Voces del periodismo oficial arremeten contra un corresponsal extranjero

Captura de pantalla del artículo que provocó la ola de críticas en el blog de Fernando Ravsberg. (Cortesía)
Captura de pantalla del artículo que provocó la ola de críticas en el blog de Fernando Ravsberg. (Cortesía)

La polémica entre el ala más radical del periodismo oficialista cubano y el corresponsal de origen uruguayo residente en Cuba, Fernando Ravsberg, sube de tono.

Las últimas ráfagas de los más ortodoxos defensores del periodismo revolucionario exponen nueve supuestas noticias falsas del comunicador. El listado viene precedido de una resucitada frase del exgobernante Fidel Castro, que en 2006 llamó al entonces corresponsal de BBC en La Habana “el más mentiroso”, por atreverse a cuestionar su revolución energética en medio de apagones.

No es nueva la animadversión hacia Ravsberg, que fue despedido de la BBC y ahora es corresponsal del diario español de izquierda Público. El pasado agosto la vicepresidenta de la Unión de Periodistas y Escritores (UPEC), Aixa Hevia lanzó los primeros dardos contra el comunicador por su defensa del defenestrado periodista oficial José Ramírez Pantoja, de Radio Holguín. En aquella ocasión llegó incluso a deslizar la idea de expulsarlo del país.

“La jauría viene con hambre atrasada”, respondió Ravsberg a través de su blog Cartas desde Cuba .

El pasado agosto la vicepresidenta de la Unión de Periodistas y Escritores, Aixa Hevia lanzó los primeros dardos contra el comunicador por su defensa del defenestrado periodista oficial José Ramírez Pantoja, de Radio Holguín

“Gritan que formo parte de una conjura de los monopolios internacionales de la información contra la Revolución Cubana pero silencian que trabajo en un medio de izquierda. Lo callan porque no les es útil en sus sucias campañas de difamación”, argumenta.

La nueva polémica surgió cuando Ravsberg publicó en su blog una nota crítica sobre la economía cubana que iba acompañada por una caricatura de una tortuga que a su paso dejaba un rastro con los colores de la bandera cubana. Esto llevó a que varios periodistas oficiales se sintiesen especialmente ofendidos.

Carlos Luque Zayas lanzó la primera piedra desde un blog. Bajo el título Ravsberg: del insulto a la manipulación , el periodista escribió un artículo para "protestar" por el uso de los símbolos nacionales. Le siguió desde Granma, órgano oficial del Partido Comunista, Pedro de la Hoz: “Se puede estar o no de acuerdo con el contenido de la polémica nota, pero la grotesca manipulación de uno de nuestros símbolos patrios no debe ser pasada por alto”.

Ravsberg contraataca diciendo que en los medios cubanos la imagen de la bandera se usa indiscriminadamente. Pone como ejemplo el caso de las “miles de banderas” sobre las cuales se camina en cada desfile organizado por las autoridades en la Plaza de la Revolución.

Para el periodista uruguayo, quien lleva más de 20 años trabajando como corresponsal para medios extranjeros en la Isla, “hay mucho más que patriotas ofendidos” detrás de los ataques contra su labor.

Para el periodista uruguayo, quien lleva más de 20 años trabajando como corresponsal para medios extranjeros en la Isla, “hay mucho más que patriotas ofendidos” detrás de los ataques contra su labor

“Hay una campaña organizada por los extremistas”, dice, con el propósito "desde hace años" de el Gobierno cubano lo expulse del país.

“No soportan una voz diferente, ni una óptica distinta. Para los extremistas la única verdad es ‘su verdad’ y todos los demás criterios deben desaparecer o por lo menos mantenerse en un temeroso silencio mientras ellos se convierten en la única voz”, agrega.

En la blogósfera revolucionaria hay incluso quien cuestiona su seriedad periodística. Iroel Sánchez, uno de los blogueros más sectarios de la Isla y además crítico acérrimo de Ravsberg, lo acusa de ser “promotor de entrevistas apócrifas suscritas por anónimos autores”.

Ravsberg, que fue criticado en el pasado por su cercanía con el régimen, se defiende diciendo que “por mucho que hagan las fuerzas oscurantistas”, Cuba avanza.

Según el comunicador, de los medios digitales alternativos, surgidos durante los últimos años en la Isla, “nació ya una forma de hacer un periodismo alejado de los tópicos infantiles de los extremos”.

“Reclaman al Gobierno que utilice la fuerza porque ellos se saben incapaces de participar en una batalla de ideas, donde se combate con argumentos y propuestas”.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12