Los médicos cubanos están esclavizados, dice ‘The Wall Street Journal’

La columna 'Cuba’s Slave Trade in Doctors' en 'The Wall Street Journal'.
La columna 'Cuba’s Slave Trade in Doctors' en 'The Wall Street Journal'.

En un artículo publicado ayer domingo, The Wall Street Journal arremete en contra de la "diplomacia de los médicos" llevada a cabo por la Isla a través del envío de personal sanitario al extranjero. El diario compara el sistema con el "comercio de esclavos", a pesar de los elogios internacionales.

La columnista Mary Anastasia O'Grady, sin embargo, asegura que los médicos que viajan a países pobres "no son un regalo de Cuba", ya que la Isla gana unos 8.000 millones de dólares al año a costa de los trabajadores a través de los pagos que recibe del país anfitrión –como en el caso de Venezuela– o de otros países que envían fondos a la Organización Mundial de la Salud. O'Grady recuerda que el personal médico no recibe directamente su remuneración y que este dinero pasa a las arcas del Estado, que solo dedica una pequeña parte a los salarios.

"Es el crimen perfecto: al enviar a sus súbditos al exterior a ayudar a personas pobres, el régimen se gana la imagen de un contribuidor desinteresado a la comunidad global pese a que explota a trabajadores y se enriquece a costa de ellos", escribe la columnista. "Este es un gran negocio, que si no fuera realizado por marxistas mafiosos seguramente ofendería a los periodistas. En cambio, se lo tragan".

O'Grady insiste en que "la trata de personas no es algo nuevo para La Habana ni se limita a la profesión médica". Rechazar la participación en una misión, puede significar la pérdida del empleo, como denunció desde Madrid el doctor cubano Antonio Guedes a la cadena internacional de televisión alemana DW, o tener consecuencias sobre el acceso a la universidad de los hijos.

En 2008, unos trabajadores denunciaron ante la justicia estadounidense las duras condiciones de trabajo y un sueldo de tres centavos por hora recibido durante una misión a Curaçao donde fueron a trabajar a cambio de la deuda de Cuba con Curaçao Drydock Company. Los familiares de los demandantes, según informó el diario estadounidense The Christian Science Monitor, "perdieron empleos y acceso a la educación y sufrieron el acoso de pandillas".

La columnista destaca que el envío de personal médico al extranjero está generando una escasez de doctores en Cuba, pese a la delicada situación epidemiológica que vive la Isla, afectada por brotes de dengue y cólera.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 31