"No debe temer a EE UU ni a las voces diferentes del pueblo cubano”, dice Obama a Castro

El presidente de EE UU se reúne ahora con opositores y concluirá la jornada con la asistencia al juego entre los Tampa Bay Rays y Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió este martes a su homólogo cubano, Raúl Castro, que no tema "a EE UU ni a las voces diferentes [de su] pueblo". En su discurso desde el Gran Teatro Alicia Alonso de La Habana, el mandatario aseguró también que "los votantes deben elegir sus gobernantes en elecciones libres y democráticas".

Obama insistió –lo dijo en español– en que el futuro de la Isla "tiene que estar en las manos del pueblo cubano" y en que "la ciudadanía debe hablar sin temor, organizarse y protestar pacíficamente". Sin embargo, admitió que "el proceso democrático no siempre es bonito, a veces es frustrante", y aseguró que Washington no quiere imponer su modelo.

"Ha llegado el momento de mirar hacia el futuro", afirmó el presidente, quien invitó a "no tener miedo a los cambios".

"La ciudadanía debe hablar sin temor, organizarse y protestar pacíficamente"

"Creo en el pueblo cubano", dijo Obama. "EE UU no está normalizando las relaciones solo con el Gobierno de Cuba, sino también con el pueblo". Y agregó: "He venido para tender la mano al pueblo cubano. Las diferencias entre los Gobiernos son importantes pero tenemos muchos puntos en común, como dos hermanos que no se hablaron mucho tiempo".

"Le ofrezco al pueblo cubano un saludo de paz", arrancó en español el presidente estadounidense al dirigirse al auditorio y al presidente Raúl Castro, que lo había acompañado al interior del recinto. Obama comenzó su discurso citando en español el poema de José Martí, Cultivo una rosa blanca. El mandatario comenzó repasando la historia, que dijo conocer pero negarse "a estar atrapado" por ella, y recordó que su padre emigró desde Kenia el mismo año de la Revolución cubana y que él mismo llegó al mundo en 1961, durante los sucesos de Bahía de Cochinos. "Estoy aquí para sepultar los restos de la Guerra Fría", afirmó.

El presidente repasó algunas de las semejanzas entre el pueblo cubano y el norteamericano. "Estados Unidos y Cuba son como dos hermanos que han vivido separados", recordó antes de citar la pelota, el patriotismo, el orgullo, el amor por la familia o los hijos como valores comunes. "Todos somos americanos", zanjó.

A continuación, Obama señaló también las diferencias entre ambos países, empezando con el sistema económico y siguiendo con el sistema de partido único en Cuba frente al multipartidismo de EE UU. Pese a ello, "el 17 de diciembre –recordó– anunciamos la normalización de las relaciones bilaterales". Agregó que desde entonces se han reabierto las embajadas, reanudado los vuelos directos o el servicio de correo, entre otras muchas cosas.

En este punto, el presidente de EE UU pidió el fin del embargo. "Lo que estábamos haciendo no estaba funcionando. He llamado al Congreso para que elimine el embargo. Es una carga de antaño sobre el pueblo cubano", dijo. Obama aprovechó su llamamiento a relajar las medidas para agregar que los cambios en la Isla son imprescindibles. "Aun si se levantara mañana, debe haber cambios aquí (porque) los cubanos no podrán darse cuenta de su potencial sin cambio continúo aquí en Cuba".

"Aun si se levantara mañana, debe haber cambios aquí (porque) los cubanos no podrán darse cuenta de su potencial sin cambio continúo aquí en Cuba"

Barack Obama también tuvo un recuerdo para los cubanos que viven en EE UU. "Hay tantos exiliados cubanos con memorias dolorosas... aman Cuba. Una parte de ellos considera éste como su hogar", dijo. Para ellos, el proceso de restablecimiento de relaciones no es una cuestión política, "sino de la familia".

El mandatario se dirigió a los jóvenes, pidiendo que miren hacia el futuro con esperanza, y recordó la importancia de ampliar el acceso a internet en la Isla. "Sé que Cuba siempre resaltará por el talento del pueblo cubano, esa es su fortaleza", agregó.

No han faltado referencias, en el plano internacional, a los atentados de este martes en Bruselas y al proceso de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) supervisado este lunes por el secretario de Estado, John Kerry.

Al discurso de Obama en el Gran Teatro de La Habana asistieron unas mil personas, la mayoría de ellas invitadas por el Gobierno de Estados Unidos, entre las que se encontraba también la bailarina Alicia Alonso. El discurso fue el primer acto del día en su agenda, que seguirá con un encuentro con representantes de la sociedad civil independiente y la disidencia en la Embajada de EE UU, y su asistencia al partido de béisbol amistoso entre el equipo nacional de Cuba y los Tampa Bay Rays.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 206