Funcionarios detenidos por robar químico contra el dengue

Un carro de fumigación en la ciudad de Holguín. (14ymedio/Fernando Donate)
Un carro de fumigación en la ciudad de Holguín. (14ymedio/Fernando Donate)

Varios directivos y jefes de áreas de salud en Holguín han sido detenidos por sus vínculos con la venta ilegal de permetrina, un químico utilizado en las fumigaciones contra el mosquito Aedes aegypti, responsable de la epidemia de dengue que afecta la provincia oriental. Una fuente del Gobierno comentó a 14ymedio que los funcionarios deberán responder del delito de "propagación de epidemia", puesto que el "desvío de recursos" complica la lucha contra el vector.

La permetrina alcanza un precio de 1.500 pesos el litro en el mercado informal, donde se vende para la fumigación de determinados cultivos. A falta de permetrina, las autoridades recurren al petróleo en estado gaseoso, menos eficaz para fumigar los focos de mosquitos.

Tras un año de azote epidémico de dengue y cólera, Holguín continúa en una situación sanitaria compleja, a pesar de haber gastado 26 millones de pesos en saneamiento local. A pesar de las campañas de fumigación y otras medidas de higienización, se mantiene alta la cifra de enfermos de dengue y cólera, unida a la permanencia de focos del mosquito Aedes aegypti, según corroboró la doctora Elizabeth Segura Sierra, directora provincial de salud, en entrevista con la radio local.

En ese mismo espacio la funcionaria informó que en los últimos días se ha confirmado la presencia de cólera en los municipios de Rafael Freyre, Cueto, Cacocum, Gibara y Holguín, este último con el mayor reporte de casos. Segura Sierra insistió en que todavía existe el riesgo de volver a la situación padecida en el mes de agosto, cuando se decretó una emergencia sanitaria que conllevó la suspensión de los carnavales, el cierre de establecimientos gastronómicos y la prohibición de la venta de bebidas a granel. Esas medidas provocaron grandes afectaciones económicas al Estado y al sector privado. "Que nadie piense que estos brotes están eliminados, el virus del cólera y el dengue todavía existen en el territorio", aseveró la funcionaria.

Los operarios que se dedican a las tareas de fumigación son sometidos a un régimen laboral de más de ocho horas de trabajo diario, un bajo salario y malas condiciones

Los operarios que se dedican a las tareas de fumigación son sometidos a un régimen laboral de más de ocho horas de trabajo diario, un bajo salario y malas condiciones. Esto ha generado un déficit de personal, lo que obligó a movilizar en agosto y septiembre a 650 funcionarios para esta labor, de ellos 450 del sector de la salud y 200 de organismos municipales.

La provincia vive una auténtica atmósfera de alarma que se evidencia ante las numerosas medidas de excepción que se vienen tomando. Importantes recursos fueron movilizados de otras instituciones que se vieron precisadas a paralizar sus labores habituales y a asumir las correspondientes pérdidas económicas por falta de respaldo productivo.

En el momento más crítico del brote epidémico se llegaron a utilizar 130 medios de transporte y cinco ómnibus, solo para trasladar a los pacientes hacia los dos hospitales de campaña habilitados en la filial de enfermería y en la sede universitaria Celia Sánchez Manduley de Holguín.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 69