El Gobierno desató una ola represiva contra periodistas tras el huracán Matthew

Maykel González Vivero fue detenido también cuando trabajaba cubriendo los daños causados por el huracán Matthew en Baracoa. (El Estornudo)
Maykel González Vivero fue detenido cuando trabajaba cubriendo los daños causados por el huracán Matthew en Baracoa. (El Estornudo)

La prensa independiente cubana fue especialmente acosada tras el paso del huracán Matthew por la zona oriental del país. Varios reporteros resultaron detenidos cuando intentaban cubrir la situación de los damnificados, informa la Asociación Pro Libertad de Prensa (APLP) en su último informe.

"La población de Baracoa se convirtió en el epicentro de las agresiones contra la prensa", asegura el texto, que señala entre los más afectados a los periodistas de Diario de Cuba, El Estornudo y Periodismo de Barrio.

La Comisión de Atención a Periodistas y sus Familiares de la APLP documentó 213 casos de violación de los derechos humanos y profesionales de periodistas durante 2016. El reporte muestra un pico de 43 ataques contra reporteros durante el mes de marzo, en fechas próximas a la visita del presidente estadounidense Barack Obama a la Isla.

Las agresiones contra la prensa incluyeron "arrestos arbitrarios, acoso, allanamiento de domicilios, amenazas de todo tipo (incluso de muerte), intentos de chantaje, condenas de cárcel, difamación, humillaciones y decomiso de los instrumentos de trabajo", continúa.

A pesar de este escenario, la organización independiente detalla que "pequeños grupos de periodistas han creado medios independientes" que "operan bajo los riesgos" que implica infringir la ley

A pesar de este escenario, la organización independiente detalla que "pequeños grupos de periodistas han creado medios independientes" que "operan bajo los riesgos" que implica infringir la ley. Considera que 2016 fue un año "significativo para la prensa cubana" pese a "los constantes bloqueos de páginas web" que lleva a cabo el Gobierno.

Como ejemplo de este clima negativo, el informe señala las presiones sobre la revista Convivencia, que llegó a su máximo punto de tensión en enero de 2017 con el arresto de la economista Karina Gálvez, acusada de evasión fiscal. La editora "no ha podido regresar a su vivienda por orden judicial" y "asegura que el delito ha sido prefabricado".

La APLP recomienda a los periodistas que "se comprometan con la ética que marcan los estándares internacionales del periodismo". La "divulgación de su trabajo entre los habitantes del territorio nacional", también se encuentra entre las sugerencias que aparecen en el informe.

El reporte de la APLP ha sido publicado escasas semanas después de que Freedom House colocara a Cuba entre los diez peores países del mundo en cuanto a libertad de prensa, según detalló en su informe anual.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23