Los restos de misiones Apolo en la Luna quedan protegidos por ley

EE UU promulga una normativa para que las nuevas misiones no alteren los viejos sitios de alunizaje

Vista del módulo de aterrizaje y el rover de la misión Apolo 16 en la Luna. (Europa Press/NASA)
Vista del módulo de aterrizaje y el rover de la misión Apolo 16 en la Luna. (Europa Press/NASA)

(EUROPA PRESS).- Estados Unidos ha promulgado su primera normativa que requiere que las entidades estadounidenses en nuevas misiones de la NASA a la Luna eviten perturbar los restos de las misiones Apolo de hace 50 años. La One Small Step to Protect Human Heritage in Space Act ("Un Pequeño Paso para Proteger el Patrimonio Humano") se convirtió en ley el pasado 31 de diciembre.

"Durante mucho tiempo he abogado por la preservación de los artefactos de Apolo, que tienen un profundo valor cultural, histórico y científico no solo para los Estados Unidos, sino para toda la humanidad", dijo el congresista demócrata por Texs Eddie Bernice Johnson, presidente de la Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología de la Cámara de Representantes, dijo en un comunicado, citado por collectspace.

La nueva ley ordena a la NASA que exija que las futuras misiones lunares bajo su ámbito cumplan con un conjunto de recomendaciones de "buenas prácticas" redactadas en 2011 "para proteger y preservar el valor histórico y científico de los artefactos lunares del gobierno de Estados Unidos".

Las recomendaciones, que hasta ahora no han sido vinculantes, abordan los caminos que deben seguir las naves espaciales al descender a la superficie lunar y definen "zonas de exclusión" para evitar la alteración intencionada o inadvertida de los sitios de alunizaje del Apolo

Las recomendaciones, que hasta ahora no han sido vinculantes, abordan los caminos que deben seguir las naves espaciales al descender a la superficie lunar y definen "zonas de exclusión" para evitar la alteración intencionada o inadvertida de los sitios de alunizaje del Apolo. Seis misiones aterrizaron en la Luna entre 1969 y 1972.

Las empresas comerciales de Estados Unidos y otras personas que busquen contratos, subvenciones u otros acuerdos para actividades lunares llevadas a cabo por, para o en asociación con la NASA deberán acordar mantenerse alejados de los sitios del patrimonio humano en la luna para ser elegibles para el apoyo solicitado.

Los Acuerdos de Artemisa –el programa liderado por la NASA para el regreso humano a la Luna–, que hasta la fecha han sido acordados por nueve países (Australia, Canadá, Italia, Japón, Luxemburgo, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos), también incluyen la preservación de los sitios del patrimonio humano entre sus diez directrices, que sirven como marco para que los socios internacionales participen en el programa.

La nueva ley se aplica a empresas como Intuitive Machines, Astrobotic y Masten Space Systems, que tienen contratos en virtud de la iniciativa Commercial Lunar Payload Services de la NASA para entregar cargas útiles científicas a la superficie de la luna. La ley también se aplica a SpaceX, Blue Origin y Dynetics, que están desarrollando sistemas de aterrizaje humano para el programa Artemis.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 17