El Gobierno establecerá precios topados en el transporte privado desde el lunes

Un almendrón. (14ymedio)
Un almendrón. (14ymedio)

El Gobierno cubano aplicará precios topados para el transporte privado a partir del próximo lunes, según una información emitida por la televisión oficial este viernes. La medida busca frenar la subida del precio de los taxis colectivos en varias rutas de La Habana a raíz del alza del combustible que los chóferes compran en el mercado informal.

Las tarifas volverán a la situación anterior a la última alza decretada por los chóferes, que subieron los precios de 20 a 40 CUP en los tramos más largos y de 10 a 20 CUP en los más cortos en varias de las rutas más populares, como Lisa-Capitolio, Santiago de las Vegas-Parque de la Fraternidad o Virgen del Camino-Vedado.

Isabel Hamze Ruiz, vicepresidenta en funciones del Consejo de Administración provincial de la capital, aseguró en el noticiero estelar que se está informando a los transportistas del contenido del acuerdo tomado por el Consejo de administración y su obligatorio cumplimiento.

La violación de la norma "se va a considerar como una falta muy grave y los infractores serán sancionados con la retirada de su licencia de transportista por cuenta propia", según la funcionaria.

La mayor parte de los taxis colectivos, conocidos como almendrones, utiliza petróleo. El precio en los servicentros oficiales es de 1 CUC por litro, el equivalente a 24 CUP, pero los taxistas se abastecen fundamentalmente de la venta ilegal del producto, desviado de entidades estatales.

Los chóferes subieron los precios de 20 a 40 CUP en los tramos más largos y de 10 a 20 CUP en los más cortos en varias de las rutas más populares

Hasta finales de junio el litro de petróleo en el mercado negro se pagaba entre 5 y 8 CUP. Sin embargo, las dificultades económicas por las que atraviesa Venezuela y el incumplimiento de sus compromisos de suministro petrolero a Cuba han obligado a aplicar severas restricciones en la asignación de combustible al sector estatal.

En la mayoría de las empresas e instituciones oficiales, se ha disminuido en un 30% las cuotas de entrega de gasolina y petróleo. Esta decisión ha contribuido a reducir la disponibilidad de petróleo en el mercado informal, y la escasez se traduce siempre en un aumento de los precios.

Algunos taxistas particulares, conocidos como boteros, han asegurado a 14ymedio que si tuvieran que depender solo del combustible que se vende en las gasolineras estatales no podrían trabajar, "porque nadie podría pagar el precio del pasaje".

Entre los pasajeros que habitualmente usan este servicio existe el temor de que el próximo lunes 18 de julio se produzca una disminución significativa del número de taxis colectivos en las calles habaneras.

No es la primera vez este año que el Gobierno recurre a la política de los precios topados. Hace unos meses, lo ha hecho en los mercados agrícolas estatales y gestionados por cooperativas, lo que ha contribuido al desabastecimiento y una caída en la calidad de los productos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 56