Apenas 12 personas fueron juzgadas en Cuba en 2021 por trata de personas

La Habana acusa a EE UU de desacreditar las misiones internacionales considerándolas un delito de este tipo

La ex diputada mexicana Beatriz Pagés señaló que la misión de los grupos de médicos es “más política, más militar y de adoctrinamiento que sanitaria”. (Prensa Latina)
El informe reprocha a EE UU que califique a sus misiones médicas de trata de personas. (Prensa Latina)

Apenas 12 personas fueron juzgadas en Cuba el pasado año por trata de personas. Es la cantidad más baja de los últimos años, previsiblemente influida por la pandemia. De los 10 casos que llegaron a los tribunales en 2021, ocho fueron por corrupción de menores y dos por proxenetismo y trata de personas, todos ellos en la modalidad de explotación sexual. Los años 2019 y 2020 se juzgaron 15 casos, mientras en 2018 los casos fueron 21 y en 2017, 20.

Las autoridades hicieron público su informe anual el pasado viernes, coincidiendo en esta ocasión con la votación de la resolución contra el embargo estadounidense en la Asamblea General de Naciones Unidas. En él insisten en que el bajo nivel de delitos de trata que se producen en el país son gracias a la política de "tolerancia cero" que mantiene el Gobierno.

Además de los casos juzgados en la Isla, el documento sitúa en ocho el seguimiento de los cubanos perseguidos por Interpol por delitos de trata de personas, cinco por Cuba, dos por Ecuador y uno por Chile

Además de los casos juzgados en la Isla, el documento sitúa en ocho el seguimiento de los cubanos perseguidos por Interpol por delitos de trata de personas, cinco por Cuba, dos por Ecuador y uno por Chile. El texto menciona la multitud de acuerdos que mantiene con distintos países para perseguir este tipo de casos, así como los planes de acción nacional y en cooperación con organismos supranacionales.

Una buena parte del informe pone énfasis en desvincular las misiones médicas del delito de tráfico de personas. "Se han denunciado enérgicamente en los principales órganos multilaterales y en otros ámbitos de la política exterior, incluyendo el intercambio bilateral, los intentos de Estados Unidos de desacreditar la cooperación internacional de Cuba al calificar la cooperación médica como manifestación de trata de personas", expone el documento.

El texto esgrime que el informe del Departamento de Estado, al incluir "injustificadamente " a Cuba en un nivel 3 por esta consideración, está perjudicando al país, al poner obstáculos para el "desarrollo de acciones de intercambio". Añade, además, que el documento estadounidense es "fraudulento, unilateral y arbitrario" e incluye amenazas contra los países que mantienen programas de cooperación médica con la Isla, además de influir a la opinión pública para que rechace esos planes. "Ello repercute negativamente también en la población de esos países, que bajo estas presiones queda sin atención médica".

El Ministerio de Relaciones Exteriores, responsable de elaborar el documento, esgrime por el contrario que el refuerzo con personal médico a muchos países permite identificar casos de trata que se escapan en comunidades que viven en zonas remotas carentes de profesionales sanitarios especializados en detectar este tipo de conductas.

"El contexto del covid-19 en el mundo no limitó el apoyo de las brigadas médicas cubanas a los más necesitados", expone el informe. "Se apoyó en 59 países de todos los continentes. Se enviaron brigadas Henry Reeve a 41 naciones, donde los profesionales cubanos se han sumado a los más de 28.000 colaboradores que ya laboraban en ellas antes del inicio de la pandemia", agrega.

En enero de 2022, el propio secretario de Estado de EE UU, Antony Blinken, apuntó a La Habana cuando se refería a los lugares que facilitan este tipo de delitos. "Tenemos que encontrar más formas de ejercer presión efectiva sobre los gobiernos que participan o permiten la trata de personas: China, Cuba, Corea del Norte y Rusia", expuso en un comunicado.

EE UU señaló, no obstante, que "pese a la falta de esfuerzos significativos", el Gobierno de Cuba adoptó algunos pasos para abordar el tráfico de personas, como la investigación, el enjuiciamiento y la condena de traficantes

EE UU señaló, no obstante, que "pese a la falta de esfuerzos significativos", el Gobierno de Cuba adoptó algunos pasos para abordar el tráfico de personas, como la investigación, el enjuiciamiento y la condena de traficantes.

Sin embargo, en las misiones son el problema entre los dos países, ya que Washington, como varias organizaciones internacionales, considera que hay una "política del Gobierno o patrón de beneficio" de los programas de exportación de trabajadores "con fuertes indicios" de "trabajo forzoso".

Los médicos cubanos que trabajan en el exterior cobran en torno a un 20% del salario previsto para cada uno de ellos, pasando el resto al Estado, que asegura que debe quedárselo por haberlos formado. Además, a los sanitarios se les retiene la documentación y pasaporte para que no puedan abandonar al resto del grupo y se les presiona para que no se relacionen con la población local o realicen actividades de promoción de la Revolución, entre otras cosas.

Las penas por abandonar una misión médica se sancionan con privación de libertad de dos a cinco años según el Código Penal actual, además durante ocho años tienen prohibido regresar al país.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 3