Cinco datos curiosos que no conocías sobre los puros cubanos

Los puros cubanos, también conocidos como habanos, son cigarros de gran fama internacional, muy codiciados en el mercado por su alta calidad y características. Más que un simple tabaco, los habanos representan comodidad material y una tradición imborrable de la cultura cubana.

En esta oportunidad, te contaremos 5 curiosidades que seguro no conocías sobre el tabaco que para muchos sigue siendo el mejor y más popular del mundo.

1. Aproximadamente 200 pares de manos tocan cada cigarro

Para sorpresa de muchos, el tabaco no se originó en Cuba, sino en Sudamérica, pero este país ha sido el santuario de la producción y cultura del tabaco. El proceso de fabricación en la Isla es sumamente complejo y 100% artesanal, y comprende varias etapas:

  • Siembra de las semillas de la planta de tabaco.
  • Recolección de las hojas de tabaco.
  • Curación o secado de las hojas.
  • Doble fermentación de las hojas.
  • Torcido del cigarro, que da origen al puro.

Desde que se plantan las semillas de la planta de tabaco, hasta la elaboración del producto final, el habano pasa por aproximadamente 500 procesos artesanales, y es manejado por 200 pares de manos.

A pesar de las restricciones impuestas por el Gobierno de Estados Unidos para la compra de tabaco a Cuba, estos cigarros siguen siendo uno de los recuerdos más codiciados por los turistas que visitan la Isla. No existe nada más artesanal que un habano, cuyo proceso de fabricación toma hasta 2 años.

2. Un puro cubano se fabrica con diferentes tabacos

El habano pasa por aproximadamente 500 procesos artesanales, y es manejado por 200 pares de manos
El habano pasa por aproximadamente 500 procesos artesanales, y es manejado por 200 pares de manos

Muchas personas se preguntan por qué el precio del habano es elevado, y es que se necesitan hasta seis tipos de hojas de tabaco diferentes para elaborar un puro cubano. De hecho, cada hoja se cultiva y prepara para un determinado fin.

Se utilizan tres tipos de hoja para armar lo que sería la estructura interna o "tripa" del habano:

  • Volado: es una hoja débil de alta combustión.
  • Seco: su resistencia es media y es la que aporta el aroma característico de un habano.
  • Ligero: es la hoja más resistente y con menor combustión, responsable del sabor de este tipo de tabaco.

Luego se añaden tres tipos de hojas adicionales para formar la cobertura del puro cubano:

  • Medio tiempo: una hoja muy fuerte que no siempre se incorpora en la elaboración del tabaco.
  • Capote: es la hoja que define la forma del habano y envuelve el resto de las hojas en su interior.
  • Capa: la hoja más elástica que funciona como envoltorio del tabaco y es la que le da su apariencia elegante.

Actualmente, existen muchos problemas en el sector agropecuario cubano que merman la capacidad de producción de este producto de gran calidad y tradición.

3. ¿Sabes quién inventó la vitola de los puros?

La vitola es uno de los elementos más característicos de los puros; se trata de un lazo de papel o aluminio que se coloca alrededor del puro y denota su origen, marca o variedad. Este distintivo se utiliza en la fabricación de tabacos desde 1830 y se le ocurrió a Gustave Bock, un inmigrante europeo que fabricaba habanos en Cuba para exportarlos a Europa.

Bock ordenaba insertar anillos de papel en cada habano con su firma para indicar que sus productos eran originales y de prestigio. Esta práctica fue adoptada por todos los fabricantes de tabaco que registraban sus marcas, animando a los consumidores a comprar únicamente ejemplares que incluyesen una banda de puros.

Desde ese entonces, y durante casi 200 años, se anillan los puros exportados de Cuba como una práctica fundamental que certifica su calidad y origen. De hecho, muchas personas se dedican a coleccionar las vitolas de los puros, bien sea para recordar momentos memorables o simplemente para enumerar toda la variedad de habanos que han probado.

Cada habano es único y para conocer mejor lo que distingue a cada ejemplar, puedes visitar esta guía de selección de habanos, que muestra todas sus variedades, incluyendo los aspectos que debes tener en cuenta para escoger el habano ideal para ti.

4. Los humidores de son esenciales

El papel del humidor de puros es vital para conservar correctamente el tabaco. Se trata de una caja de madera con las condiciones de humedad y temperatura ideales para conservar los habanos. La ausencia de este artefacto hace que los habanos se sequen o se pudran, dependiendo de las condiciones del entorno.

Por ejemplo, se ha demostrado que la humedad ideal para mantener los puros en buen estado debe ser de un 70%, ya que facilita que los sabores se añejen y que el tabaco se encienda de manera uniforme sin importar el tiempo que transcurra.

Es importante que los usuarios adquieran un humidor revestido de madera de cedro, ya que es el único material que ofrece estas condiciones. Además de conservar los habanos, un humidor favorece el añejamiento del tabaco, permitiendo que sus características no se estropeen sino todo lo contrario: que su sabor y aroma mejore con el tiempo.

Hoy en día existen humidores manuales, que utilizan esponjas humedecidas para mantener las condiciones de humedad apropiadas, y modelos electrónicos que trabajan emitiendo vapor de agua para este propósito.

5. La marca Cohiba no estaba destinada a la venta

Se necesitan hasta seis tipos de hojas de tabaco diferentes para elaborar un puro cubano
Se necesitan hasta seis tipos de hojas de tabaco diferentes para elaborar un puro cubano

Si ya has experimentado el mundo de los tabacos, sabrás que Cohiba es la marca de mayor prestigio. Sin embargo, no siempre se trató de una empresa comercial, ya que desde su creación en 1966 y durante muchos años más, esta marca fue exclusiva para regalar a personalidades famosas a nivel nacional e internacional, incluyendo presidentes.

De hecho, era una marca de uso personal para el presidente de Cuba de ese entonces, Fidel Castro, quien la utilizaba para agasajar a sus invitados más importantes. Hoy en día Cohiba sigue teniendo su sede en la fábrica El Laguito, ubicada en La Habana, y no fue sino hasta 1982 que abrió sus puertas al mercado mundial, vendiendo unidades de tabaco limitadas a los fumadores más exigentes.

El secreto del aroma y sabor peculiar que solo ofrece la marca Cohiba está en que sus hojas pasan por un proceso de fermentación adicional en barriles. De este modo, el resultado final es el puro más codiciado de todo el mundo.

0 Comentarios

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir: