Opera, el navegador que derrota la censura en Cuba

Al cubrirse con la capa de privacidad que le ofrece el VPN, el usuario podrá acceder a contenidos bloqueados en los servidores de la Isla, además de proteger su privacidad

En el navegador Opera, la red privada virtual está incorporada, es gratuita y no necesita suscripción. (CC)
En el navegador Opera, la red privada virtual está incorporada, es gratuita y no necesita suscripción. (CC)

El navegador Opera está empeñado en renovarse con funcionalidades que ayudan a explorar de manera cómoda, segura y privada la web. La más reciente versión de la herramienta noruega incluye también su tradicional VPN que está permitiendo a muchos usuarios cubanos acceder a sitios censurados en los servidores nacionales.

En Opera, la red privada virtual, (conocida como VPN por las siglas en inglés de Virtual Private Network) está incorporada, es gratuita y no necesita suscripción ni instalar extensiones adicionales. Basta habilitar el servicio en la sección de Opciones/Avanzado y a partir de ese momento aparece en la barra de direcciones un icono azul que muestra que se navega con la VPN activada. 

Si el internauta pincha sobre ese botón podrá revisar los datos de consumo, como la información de cuánto ha navegado a través de la red privada virtual y también podrá configurar desde qué país o región quiere simular que está navegando. En sus más recientes versiones se puede dejar la opción de "Ubicación óptima", que trae por defecto la VPN, o elegir entre las Américas, Europa y Asia.

Al activar la VPN, la dirección IP del internauta se reemplaza por otra virtual y de esa manera resultará más difícil que los sitios digitales rastreen la ubicación

Al activar la VPN, la dirección IP del internauta se reemplaza por otra virtual y de esa manera resultará más difícil que los sitios digitales rastreen la ubicación e identifiquen la computadora. Como añadido, también se bloquean muchas cookies de rastreo, aunque el interés fundamental para los cubanos radica en otra de sus funcionalidades.

Al cubrirse con la capa de privacidad que le ofrece el VPN, el usuario podrá acceder a contenidos bloqueados por región, además de proteger su privacidad. Con esto entrará a la mayor parte de los sitios censurados por el Gobierno cubano, según una amplia prueba hecha por 14ymedio que incluyó monitorear durante medio año a casi medio centenar de páginas bloqueadas.

Todos los medios de prensa presillados, como El Estornudo, Diario de Cuba, Cubanet, CiberCuba, ADN Cuba, Tremenda Nota y este diario, vuelven a quedar accesibles desde la nueva versión del navegador Opera, que se encuentra disponible no solo para los sistemas operativos de Windows, Linux y MacOs, sino también para iOS y Android, las plataformas que funcionan en los teléfonos móviles.

Mientras que la mayoría de los usuarios internacionales de Opera echan mano de su VPN para navegar en wifis públicas de aeropuertos, cafeterías y eventos y evitar así los peligros que estas conexiones conllevan, en nuestro país es una herramienta para evadir las tijeras y el fisgoneo oficial. 

Pruebas hechas desde las zonas wifi habilitadas en La Habana y desde el servicio de navegación 4G/LTE en los celulares han ofrecido buenas velocidades

El uso de VPN tiene, sin dudas, un impacto en el tiempo que tarda en cargar una página web. Sin embargo, pruebas hechas desde las zonas wifi habilitadas en La Habana y desde el servicio de navegación 4G/LTE en los celulares han ofrecido buenas velocidades que no distan mucho de las que se obtienen desde otros navegadores convencionales que no incluyen el servicio de una red privada virtual, como Chrome o Mozilla Firefox. 

El experimento también arrojó que Opera es más eficiente que el uso de páginas de proxys anónimos, muy populares en Cuba para sortear la censura y que muchas veces incluyen molestos banners de publicidad o no logran mostrar el sitio con todas sus funcionalidades.

Como añadido, el navegador noruego, que este año cumplió 24 abriles, no solo permite sortear la censura local sino también visitar varios de los servicios que por cuestiones del embargo estadounidense no son accesible o no se pueden utilizar en toda su extensión en la Isla. Como por ejemplo el servicio de pago PayPal, las opciones de monetización de YouTube y la plataforma Amazon.  

Los expertos, sin embargo, aseguran que lo que Opera denomina VPN en realidad es un proxy SSL que hace uso del protocolo TLSv1.3 para conectar a los internautas con un servidor intermediario, desde el que posteriormente se sale a la gran telaraña mundial con la dirección IP pública de este servicio. Un detalle técnico que poco influye a la hora de hacer uso de sus funcionalidades.

La única limitación hasta ahora es que, al ser una herramienta ubicada dentro del navegador, solo el tráfico de datos que fluye a través de Opera se enrutará por el servidor VPN

La única limitación hasta ahora es que, al ser una herramienta ubicada dentro del navegador, solo el tráfico de datos que fluye a través de Opera se enrutará por el servidor VPN, a diferencia de otros servicios de redes virtuales privadas que protegen y canalizan todos los datos que parten de una computadora o teléfono. Una buena parte de ellos son herramientas de pago, como NordVPN y PrivateVPN.

No obstante esta limitación, el rendimiento que proporciona el VPN de Opera en términos de velocidad y latencia resulta muy favorable para la navegación en las redes cubanas. Si a eso se le suma la ayuda que brinda este navegador para saltarse la censura gubernamental, se trata de una herramienta imprescindible en esta Isla. 

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 40