La versión cubana de Facebook no convence a los usuarios

La red social cubana La Tendedera.
La red social cubana La Tendedera.

Aunque sus organizadores lo niegan, La Tendedera pretende emular Facebook en el interior de Cuba. La competencia es dura porque entre los más jóvenes de la Isla la red social de Mark Zuckerberg cuenta con muchos adeptos. A más de un año de su creación, esta competidora criolla solo ha logrado atraer a 4.500 usuarios, de los cuales no hay cifras claras de cuántos están realmente activos.

En una entrevista publicada el miércoles por el diario Juventud Rebelde, Kirenia Fagundo, líder del proyecto Cuba Va, en el que se enmarca La Tendedera, cuenta a los lectores los obstáculos y retos que enfrenta el sitio digital. En un principio la red social estuvo concebida para quienes no tienen acceso a Internet, explica la joven. Sin embargo, actualmente solo es posible acceder desde los locales de los Joven Club de Computación, lo cual lastra su extensión y agrega molestias al usuario.

Presentada al público el 7 de septiembre del año pasado, La Tendedera no logró ser hospedada en un centro de datos nacional de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), lo cual " facilitaría la conectividad desde la intranet". Los programadores no quisieron aguardar a que esa parte estuviera lista y abrieron el acceso al público para quienes asistieran a los Joven Club. Un error que ha ido en detrimento de la calidad y extensión del servicio.

La lentitud a la hora de cargar la página web es una de las inconformidades más señaladas por los usuarios de La Tendera. La plataforma resulta muy pesada para la baja velocidad de las redes cubanas. Aunque, según Fagundo, se espera que en los próximos meses una versión más ligera sea hospedada en los servidores de ETECSA y finalmente quede accesible desde la intranet nacional.

La crítica más extendida es la imposibilidad de interactuar con usuarios más allá de las fronteras nacionales

Al indagar entre varios usuarios, sale a relucir que no solo la velocidad y las restricciones de acceso conspiran contra este émulo criollo de Facebook. La crítica más extendida, y no recogida por el diario Juventud Rebelde, es la imposibilidad de interactuar con usuarios más allá de las fronteras nacionales. Solo se puede contactar con otros clientes nacionales que se hayan inscrito en el servicio. "Si viajo fuera del país tampoco puedo mantener actualizado el perfil, porque solo hay acceso desde dentro de Cuba" refiere Julián Casanovas, estudiante de preuniversitario.

El anuncio hace algunas semanas de que los Joven Club comenzarían a cobrar sus servicios, ha sido un nuevo obstáculo para La Tendedera, aunque todavía no se ha implementado el cobro en la mayoría de estos locales. "Si ahora entra poca gente, imagínate cuando haya que pagar por hacerlo", explica el administrador de uno de estos locales en el municipio Plaza de la Revolución, quien pidió el anonimato.

Los creadores de La Tendedera parecen no haber aprendido la lección. A pesar de las grandes limitaciones que le imponen la lentitud y la poca conectividad de las redes cubanas, se proponen crear una versión nacional de Twitter al que han llamado provisionalmente Pitazo. ¿Languidecerá también este nuevo proyecto ante la indiferencia de los usuarios y la competencia de las grandes redes sociales? La respuesta ya puede anticiparse. Los usuarios cubanos no parecen estar dispuestos a conformarse con remedos.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 42