Un examen de matemáticas blindado contra el fraude

"Esto está más protegido que la Plaza de la Revolución", bromeaba este lunes un adolescente justo antes de entrar al examen de matemáticas para el ingreso a la universidad. Ayer, en decenas de escuelas a lo largo del país tuvo lugar la difícil prueba para entrar a la enseñanza superior. El rigor del contenido a evaluar ha aumentado este año, después de una secuencia de casos de fraude que empañaron la convocatoria pasada.

La Comisión Nacional de Ingreso y Ubicación Laboral del Ministerio de Educación Superior hizo un llamado previo a la "disciplina, la puntualidad y el rigor" para llevar a cabo el proceso de acceso a la universidad. En esta ocasión se han reforzado también los controles para trasladar y proteger las hojas que contienen los exámenes de ingreso. "La cadena de custodia ha estado garantizada", se ufanaba este lunes una profesora a las afueras del preuniversitario de Habana Vieja mientras respondía las preguntas de algunos padres curiosos que se congregaron en el lugar desde tempranas horas de la mañana.

El rigor no sólo se ha expresado en mayores controles al distribuir los exámenes sino también en la dificultad de las pruebas. "Han tirado un chícharo", se quejaba a la salida un joven, para quien el "problema estuvo complicado y la pregunta de las ecuaciones tenía algo de trampa". En conversaciones con 14ymedio, varios estudiantes expresaron sus sospechas de que la complejidad del examen pretendía servir como "escarmiento" para que no se repitieran las irregularidades del curso anterior.

El Tribunal Municipal Popular de Marianao impuso, en noviembre pasado, penas severas a los responsables de la filtración de un examen durante el proceso de ingreso a la enseñanza superior del curso escolar 2014-2015 en la provincia de La Habana. Un hecho similar se repitió en la Facultad de Medicina de Santiago de Cuba, donde se filtraron las pruebas de Anatomía y Estadística de segundo año, inglés de cuarto y la conocida Prueba Estatal a la que tienen que enfrentarse los estudiantes de sexto año.

Los profesores y metodólogos involucrados en e escándalo recibieron condenas de 18 meses a 8 años de cárcel. Durante la investigación policial se reveló que varios de estos profesores preparaban a grupos de estudiantes, sin autorización legal, a partir de las preguntas filtradas de los exámenes. La figura del "repasador" extraescolar se ha popularizado en Cuba para apuntalar el deterioro de la calidad de la enseñanza.

La figura del “repasador” extraescolar se ha popularizado en Cuba para apuntalar el deterioro de la calidad de la enseñanza

Los hechos llevaron a la repetición del examen de matemáticas realizado el 6 de mayo de 2014, a la modificación de los de español e historia y a "las convocatorias extraordinarias de las tres asignaturas", según explicó en su momento el diario Granma. También en Santiago de Cuba fue necesaria la repetición de la prueba estatal y la invalidación de los títulos de Medicina por tiempo indefinido a los estudiantes implicados en la filtración.

Para evitar una repetición de ese tipo de incidentes en el examen de matemáticas de ayer, las hojas de la prueba fueron entregadas a funcionarios y directivos durante el fin de semana en sobres lacrados, con el requisito de una firma para abrirlos. "Este año se ha tratado de evitar que los profesores tengan acceso previo a las preguntas; solo se les ha permitido el contacto con las pruebas a los directores de escuelas y a los jefes de cátedra", aseguraba una metodóloga del municipio Playa.

La prensa oficial se hizo eco de las palabras de René Sánchez, –presidente de la Comisión Nacional de Ingreso y Ubicación Laboral del Ministerio de Educación Superior – para quien la actual convocatoria se caracteriza por la "transparencia" y la "limpieza". Según explicó el funcionario, al lema "la universidad es para los revolucionarios" hay que agregarle ahora que no hay acceso "para los fraudulentos".

Este año, la mayoría de las plazas universitarias corresponden a carreras de ciencias médicas, pedagógicas, técnicas y agropecuarias. Los egresados del preuniversitario compiten por un total de 57.375 cupos en las modalidades de cursos diurnos y los llamados cursos por encuentro. Aunque hay más plazas que estudiantes realizando los exámenes de ingresos, muchas de las ofertas no son del interés de los más jóvenes. Las carreras pedagógicas y agrarias se ubican entre las peor consideradas por los alumnos, que las ven como un camino de sacrificios con escaso reconocimiento salarial y social.

En pocos días, y una vez publicados los resultados de los exámenes, los estudiantes podrán solicitar un proceso de recalificación o de revisión de notas.

El próximo 30 de abril tendrá lugar el examen de español de acceso a la universidad y el 4 de mayo el de historia de Cuba. Mientras que las convocatorias extraordinarias de todas estas pruebas tendrán lugar entre el 18 y el 24 de junio próximos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 17