El escritor Carlos Manuel Álvarez denuncia su secuestro por la policía política y su deportación a Cárdenas

El periodista anuncia su firme intención de regresar a La Habana y desafía a las autoridades a atreverse a detenerlo formalmente

El periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez denunció que fue trasladado a la fuerza desde La Habana hasta Cárdenas, en Matanzas. (Collage)
El periodista y escritor Carlos Manuel Álvarez denunció que fue trasladado a la fuerza desde La Habana hasta Cárdenas, en Matanzas. (Collage)

El periodista y director de la revista El Estornudo, Carlos Manuel Álvarez, fue detenido este lunes por la Seguridad del Estado y trasladado a la fuerza desde La Habana hasta Cárdenas, en Matanzas. El escritor ha calificado de secuestro su arresto, ya que personas vestidas de civil sin identificar lo metieron contra su voluntad en un vehículo sin decirle donde iba y lo llevaron al municipio donde reside su familia.

"Se trata de una muerte civil absoluta, esto no se puede ver ni como detenciones, ni como presión de baja intensidad, sino como la formalización absoluta de la cárcel en todo el territorio nacional", ha denunciado Álvarez en un video publicado en la página de Facebook de El Estornudo en el que asegura que no está formalmente en prisión porque el régimen necesita mantener "cierta fachada de tolerancia" debido a su dependencia del exterior.

El periodista asegura que no ha dejado de estar preso desde que llegó a Cuba pero no va a seguir estando secuestrado. "Voy a volver a La Habana y voy a seguir haciendo las cosas que hago en La Habana, que es nada, las cosas que hace un ciudadanos normal. Van a tener que meterme preso formalmente, no hay otra posibilidad", advierte.

Álvarez asegura que no está formalmente en prisión porque el régimen necesita mantener "cierta fachada de tolerancia" debido a su dependencia del exterior

En su mensaje, el reportero añade que la policía política ha amenazado a su familia con procesarlo y llevarlo a prisión si sale de Cárdenas, aunque mantiene su intención de hacerlo, aunque tenga que ser a pie si le impiden montar en algún medio de transporte.

"Si yo soy detenido en ese camino voy a irme caminando de Cárdenas a La Habana con lo que tengo, que es nada, ni siquiera tengo mi carné de identidad porque se lo quedaron ellos. Me voy con nada, y si alguien quiere ayudarme en el camino con comida o agua, se lo agradezco, pero yo voy a ir a La Habana", insiste.

Álvarez mostró en el video sus brazos llenos de arañazos y aclaró de forma tajante que se los hizo él al tratar de escapar ayer durante su detención y huir hacia el monte pero reivindica que las heridas "no se pueden ver como un hecho aislado de esa violencia" a la que ha sido sometido, puesto que no tenía por qué haberse visto envuelto en esa situación.

El escritor acusa a las autoridades de violar la propia Constitución de la República y termina citando una canción. "Preso en mi ciudad, así me siento (...) Yo estoy ahora mismo peleando contra el gran estilo siniestro, yo y todos ustedes (...) Tengo todas mis condiciones morales, intelectuales y físicas para imponer mi narrativa de ciudadano que no va a permitir que le pisoteen sus derechos", remata.

Las palabras de Álvarez se difundieron seis horas después de que fuera requerido de forma urgente por un oficial que lo citó en la estación policial de 7ª y 62, en La Habana, tan solo diez minutos antes de las 2 pm, hora a la que debía presentarse. Según su testimonio el interrogatorio duró unas dos horas y giró en torno a sus amigos, con los que había estado saliendo de fiesta durante el fin de semana.

El reportero, colaborador también de medios internacionales como El País , lleva varias semanas asediado por las autoridades cubanas desde que regresó procedente de EE UU a La Habana para apoyar la huelga de hambre que varios activistas del Movimiento San Isidro iniciaron para reivindicar la liberación de Denis Solís, condenado a ocho meses de prisión por un delito de desacato.

Álvarez tenía previsto moderar, precisamente a la hora a la que ha sido citado, un taller de periodismo de investigación online ofrecido por el salvadoreño Oscar Martínez y organizado por el Instituto Internacional de Artivismo Hannah Arendt que lidera Tania Bruguera, otra de las artistas cubanas que en los últimos días ha sido víctima de la represión del Gobierno.

Hace apenas una semana que Álvarez pasó seis horas detenido tras ser arrestado por dos agentes de la Seguridad del Estado que lo condujeron a dependencias policiales. Al llegar a casa, el periodista contó en su cuenta en Facebook que le habían dado garantías de que la situación no iba a repetirse. 

"Amigos de todas partes: Ya me liberaron. Acabo de llegar a casa. Quitaron la vigilancia hoy y prometieron no vigilarme más. Tenemos que exigir nuestros derechos elementales. No podemos permitir que nos pisoteen impunemente, sin razón alguna para hacerlo", escribió.

En aquella ocasión, Álvarez fue arrestado en la ciudad de Cárdenas cuando se disponía a visitar la casa de su madre. Su familia denunció mediante un video difundido en las redes sociales el forcejeo mantenido con los agentes. Los progenitores del periodista discutieron con un agente vestido de civil que impidió el paso al reportero en medio de los reclamos del padre. "Mi hijo no es un delincuente y hace 15 días me parquean una guagüita ahí", clamó.

Hace apenas una semana que Álvarez pasó seis horas detenido tras ser arrestado por dos agentes de la Seguridad del Estado que lo condujeron a dependencias policiales

Desde que la sede del Movimiento San Isidro fue desalojada por las autoridades el pasado 26 de noviembre, Álvarez ha denunciado un continuo encierro impuesto. 

"Llevo 17 días de encierro domiciliario, salvo dos momentos en que me permitieron ir a Damas 955 a recoger mis pertenencias y viajar de La Habana a Cárdenas. No he salido más de la casa de mi abuela, barrio Fundición, desde que el pasado 4 de diciembre intenté llegar a mi casa a ver a mi madre y la policía política me interceptó en el camino. A partir de ahí, he tenido patrullas custodiando la cuadra, agentes en las esquinas", rechazó pocas horas antes de su detención del 14 de diciembre.

Este lunes también fue llamada por la Seguridad del Estado mediante una citación entregada en su vivienda la poeta Katherine Bisquet para una "entrevista" en la Unidad de policía de Cuba y Chacón que duró menos de una hora.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10