La Aduana desmiente rumores sobre restricciones a las importaciones personales

La entidad cataloga de falsos los reportes sobre nuevas disposiciones en el despacho aduanero de los viajeros que se publicaron originalmente en el sitio digital 'Cubanet'

La ausencia de un mercado mayorista para el cuentapropismo, los altos precios y el desabastecimiento han fomentado la importación de electrodomésticos y materia prima. (14ymedio)
La ausencia de un mercado mayorista para el cuentapropismo, los altos precios y el desabastecimiento han fomentado la importación de electrodomésticos y materia prima. (14ymedio)

La Aduana General de la República (AGR) desmintió los rumores sobre un posible recorte en las importaciones personales a partir de septiembre. La entidad cataloga de falsos los reportes sobre nuevas disposiciones en el despacho aduanero de los viajeros que se publicaron originalmente en el sitio digital Cubanet.

El portal informativo, con sede en Miami, difundió este miércoles un supuesto documento de la Aduana con las nuevas tarifas en pesos convertibles (CUC) para la importación de equipos electrodomésticos y otros dispositivos tecnológicos. Según Cubanet, estas medidas ponían fin a “aquellas regulaciones que permitían a los ciudadanos cubanos pagar los impuestos de primera importación del año en CUP”.

En su desmentido, la Aduana aseguró que “las disposiciones aduaneras vigentes no se han modificado y no existe la intención de hacerlo”. Agregó también que cualquier cambio “se informará siempre con antelación”.

En su desmentido, la Aduana aseguró que “las disposiciones aduaneras vigentes no se han modificado y no existe la intención de hacerlo”

El artículo de Cubanet provocó un revuelo en las redes sociales y fue repetido por otros sitios como Yusnabypost, que aseguraron contar con “fuentes cercanas a la institución aduanal” que les revelaron la información. “El paquetazo de normativas” excluía a “funcionarios del gobierno y personal en misión oficial”, aventuraron ambos sitios.

A partir del incidente, la AGR recomendó “buscar siempre la información que se necesite sobre el despacho aduanero” en el sitio digital de la entidad estatal y “no hacerse eco de informaciones promovidas para confundir y crear incertidumbre en aquellos que viajan desde y hacia Cuba”.

El último paquete de medidas aduaneras se implementó en septiembre de 2014 y significó drásticas restricciones para la importación de artículos de uso personal, equipos electrodomésticos y dispositivos informáticos en los equipajes de viajeros o a través de la paquetería que se envía a la Isla.

A falta de una legalidad que permita a los pequeños negocios privados la importación con fines comerciales, parte de las materias primas que usan las cafeterías y restaurantes particulares llegan a través de las mulas, cubanos con pasaporte de otra nacionalidad o visado de entrada a países de la zona donde compran productos que ingresan a la Isla como parte de su equipaje personal.

La ausencia de un mercado mayorista para el cuentapropismo, los altos precios y el desabastecimiento han fomentado esta práctica. Las importaciones de las mulas también abastecen un extenso mercado informal de ropa, calzado y electrodomésticos al que los cubanos recurren con mucha frecuencia.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 25