El ministro del Interior estrena su cargo con una ola represiva en todo el país

Un fuerte registro policial acompañado de la detención de Karina Gálvez marcó esta jornada en Pinar del Río. (Convivencia)
Un fuerte registro policial acompañado de la detención de Karina Gálvez marcó esta jornada en Pinar del Río. (Convivencia)

Mientras en Estados Unidos el nominado para secretario de Estado, Rex Tillerson dejaba claro que los derechos humanos serán un punto importante en la política de Washington hacia Cuba, las fuerzas policiales de la Isla llevaban acciones represivas en distintos puntos del país.

“El aumento de la represión se debe a varias causas, entre ellas un pulso que el Gobierno está haciendo en los últimos días de la administración de Barack Obama para dejarle claro a Trump de que a ellos no les importa el cambio de política que han anunciado hacia Cuba”, dice desde Santiago de Cuba José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Ferrer denunció el arresto de Jesús Romero y Alexis Rodríguez, activistas de su organización que fueron acusados de "poner un cartel opositor en el centro de la ciudad".

La Unpacu también cuenta entre sus detenidos en las últimas horas a su coordinador, Ovidio Martín Castellanos, y al cantante Yuniel Aguilera.

"Después de la muerte de su hermano, Raúl Castro necesita incrementar los niveles de terror para mantener el poder”, dice Ferrer, quien asegura que el Gobierno está dispuesto a todo para eliminar cualquier atisbo de disidencia.

“El aumento de la represión se debe al pulso que el Gobierno está haciendo en los últimos días de la administración de Barack Obama para dejarle claro a Trump de que a ellos no les importa el cambio de política que han anunciado hacia Cuba”

“Ellos saben que la gente está cansada de lo mismo. Cuando en abril movilizamos más de 1.000 personas la policía política nos dijo que nunca más haríamos algo así”, agrega.

En el otro extremo de la Isla, la editora de la revista Convivencia, Karina Gálvez fue víctima del allanamiento de su morada, que terminó siendo precintada. En estos momentos Galvez, economista de profesión y con 48 años, se encuentra detenida por el supuesto delito de evasión fiscal.

El director del Centro de Estudios Convivencia, Dagoberto Valdés Hernández, calificó la escalada contra el proyecto cívico que preside, incluyendo la suspensión de un encuentro y múltiples detenciones, como acciones de “hostigamiento” de la Seguridad del Estado.

Durante esta jornada también fue detenido el opositor Óscar Elías Biscet, fundador del Proyecto Emilia, que busca el cambio de Gobierno en la Isla por la vía de una sublevación popular.  Tras algunas horas, Biscet, que es médico y sufrió largos años de cárcel, fue liberado.

Los activistas Eduardo Quintana Suárez, José Omar Lorenzo Pimienta y Yoan Álvarez, que pertenecen a la misma organización, fueron también fueron arrestados, según reportó El Nuevo Herald.

La activista Martha Beatriz Roque fue detenida cuando intentó asistir al esparcimiento de las cenizas del recientemente fallecido opositor Félix Antonio Bonne Carcassés. Según explicó a 14ymedio, su detención duró hasta las dos de la tarde de este miércoles.

El opositor René Gómez Manzano dijo a este diario que “apelaron” a su cordura para que no asistiera a la ceremonia donde serían esparcidas las cenizas, aunque finalmente logró hacerlo.

Esta ola represiva se desarrolla pocas horas después de la sustitución del recién fallecido ministro del Interior, Carlos Fernández Gondín, por el vicealmirante Julio César Gandarilla

Según denunció el Directorio Democrático a través de una nota de prensa en la ciudad de Holguín, la activista de derechos humanos Maydolis Leiva Portelles, junto a sus tres hijos, detenidos desde el 27 de noviembre del 2016, fueron conducidos a juicio.

La familia entera, informa la nota de prensa, incluyendo dos menores de edad, fue objeto de un acto de repudio que incluyó el “allanamiento violento del hogar, golpizas, robo de propiedades personales”.

Esta ola represiva se desarrolla pocas horas después de la sustitución del recién fallecido ministro del Interior, Carlos Fernández Gondín, por el vicealmirante Julio César Gandarilla. Entre otras prerrogativas, quien controla la cartera del Interior también ejerce el mando sobre la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria.

“Con el [anterior] la represión era bastante grande, aunque hay que decir que en Cuba un ministro no puede hacer nada sin que Raúl Castro se lo autorice. La política que llevaba Gondín va continuar con Gandarilla. Tendremos más represión a medida que el descontento se incremente”, dice José Daniel Ferrer.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45