Las redes inalámbricas privadas ya no serán ilegales en Cuba

Las medidas entran en vigor el próximo 29 de julio, cuando se hacen efectivas dos resoluciones publicadas en la Gaceta Oficial de hoy

El Bullet es un dispositivo muy usado por los jóvenes cubanos para la creación de redes wifi. (14ymedio)
El Bullet es un dispositivo muy usado por los jóvenes cubanos para la creación de redes wifi. (14ymedio)

A partir de este verano los cubanos podrán usar legalmente dispositivos inalámbricos para conectarse a internet desde sus casas o para la creación de redes privadas, siempre que el uso de estos equipos no sea comercial.

El Gobierno ha publicado en la Gaceta Oficial dos resoluciones que organizan y legalizan tanto las interconexiones inalámbricas o cableadas entre comunidades como la conexión remota de personas a la red de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa). La normativa estará en vigor el próximo 29 de julio.

A partir de ese momento, cualquier persona natural podrá conectarse a la infraestructura de Etecsa vía wifi con dispositivos inalámbricos como antenas, NanoStation o Mikrotiks, muy populares en la Isla pero hasta el momento solo disponibles en el mercado negro.

Cualquier persona natural podrá conectarse a la infraestructura de Etecsa vía wifi con dispositivos inalámbricos como antenas, NanoStation o Mikrotiks en muy populares en el mercado negro de la Isla

Los usuarios de estas estructuras inalámbricas podrán usar las frecuencias de la banda de 2.400 Mhz a 2.483,5 Mhz, y de la banda de 5.725 Mhz a 5.850 Mhz.

Mientras las red inalámbrica sea solo de consumo doméstico para conectarse dentro de un domicilio no necesitará una licencia, pero cuando incluya varias viviendas o enlace varios puntos fuera de ellas el administrador deberá solicitar un permiso. En este caso, el precio será de 10 CUP y tendrá una vigencia de 5 años, además, solo será entregada al propietario del inmueble o, en el caso de los trabajadores por cuenta propia, la autorización del arrendador o dueño del local.

Los usuarios de redes dentro de un mismo domicilio no pueden exceder los 100 milivatio de potencia (unos 200 o 300 metros), lo que les permite reunirse y compartir archivos o jugar sin autorización.

También se habilita una licencia para las redes alámbricas e inalámbricas (LAN/WLAN) cuando el dispositivo se encuentre fuera del domicilio por un precio de 10 CUP y duración de dos años. Este tipo de redes permiten conectar un edificio o manzana siempre que no interfiera en la vía pública y no exceda el límite de 100 mW.

Según la prensa oficial, el Ministerio de las Comunicaciones habilitará una red minorista de equipos homologados para el uso adecuado de las redes privadas de datos, cuyas normas técnicas de frecuencia estarán a disposición del usuario en la web del organismo, así como el enlace a los productos y la marca del equipo.

Para importar un equipo, siempre y cuando no tenga carácter comercial, se debe solicitar autorización técnica a través de la web del Ministerio de Comunicaciones, mediante correo electrónico o de forma presencial en las Direcciones Territoriales de la Unidad Presupuestada Técnica de Control del Espectro Radioeléctrico.

El permiso se puede solicitar con anterioridad a la entrada del equipo en la Aduana, que lo revisará y comprobará que es el mismo que fue declarado, o al llegar a la Isla. En este caso se entregará en un plazo de 30 días, cuando se haya verificado que cumple con los requisitos.

El permiso se puede solicitar con anterioridad a la entrada del equipo en la Aduana, que lo revisará y comprobará que es el mismo que fue declarado, o al llegar a la Isla

Las redes inalámbricas privadas se han extendido en los últimos años en la Isla y han sido una alternativa a los problemas de conectividad a internet. Entre las más conocidas está la llamada SNet, una intranet de intercambio de archivos, mensajería instantánea y juegos que reúne a decenas de miles de usuarios en La Habana y otras ciudades.

Esa telaraña de conexiones no solo ofrece una experiencia de internet más barata sino que muchas veces también está libre de censura gracias a que el flujo de datos pasa a través de redes privadas virtuales (VPN, siglas de Virtual Private Network).

Las redadas policiales contra las redes inalámbricas y la confiscación de los dispositivos que la conforman han sido frecuentes. Especialmente contra aquellos usuarios que utilizan los nanoStation y los Mikrotiks para prolongar la señal wifi de Etecsa que permite la navegación web y cobrar por el servicio de redistribuir el servicio.

___________________________________________________________________________

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de 14ymedio. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 47