Caen las exportaciones de pollo de EE UU a Cuba por segundo mes consecutivo

Los datos se reflejan en la escasez de esta carne en los mercados en pesos y los altos precios en MLC

Más del 90% de las compras de Cuba a EE UU fueron de pollo congelado. (14ymedio)
Desde febrero de 2022, la cantidad de carne de pollo importada por Cuba desde el país vecino cayó un 54%. (14ymedio)

La escasez, una vez más, de pollo en los mercados y el alto precio al que se encuentra –hasta 270 pesos la libra en el mercado informal– concuerda con la disminución de la exportaciones desde Estados Unidos, el mayor suministrador de este producto a la Isla.

Según datos divulgados por el economista cubano Pedro Monreal este jueves, en apenas tres meses, desde febrero de 2022, la cantidad de carne de pollo importada por Cuba desde el país vecino cayó un 54%. Para el especialista, "pudiera estarse en una fase de penuria de importaciones desde el principal suministrador".

Las últimas cifras, que el economista toma del Servicio Exterior de Agricultura de EE UU, reflejan que en mayo las exportaciones de carne de pollo registraron "caídas notables por segundo mes consecutivo, con una contracción de 28% en las toneladas, las que no habían tenido un nivel tan bajo desde noviembre de 2020".

A pesar de esta disminución, señala Monreal, "los niveles, tanto en valor como en toneladas, se mantienen relativamente altos en comparación con los datos históricos"

Ese mes se compraron 14.248 toneladas de pollo por un valor de 14.308 millones de dólares. En ese período el valor por kilogramo de pollo estadounidense exportado a Cuba subió a 1 dólar, "un incremento de 9,9%, en comparación con el mes anterior (0,91)", cuando se compraron 19.740 toneladas.

A pesar de esta disminución, señala Monreal, "los niveles, tanto en valor como en toneladas, se mantienen relativamente altos en comparación con los datos históricos".

La Habana tiene que importar alrededor del 80% de los alimentos que consume, por los que gasta al año unos 2.000 millones de dólares. La carne de pollo importada es, desde hace tiempo, imprescindible en la mesa de los cubanos, dado, por un lado, la desaparición del mercado de otras fuentes de proteínas, como el pescado, los huevos o la carne de res, y, por el otro, la subida estratosférica del precio de la carne de cerdo.

En estos meses de intenso calor, la compra de grandes cantidades corre el peligro de que el pollo congelado se eche a perder durante los largos cortes eléctricos qué están ocurriendo por toda la Isla. Los consumidores deben optar entre dos riesgos: el de comprar poco de una vez y quedarse sin pollo en el refrigerador o perder el dinero de la compra tras un prolongado apagón.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0