puntos estratégicos del lugar tenían "pinta de segurosos" (agentes encubiertos de la policía). 

Cerca de las seis de la tarde una tensa calma se apreciaba en el lugar. (14ymedio)
Cerca de las seis de la tarde una tensa calma se apreciaba en el lugar. (14ymedio)

Cerca de las seis de la tarde una tensa calma se apreciaba en el lugar. Algunas personas aprovechaban para baldear los portales y solo se habla en voz baja de lo ocurrido apenas unas horas antes.

Las protestas públicas están duramente castigadas en Cuba. El pasado 26 de julio, tres activistas de la Unión Patriótica de Cuba desafiaron a las autoridades con pancartas que denunciaban "58 años de engaño, hambre y miseria" frente a la catedral de Santiago de Cuba. Después de ser arrestados, los activistas, que reclamaban libertad de expresión, reunión y prensa se encuentran en prisión provisional a la espera de juicio.

Daniel Llorente, otro manifestante que el pasado 1 de mayo corrió con una bandera estadounidense frente al desfile gubernamental, se encuentra todavía ingresado en el Hospital Psiquiátrico de La Habana.

Las mayores protestas en la historia de la Isla durante el Gobierno de los hermanos Fidel y Raúl Castro ocurrieron en agosto de 1994, cuando cientos de personas se enfrentaron con palos y piedras a la policía en La Habana exigiendo mejoras económicas y la autorización de las salidas masivas por mar hacia Estados Unidos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 148