Un Consejo de Ministros con una nutrida agenda y una ausencia

Especial interés recibe el perfeccionamiento del Sistema Ferroviario

Queda aprobada una nueva política de financiación para el sector cultural

Como ya se ha hecho una costumbre, el Consejo de Ministros se ha reunido el pasado jueves sin aviso previo y su nutrida agenda se ha dado a conocer al día siguiente a través de la prensa oficial. En ese conclave se tomaron decisiones relacionados con la llamada “actualización del modelo económico y social” cubano. Llama la atención que los pasos que se dan en esta dirección siguen careciendo de una conceptualización del modelo que se pretende actualizar.

Las dos principales medidas fueron la aprobación de un mecenazgo estatal para proyectos culturales y la simplificación e integración de servicios y trámites. En cuanto a la financiación del trabajo de artistas y escritores, fue significativo que no se mencionara la actividad cinematográfica ni la institución que la rige, el ICAIC. En dicho sector hay un fuerte movimiento que exige una  Ley de Cine. En lo relacionado a la “tramitología”, todo parece indicar que se aplicarán prácticas que se experimentaron a nivel local en el municipio Güines de la provincia de Mayabeque, pero que al generalizarlas al resto del país, chocarán con los intereses de la burocracia y requerirán una elevado nivel de informatización.

La aspiración de tener en Cuba un ferrocarril confiable, rentable y eficiente fue también objeto de atención del Consejo de Ministros, donde quedó aprobado “el perfeccionamiento del Sistema Ferroviario (…) a partir de su concepción como un sistema paramilitar, caracterizado por una estricta disciplina; con una cadena de mando bien definida, en correspondencia con los niveles de dirección y jerarquización; uso de distintivos y uniformes; un reglamento disciplinario único; y los cargos principales se completarán con cuadros de experiencia en el mando y la dirección”. Dicho sistema lo integrarán la Unión de Ferrocarriles de Cuba, la Administración de Transporte Ferroviario (de nueva creación) y la Policía Ferroviaria.

“El perfeccionamiento del Sistema Ferroviario (…) a partir de su concepción como un sistema paramilitar"

Leonardo Andollo Valdés, segundo jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, agregó que se deberá garantizar una eficaz coordinación entre el funcionamiento, el incremento de los indicadores de seguridad del movimiento de los trenes y la disminución al máximo del riesgo de incumplimientos, tanto en los horarios como en la calidad de los servicios y las producciones de apoyo.

Esta no es la primera ocasión en que se anuncia una intervención salvadora en los ferrocarriles cubanos, los más antiguos de América Latina, pero los anteriores esfuerzos han sido insuficientes o abandonados por diversas razones. Adquisición de locomotoras chinas, reparación parcial de vías férreas y alguna que otra medida administrativa no han logrado una modernización integral de un medio de transporte idóneo para las condiciones de Cuba, una isla larga y estrecha. Si las inversiones financieras y el gasto en fuerza de trabajo y recursos materiales se limitan a una mera reparación, a la vuelta de los años habrá que empezar otra vez por el principio.

Los ministros aprobaron también el proceso para realizar el reordenamiento de las entidades de ciencia, tecnología e innovación, política que había sido avalada por el Consejo de Ministros en mayo del 2013, “dirigido a elevar los impactos económicos, sociales y ambientales de los resultados de las entidades de ciencia, tecnología e innovación, en correspondencia con la proyección estratégica trazada para el desarrollo del país”.

Al informar sobre el plan de continuidad de estudio de los graduados de noveno grado hacia la educación técnica y profesional, así como al preuniversitario, la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Margarita González Fernández, dejó sorprendidos a muchos cuando refirió que, para el curso regular diurno 2015-2016, hay un déficit de estudiantes debido al decrecimiento demográfico del país. A esto quizás se deba que sea posible garantizar a todos los graduados de noveno grado “la continuidad de estudios, tanto en preuniversitario como en la educación técnica y profesional”. Por otra parte. el plan de ingreso a la Educación Superior en el curso diurno y por encuentros 2015-2016 dispondrá de 41.184 plazas.

En cuanto a la nueva política de financiación para el sector cultural, la medida mantendrá "las actuales" fuentes de financiación, con un origen importante en subvenciones del Estado, pero como novedad permitirá incorporar "aportes de entidades cubanas y extranjeras radicadas en Cuba, así como los de personas naturales cubanas y extranjeras, las formas asociativas sin ánimos de lucro reconocidas por la Ley, y las formas de gestión no estatal".

Todas las contribuciones se realizarán a través de instituciones oficiales del sector: el ministerio de Cultura, el Instituto de Radio y Televisión, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y la Asociación Hermanos Saíz (AHS).

Esos organismos culturales controlarán el proceso al ser los únicos encargados de decidir sobre la asignación de la financiación, teniendo en cuenta "la calidad de la obra, el interés en ella de los institutos y las organizaciones culturales, además de la trayectoria de los creadores".

Un detalle inquietante fue la ausencia del ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca

Murillo, quien es jefe de la Comisión para la Implementación y Desarrollo de las reformas económicas en Cuba, explicó que la medida busca "perfeccionar los mecanismos y las fuentes que garanticen la entrega de financiamiento a proyectos culturales de escritores y artistas, por instituciones y organizaciones de la cultura, sin intermediario".

Un detalle inquietante de este Consejo de Ministros fue la ausencia del ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, quien no ha aparecido en público en señaladas ocasiones, como fueron la visita del presidente turco o el encuentro con el excanciller español, Ángel Moratinos. Antonio Carricarte Corona, viceministro primero, mencionado también como “ministro en funciones”, es quien ha dado la cara. Ahora en este cónclave le tocó hablar del creciente interés de Gobiernos extranjeros en contratar servicios a empresas cubanas y añadió:

“Por ello, es necesario establecer premisas que aseguren el cumplimiento de los compromisos contraídos, el adecuado control y la protección de los intereses de Cuba, sin introducir trabas que entorpezcan su desarrollo, ni frenen los objetivos empresariales de la parte cubana”.

Cada Consejo de Ministros deja en la población “la tranquilidad” de que no se da marcha atrás a las reformas impulsadas por el Gobierno en los últimos años, pero también el desasosiego de que no se avanza con la velocidad y profundidad que muchos desean.  

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10