La caída de un intocable

Labiofam releva a José Antonio Fraga Castro, sobrino de Fidel Castro, de su puesto de presidente

José Antonio Fraga Castro. (Fotograma de Vimeo)
José Antonio Fraga Castro. (Fotograma de Vimeo)

La empresa Labiofam sustituirá a José Antonio Fraga Castro como presidente del grupo. El jueves pasado durante una reunión con los directivos del grupo empresarial, se incluyó en el orden del día la aplicación de una sanción al dirigente, sobrino de Fidel y Raúl Castro. Trabajadores de la empresa comentaron que el castigo estaba motivado por su participación en la toma de decisiones sobre la confección y posible comercialización de los perfumes Ernesto y Hugo, inspirados en la figura de Ernesto Guevara y Hugo Chávez, respectivamente.

Fraga, para evitar que se le aplicara una sanción administrativa y laboral, que "manchara su expediente" decidió acogerse a la jubilación. El sábado la noticia fue comunicada a los trabajadores del centro y en los próximos días se espera la designación de una nueva persona para ocupar su cargo.

En horas de la tarde del lunes se respiraba una atmósfera opresiva en todas las dependencias de Labiofam, pues se prohibió a los empleados comentar sobre el asunto con personas ajenas. Tal era la incertidumbre que muchos han llegado a creer que pudiera disolverse la entidad, que, aunque nominalmente pertenece al Ministerio de la Agricultura, en realidad ha gozado de una inusual autonomía.

A finales de septiembre, Fraga tuvo que presentar sus disculpas a las familias de Chávez y Ernesto Che Guevara tras la insistente circulación de rumores sobre la comercialización de unos perfumes con sus nombres. El presidente de Labiofam alegó que se trataba de "un enfoque mal intencionado y tergiversado" de una de las presentaciones que hizo la entidad este año en un congreso.

Perfumes Hugo y Ernesto
Perfumes Hugo y Ernesto

Labiofam arremetió contra la agencia norteamericana Associated Press, responsable de haber publicado una nota sobre la creación de los perfumes, que aún no habían sido ni registrados ni comercializados bajo esos nombres. La prensa oficial intervino en la polémica y, al desmentir la comercialización de los perfumes, recordó que "los símbolos ayer, hoy y siempre, son sagrados".

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 36