Arabia Saudita financió parte de la construcción del lujoso Centro Fidel Castro en Cuba

Los fondos estaban destinados a obras sociales, como rehabilitar viviendas

El fallecido Eusebio Leal, historiador de La Habana, en en evento de la Embajada de Arabia Saudita en Cuba, en 2018. (Facebook)
Eusebio Leal, historiador de La Habana fallecido en 2020, en un evento de la Embajada de Arabia Saudita en Cuba, en 2018. (Facebook/KSAembassyCU)

Desde que abrió sus puertas al público el Centro Fidel Castro Ruz, en El Vedado, inaugurado a bombo y platillo con la presencia de la plana mayor del Gobierno cubano, la pregunta del millón es de dónde salió el dinero para ejecutar esa obra faraónica. Una fuente de la Oficina del Historiador de La Habana, a cargo de la inversión, asegura a 14ymedio que la pagó Arabia Saudita: "Se supone que el crédito era para viviendas pero cogieron una parte para el Centro y para el Capitolio también".

No hay información oficial por el momento, y el jefe de Preservación del Patrimonio Documental del Palacio de la Revolución, Alberto Albariño, rechazó específicamente responder a la pregunta de la prensa internacional sobre el costo de la obra. Se limitó a decir que buena parte de la inversión se cubrió con "donaciones que se recibieron de otros países", sin especificar cuáles, y que por ello no supuso un gran gasto para el Estado.

En el año 2017 el Fondo Saudita para el Desarrollo (FSD) concedió un préstamo de 26,6 millones de dólares a Cuba para el Programa de Rehabilitación y Construcción de Obras Sociales de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, destinado, oficialmente, a solucionar el acuciante problema de la vivienda en la capital.

"Se supone que el crédito era para viviendas pero cogieron una parte para el Centro y para el Capitolio también"

Según un arquitecto consultado por este diario, entre las obras de este programa que se han levantado con el FSD está el edificio Práctico del Puerto, un inmueble con vistas a la Plaza de Armas, el Castillo de la Fuerza y la bahía de La Habana. La información sobre el origen de la inversión figura en una placa instalada en la fachada del edificio, de hecho.

Otras obras financiadas por el FSD y operadas por la Oficina del Historiador son las que comenzaron en 2019 en la calle San Ignacio, también en La Habana Vieja, destinadas a personas alojadas desde hace años en albergues provisionales.

Placa en la fachada del edificio Práctico del Puerto, en La Habana, que indica que la restauración se hizo con ayuda del Fondo Saudita para el Desarrollo. (14ymedio)
Placa en la fachada del edificio Práctico del Puerto, en La Habana, que indica que la restauración se hizo con ayuda del Fondo Saudita para el Desarrollo. (14ymedio)

Ya en 2016, el Fondo saudita ejecutaba en Cuba cuatro proyectos por un monto de 122 millones de dólares, tres de ellos relacionados con la rehabilitación de redes hidráulicas en el país. Igualmente, para mejorar el alcantarillado de la ciudad de Camagüey, el FSD concedió otro préstamo en 2014, por valor de 40 millones de dólares.

Un año antes, los sauditas otorgaron a la Isla un crédito de 30 millones de dólares para la recuperación de redes hidráulicas en La Habana, y en 2010 había aprobado una línea de financiación para la adquisición de equipos médicos destinados a centros de atención materna.

La cooperación entre ambos países es, pues, fructífera y continúa hasta hoy. La Isla exporta a la nación árabe 120 médicos al año en virtud de un acuerdo suscrito en 2013. A principios de noviembre, y según informó el propio Ministerio de Relaciones Exteriores, el embajador de Cuba en Arabia Saudita, Vladimir González Quesada, fue recibido por el consejero delegado del FSD, el sultán Bin Abdulrahman Al-Marshad, para ratificar la colaboración bilateral.

Este Fondo comenzó a operar en 1975 y tiene como principal cometido financiar proyectos de desarrollo para los países en desarrollo.

Una parte del préstamo no fue para obras sociales, sino para el Centro Fidel Castro y "para el proyecto de la nueva mezquita Rey-Salman, que se está construyendo a un costado de Tallapiedra"

Bajo condición de anonimato, otro arquitecto, colaborador de la Oficina del Historiador, comenta a este diario que nunca se podrá ver "en documentos o información oficial" en qué se invirtió el dinero, pero asegura que una parte del préstamo no fue para obras sociales, sino para el Centro Fidel Castro y "para el proyecto de la nueva mezquita Rey-Salman, que se está construyendo a un costado de la antigua termoeléctrica de Tallapiedra, en La Habana Vieja".

"Parte de ese dinero se utilizó para comprar una máquina de hincar micropilotes para hacer cimentaciones profundas en el centro histórico", agrega.

"No dudo que una parte fue a parar a ese Centro Fidel Castro", explica. "Una vez que el dinero está ya del lado de acá, ellos hacen y deshacen con él. Al final es un fondo de cooperación, que pueden coger para lo que ellos deseen". ¿Y qué pasa cuando vienen a pedir cuentas los saudíes? Ellos, dice, "justifican de alguna manera o sacan el dinero de otro fondo".

Por lo demás, la relación de Arabia Saudita con la Oficina del Historiador ha sido estrecha en los últimos años. El entonces historiador de la ciudad, Eusebio Leal, fallecido en 2020, aparece en varias fotografías de eventos organizados en la Isla por la sede diplomática en 2018 y 2019. La de 2019 era una recepción con motivo de la celebración del 89 Aniversario del Día Nacional del Reino de Arabia Saudita en La Habana.

En 2018, el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al-Jubeir, visitó Cuba y se reunió con Leal, quien, además, lo acompañó en un recorrido por el Centro Histórico.

Según una publicación de la Oficina del Historiador, La Habana Vieja y su patrimonio "deben mucho de su restauración al reino de Abdulaziz". Recuerdan que el crédito para ejecutar el Programa de Rehabilitación y Construcción de Obras Sociales de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana "ha impulsado las labores más importantes que acomete la institución en la actualidad, enfocadas en mejorar las condiciones de coexistencia de sus habitantes y el patrimonio que les rodea".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 12