'The New York Times' anima al canje de los tres espías cubanos por Alan Gross

El diario norteamericano The New York Times dedica un nuevo editorial a la reconstrucción de las relaciones entre Cuba y EE UU, el cuarto consecutivo en un mes, proponiendo esta vez el canje de Alan Gross por los tres espías cubanos del grupo de "los cinco" que aún permanecen encarcelados en EE UU. El caso de Gross se ha convertido, según el editorial "en el principal obstáculo para lograr un avance diplomático".

"Solo hay una manera viable de retirar a Gross de una ecuación suficientemente compleja. La administración Obama debe canjearlo por tres espías cubanos que llevan más de 16 años tras las rejas en Estados Unidos", asegura el diario en su editorial.

Alan Gross fue condenado a 15 años de prisión en Cuba en 2011 por "actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado". El contratista intentaba instalar una red de Internet para la pequeña comunidad judía de la Isla. Su liberación, especialmente desde que su salud es más frágil, es un importante objetivo para el Gobierno norteamericano, pero Cuba exige como contrapartida el regreso de los tres cubanos del grupo conocido como "los cinco".

"Los cinco", considerados héroes en La Habana, son para Estados Unidos un grupo de espías pertenecientes a la Red Avispa. Fueron condenados en 2001 a largas penas de cárcel por dedicarse a recoger información sensible que afectaba la seguridad nacional y conspirar para asesinar a cuatro pilotos del grupo Hermanos al Rescate, derribados en aguas internacionales por aviones cubanos gracias a las informaciones que proporcionaron. Del grupo, dos han regresado a Cuba y otros dos parece que lo harán en breve, el principal escollo sigue siendo Gerardo Hernández, considerado cabecilla del grupo y condenado a cadena perpetua.

"Entidades independientes, incluido un panel de Naciones Unidas que evalúa detenciones arbitrarias, y Amnistía Internacional, han sido críticas del proceso judicial. La percepción del caso en Cuba, donde los espías son vistos como víctimas, desafortunadamente ha incentivado a que el gobierno de la Isla trate a Gross como una pieza canjeable", señala The New York Times.

En el editorial, el diario recuerda el deterioro de la salud de Alan Gross y advierte de que si llegase a fallecer en Cuba, las relaciones serían irreparables por lo que llama a actuar lo más rápido posible. "Obama tiene que reconocer que esto es enteramente evitable, pero hay que actuar pronto", concluye.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 44