Cineastas, escritores, artistas dentro de Cuba denuncian la "violencia jurídica" del Estado en una carta

Rafael Rojas considera especialmente relevantes las críticas de personas "tradicionalmente ligadas a las instituciones"

Manifestantes del 11J frente al Instituto de Radio y Televisión en La Habana son montados con violencia en un camión. (EFE/Ernesto Mastrascusa)
Manifestantes del 11J frente al Instituto Cubano de Radio y Televisión en La Habana son montados con violencia en un camión. (EFE/Ernesto Mastrascusa)

Ante las masivas protestas del 11 y 12 de julio de 2021 el Estado cubano ha respondido "con una violencia política y jurídica desproporcionada y metódica, que rebasa con mucho los episodios puntuales y espontáneos de violencia cometidos durante el estallido por algunos ciudadanos", denuncia un grupo de artistas e intelectuales cubanos en una carta publicada este lunes.

El documento, bajo el título Manifiesto contra el silencio, por la justicia, ha sido firmado hasta el momento por más de 40 personalidades entre los que se incluyen los cineastas Fernando Pérez y Juan Pin, el escritor y traductor Alex Fleites, los historiadores Alexander Hall y Leonardo Fernández Otaño y el periodista Jorge Fernández Era.

La carta constituye un alegato del derecho a manifestación en la Isla. En tal sentido, señala que "no son equiparables las responsabilidades de un manifestante que daña un objeto o bien ajeno, con las de quien agrede —siendo agente del orden o civil— a otro ciudadano".

Tras las protestas, el régimen desembocó "el uso desmedido de la violencia que trajo como consecuencia inmediata la muerte del ciudadano Diubis Laurencio, allanamientos de moradas, golpizas a manifestantes y detención de más de mil ciudadanos". A estos actos de represión, prosiguen, "le han seguido procesos judiciales a más de quinientos ciudadanos, donde se han dictado penas ejemplarizantes que, en varios casos, superan los veinte años de cárcel".

"Hay desproporción de las condenas, vulneraciones en los estándares procesales vigentes" así como "una exhibición ejemplarizante de los procesos por la prensa estatal nacional"

Los manifestantes "solo han ejercido su derecho a tener derechos" como en otras partes del mundo, declaran en el primero de cinco puntos dirigidos a la comunidad artística e intelectual cubana. "Y en cualquier república, cuando se cometen excesos en las manifestaciones, los implicados —sean ciudadanos o agentes estatales— deben ser procesados de modo proporcional y conforme a derecho, jamás punitivamente".

En cuanto a los juicios que se han desarrollado, en un segundo punto denuncian que "hay desproporción de las condenas, vulneraciones en los estándares procesales vigentes" así como "una exhibición ejemplarizante de los procesos por la prensa estatal nacional". El objetivo de esta actuación del régimen, insisten, es "impedir cualquier intento de protagonismo activo de las personas en los destinos de su país" y por eso ocurren estos "escarnios públicos'' contra "toda la sociedad cubana, más allá de simpatías ideológicas o militancias políticas".

También abogan por el deber de académicos y artistas de "condenar la violencia y la arbitrariedad sin dobles raseros", "sin dispensas ideológicas o subterfugios de realpolitik", sobre todo porque "las víctimas de esta violencia" casi siempre son aquellas personas que "son objeto de nuestras investigaciones y obras".

Los firmantes, entre los que también se encuentran las artistas Tania Bruguera, Camila Rodríguez y Sandra Ceballos, el poeta Amaury Pacheco y el escritor Rafael Rojas, defienden que "el estallido social" mediante la "desobediencia civil" registrada en el último año, es el resultado de "la mala gestión gubernamental de la economía y de modos autoritarios de gestionar el conflicto y participación socio-políticos en Cuba".

"En esta era de conectividad digital, todos sabemos lo que está ocurriendo. Nadie es ajeno en la actualidad a los acontecimientos, los testimonios y los desenlaces"

Por último, hacen un llamado a los demás intelectuales y artistas a que se unan a esta denuncia, al insistir que los presos pueden ser "nuestros familiares, vecinos, amigos. Nosotros mismos".

"En esta era de conectividad digital, todos sabemos lo que está ocurriendo. Nadie es ajeno en la actualidad a los acontecimientos, los testimonios y los desenlaces", señala la misiva, firmada también por los economistas Omar Everleny y Pedro Monreal y el abogado Eloy Viera.

Considera posible que el paso dado por estas figuras públicas "genere cierto nivel de debate en sectores oficiales sobre el costo que están teniendo ciertas acciones muy intolerantes y represivas de parte del Gobierno cubano"

"Las posturas de disimulo, silencio o complacencia ante el procesamiento punitivo a los manifestantes del estallido social, en lugar de defender a la ciudadanía vulnerable y hacer rectificar a las autoridades, sólo perpetuará y ampliará los abusos y los conflictos", afirman y concluyen el manifiesto exigiendo la excarcelación de los presos: "La forma concreta de iniciar tal proceder —por una Amnistía o fórmula similar— puede ser objeto de debate; su sustancia no. El Derecho no puede subordinar a la Justicia".

El historiador Rafael Rojas habló con la agencia EFE sobre el manifiesto y señaló que percibe un "creciente posicionamiento" de intelectuales cubanos contra las sentencias, "fundamentalmente de aquellas tradicionalmente ligadas a las instituciones".

El escritor destaca el "posicionamiento crítico" reciente "no solo de Silvio Rodríguez", sino también de Leo Brouwer, Pablo Milanés, Chucho Valdés, y cineastas como Fernando Pérez. A este respecto, considera posible que el paso dado por estas figuras públicas "genere cierto nivel de debate en sectores oficiales sobre el costo que están teniendo ciertas acciones muy intolerantes y represivas de parte del Gobierno cubano".

En su opinión, hay una "desproporción clarísima entre los delitos y las penas" en los juicios a los manifestantes del 11 de julio. "El castigo que se está aplicando a estos jóvenes es excesivamente punitivo, hay delitos que no se ven claramente justificados con la información que tenemos a disposición", asegura Rojas.

"Sospechamos –porque no hay una explicación convincente de parte del Gobierno cubano– de por qué estas penas de privación de la libertad tan altas", agrega. ________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11