Colas, quejas y buen negocio con la papa en Santiago de Cuba

Venta de papa en Santiago de Cuba. (Yosmani Mayeta/14ymedio)
Venta de papa en Santiago de Cuba. (Yosmani Mayeta/14ymedio)

En lo que va de año, los residentes de Santiago de Cuba apenas han podido disfrutar del sabor de la papa en sus platos. El tubérculo se ha distribuido en muy pocas cantidades y las colas para adquirirlo pueden comenzar la noche anterior si alguien corre la voz de que llegará el producto a determinado barrio. En algunos puntos de venta, como es el caso del mercado de la Alameda, han racionado a cinco libras por personas la cantidad que se puede comprar previa muestra del carné de identidad.

"La cola era muy larga y varias personas habían amanecido frente al mercado para ser los primeros", explica el administrador de la Alameda a 14ymedio para justificar la restricción. "Regulamos las papas a cinco libras y así alcanzarán para todos", añade. La presentación del documento de identidad va encaminada, según el funcionario, a que "una misma persona no haga la cola varias veces y darle oportunidad a todos".

La limitación en la cantidad no amilana a muchos que ya han encontrado la forma de salir del mercado con más de cinco libras de papa. Es el caso de Eloy Varón, que comenzó a hacer cola el lunes a las diez de la noche para comprar la mañana siguiente. "Cuando llegué ya había más de 15 personas esperando y cogí varios turnos para algunos miembros de mi familia", detalla con picardía.

Mayelín Bermúdez vino con dos de sus sobrinas para lograr algunas libras de más y refiere que es "la primera vez en este año" que está cerca de hacerse con algunas papas. Su testimonio contrasta con las declaraciones de autoridades del Ministerio de la Agricultura, que aseguraron que la actual cosecha del tubérculo superaba notablemente la del año pasado.

La producción de papas en 2014 se desplomó en relación con el año anterior. Si en 2013 se habían logrado 106.000 toneladas del tubérculo en todo el país, el año recién concluido apenas alcanzó las 53.000 toneladas. Ambas cifras están muy alejadas del pico del año 2000 cuando se recogieron 348.000 toneladas.

"Antes eran más de 10 libras por consumidor y después de que la liberasen, el carné de identidad ha venido a hacer la función de la libreta de racionamiento", decía una clienta

Los productores apuntan a problemas con los insumos y el suministro de semillas como las causas principales de la disminución de la cosecha. La mayoría de las semillas se importan desde Holanda y Canadá a un costo que supera los 10 millones de dólares anuales. Por su parte, la variedad nacional, conocida como Romano, no logra altos rendimientos aunque es posible sembrarla más temprano que la simiente foránea, que llega al país a mediados de noviembre.

Los clientes, sin embargo, no quieren entender las razones del déficit de un alimento que podría paliar otras ausencias. A las afueras del mercado de la Alameda, una señora ironizaba sobre la "liberación" de la papa, que ha traído "la desaparición de la papa". "Los tiempos cambian, antes eran más de 10 libras por consumidor y después de que la liberasen, el carné de identidad ha venido a hacer la función de la libreta de racionamiento".

Los revendedores hacen su agosto en medio de la escasez y el precio de la papa en el mercado ilegal de Santiago de Cuba supera los 7 CUP la libra. Algunos clientes se quejaban y pedían castigo para los especuladores. "Ese es el juego que no podemos hacerle a los revendedores; los inspectores y la policía deberían estar en lugares como estos, controlándolo todo", comentaba un cliente que aguardaba este martes su turno para comprar papas. "La culpa no es de ellos, sino de las autoridades que no habilitan varios lugares a la vez porque le gusta la aglomeración de personas y el desorden", añadía sin embargo .

Al salir las primeras luces del día, varios compradores que esperaban la apertura del céntrico mercado santiaguero, se dispusieron a revender su puesto en la cola por 25 CUP. Un negocio redondo.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15