Últimos preparativos en el Estadio Latinoamericano antes del juego de los Tampa Bay contra Cuba

Al encuentro asistirá el presidente Obama. El equipo estadounidense ya ha aterrizado en La Habana

El equipo llegó esta noche a La Habana y se produjo un emotivo encuentro, el de Dayron Varona con su familia radicada en Cuba después de tres años sin verse. (@RaysBaseball)
El equipo llegó esta noche a La Habana y se produjo un emotivo encuentro, el de Dayron Varona con su familia radicada en Cuba después de tres años sin verse. (@RaysBaseball)

El terreno del Estadio Latinoamericano ha sido regado con un biofertilizante que busca homogeneizar el color de la hierba para que en dos días esté en óptimas condiciones. La iniciativa forma parte de los reacondicionamientos a los que se ha visto sometido el veterano estadio para acoger este martes el juego de los Tampa Bay contra el equipo Cuba que contará con la presencia del presidente Obama.

A pesar del movimiento en las últimas semanas, las autoridades deportivas de la Isla insisten en que los arreglos no son para que jueguen las Grandes Ligas, sino los peloteros cubanos. La prensa oficial, en cambio, ha tenido que reconocer que "las Grandes Ligas han aportado no solo especialistas, sino también maquinarias y materiales". Se estima que las reparaciones en el coloso continúen hasta el 2020.

Este domingo también comenzó a entrenar en este estadio la selección cubana, encabezada por Víctor Mesa, quien recientemente declaró a la prensa oficial: "Me convencieron de que no debía dejar el béisbol". También asistirán, entre otros, Rey Vicente Anglada, Orestes Kindelán, José Manuel Cortina, Rogelio García, Pedro Luis Lazo, Omar Ajete, y con el apoyo en la dirección de Javier Méndez (auxiliar de banca), Roger Machado (coach de primera) y Jorge Ricardo Gallardo (coach de tercera)

Este domingo también comenzó a entrenar en este estadio la selección cubana, encabezada por Víctor Mesa

"No agotaremos a ningún pitcher", ha afirmado el mentor antes de agregar: "Aunque nos encontramos ante un juego simbólico, siempre lucharemos para ganar, y si un lanzador está dominando lo dejaremos, sin que sobrepase nunca los tres innings". En el equipo cubano estará compuesto por 19 jugadores de campo y 11 lanzadores.

Los Tampa Bay Rays dirigidos por Joe Maddon, pertenecen a la fuerte División Este de la Liga Americana —con los Orioles de Baltimore, los Medias Rojas de Boston, los Yankees de New York y los Azulejos de Toronto— y fueron seleccionados para venir a Cuba en un sorteo entre los clubes interesados. Surgidos en St. Petersburg, Florida, en 1998, nunca han ganado una Serie Mundial, pero sí una Liga Americana, en 2008, y, en la División Este en 2008 y 2010. El equipo, que llegó esta madrugada a Cuba, ha publicado varias fotos del viaje en su perfil de Twitter. El momento más emotivo se produjo cuando Dayron Varona se abrazó a sus familiares residentes en Cuba después de tres años sin verlos.

Entre sus mejores jugadores actuales se encuentra el tercera base Evan Longoria, nacido en octubre de 1985, con 69 jonrones y 282 de average. Entró en el equipo en 2007 y ya en 2008 fue Novato del Año de la Liga Americana. Posteriormente, hizo el Todos Estrellas en 2009 y 2010 y fue elegido Guante de Oro en esos mismos años. Ha bateado 20 o más jonrones en tres temporadas.

El equipo de Tampa no está contemplado dentro de los de gran presupuesto en las Grandes Ligas. Tienen el cuarto mejor récord en las Ligas Mayores desde 2008, cuando llegaron a la Serie Mundial. En victorias, van detrás de los Yankees de New York, los Cardenales de San Luis y los Angelinos de Los Ángeles. Han tenido a jugadores como Vinicio Castilla, José Canseco, Fred McGrill, Fernando Rodney, Carl Crawfor y Rafael Soriano. Se caracterizan por un eficaz pitcheo abridor eficaz y una férrea defensa.

La llegada de este equipo de las Grandes Ligas norteamericanas coincide con el anuncio hecho por el gobierno de EE UU según el cual los jugadores cubanos residentes en la Isla podrían firmar contratos con clubes del país norteño, en el marco de una normativa que permite a ciudadanos cubanos trabajar y cobrar salarios de compañías estadounidenses.

De ese modo, ahora será legal para las franquicias de Grandes Ligas contratar directamente a peloteros de la Isla, cuando hasta ahora era requisito que se establecieran fuera de Cuba, según exigía el Departamento del Tesoro. Como los salarios se pagarían directamente a los jugadores, y no al gobierno de la Isla, no habría conflicto con la política del embargo aún vigente. Dependerá ahora del gobierno cubano si autoriza o no esos contratos.

"Esta apertura es lo que estábamos esperando, así los atletas no tendrán que desertar ni renunciar a su nacionalidad", declaró entusiasmado El Niño Linares

"Esta apertura es lo que estábamos esperando, así los atletas no tendrán que desertar ni renunciar a su nacionalidad", declaró entusiasmado El Niño Linares, un grande del béisbol cubano de todos los tiempos, integrante del equipo que en 1999 jugó con los Orioles de Baltimore.

Otro de los que se mostró satisfecho con la medida fue Víctor Mesa. "Es muy bueno, sobre todo para que no nos sigan llevando peloteros", declaró. El mánager aseguró, además, que los cubanos "hace rato" querían que mejoraran las relaciones con EE UU. "Pero sobre todo queríamos que nuestros peloteros jugaran con el permiso de las Grandes Ligas. Yo he soñado con este momento y creo que la vida me está dando la oportunidad de ver estas cosas. Estoy emocionado y contento con todo lo que está pasando", agregó.

Por otra parte, Heriberto Suárez, comisionado nacional de béisbol, confirmó que una selección cubana estará por primera vez en la liga independiente canadiense americana. Disputará 19 partidos entre el 9 de junio y el 1º de julio en Ottawa, New York y Rockland, y es probable que también se realicen al menos tres juegos con equipos de Ligas Menores de Washington.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0