Las medidas para abaratar los productos agrícolas no dan el resultado previsto

Venta de fruta en un mercado. (14ymedio)
Venta de fruta en un mercado. (14ymedio)

(EFE).- El experimento impulsado hace un año por el Gobierno cubano para flexibilizar la comercialización de productos agrícolas y abaratarlos con medidas como la eliminación de intermediarios no ha obtenido los resultados esperados, afirmó hoy el diario oficial Granma.

"Los resultados preliminares siguen sin influir positivamente en el bolsillo de la gente", indicó una investigación publicada por el periódico sobre el polémico tema de la oferta agrícola, un asunto al que el Gobierno ha dado prioridad y que afecta el día a día de los cubanos a la hora de adquirir alimentos.

Las nuevas medidas comenzaron a aplicarse de forma experimental en 2013 en las provincias occidentales de La Habana, Mayabeque y Artemisa, regiones de peso agropecuario, para simplificar los mecanismos de distribución y venta.

En concreto, se liberó la comercialización y los agricultores pudieron vender directamente en los mercados, se admitieron puntos de venta a precios de oferta y demanda, y en general se eliminaron barreras entre productores y consumidores.

Pero la eliminación de intermediarios en la compraventa de viandas, hortalizas, frutales o granos frescos no ha estabilizado ni disminuido los precios, resaltó el diario.

Muchos vendedores en La Habana, por ejemplo, culpan del asunto a los altos precios que ya existen en el primer mercado agrícola mayorista creado en la isla y ubicado en esa ciudad, El Trigal.

Según Granma, varios entrevistados coincidieron en que los precios allí se agravan por problemas de transporte, clima, o escasez de fertilizantes y abonos, pero además algunos agricultores retienen los productos para guardarlos cuando escasee su oferta.

Fuentes del Ministerio de Comercio Interior indicaron que no hay cultura de compraventa, "se ha malinterpretado el llamado precio por acuerdo" y "los productores están copiando los precios del comercializador".

Aunque la producción agrícola en la isla creció en un 17,6 % en el primer semestre del año, el Ministerio de Agricultura señaló que aún no cubre la demanda y esa podría ser otra causa del problema.

Especialistas indican que una solución podría estar en abaratar los costos de producción, un viejo pendiente del campo cubano, en tanto fuentes del Ministerio de Finanzas y Precios indicaron que el Estado podría volver a "intervenir" en una modificación de precios pero tendría que ser con "sumo cuidado".

El "reordenamiento" del sector agrícola forma parte del plan de reformas económicas impulsadas por el presidente cubano, Raúl Castro, para "actualizar" el modelo económico socialista de la isla. En Cuba, el incremento de la producción de alimentos es considerado un asunto de "seguridad nacional" ya que el país importa anualmente el 80 % de los alimentos que consume con gastos millonarios.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12