Los alumnos de secundaria podrán ir a almorzar a sus casas

Transporte de meriendas escolares. (14ymedio)
Transporte de meriendas escolares. (14ymedio)

Más de una década de existencia y millones de pesos invertidos en la merienda escolar, pueden estar llegando a su fin. La ministra de Educación, Ena Elsa Velázquez, acaba de confirmar lo que desde hace meses alimentaba los rumores populares. Los estudiantes de la secundaria básica ya no tendrán que permanecer en las escuelas durante el horario de almuerzo y podrán decidir si consumir el pan y el yogurt de soya que entrega la institución docente.

Para el curso 2014–2015 se mantendrá la doble sesión en la enseñanza primaria y secundaria, aunque en esta última se permitirá que el alumno vaya a su casa en la pausa del mediodía. La medida va encaminada al ahorro de recursos y responde a reiteradas quejas de las familias sobre la obligatoriedad de permanecer en el centro escolar durante el horario de almuerzo. Según la ministra, "esto no significa la eliminación de la doble sesión ni la merienda escolar en secundaria básica".

En el curso 2003-2004 se implementó la doble sesión y, con ella, la merienda escolar a todos los centros de enseñanza secundaria del país. Antes se habían hecho pruebas piloto de su funcionalidad en las provincias de Pinar del Río y La Habana. La medida perseguía evitar que los estudiante deambularan por las calles y no regresaran a las actividades escolares previstas para la tarde. El programa llegó a tener unos 335.819 comensales en más de 700 Secundarias Básicas urbanas.

El refrigerio ha consistido durante todos estos años en un yogur de soya y un pan que contiene alguna proteína. Sin embargo, desde su implementación estuvo rodeado de críticas por parte de los padres y los estudiantes. Era común que muchos alumnos no consumieran la merienda escolar y prefiriesen un almuerzo preparado en casa que sus padres les acercaban a las escuelas.

Las quejas se dirigían también hacia los potenciales peligros epidemiológicos de trasladar la merienda escolar hasta cada centro docente. Un estudio realizado en 2011 por especialistas del Instituto de Nutrición e Higiene de los Alimentos y el Ministerio de Salud detectó afectaciones de la calidad sanitaria en el 48% de la muestras de yogur analizadas. Con el alza que vive el país en enfermedades diarreicas agudas, esa situación se vuelve aún más alarmante.

La merienda escolar irá saliendo poco a poco de escena sin un reconocimiento oficial de su final. Las autoridades educativas prefieren anunciar que le tocará "decidir a la familia y el propio educando" si ingerirá el pan con yogur o tomará el almuerzo en casa. La pregunta que surge ahora es si el Ministerio de Educación podrá movilizar todos los recursos de la confección y traslado del refrigerio para unos pocos alumnos en cada escuela. El tiempo dirá la última palabra.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12