Raúl Castro entrega la dirección del PCC a "los que representan la continuidad de la Revolución"

No dijo específicamente a quién respaldará como su sucesor en la jefatura del Partido, pero dejó entrever que será a Miguel Díaz-Canel

Al leer el informe central al VIII Congreso Raúl Castro dijo que tiene la satisfacción de "entregar la dirección del país a un grupo de dirigentes preparados”. (ACN)
Raúl Castro, durante la presentación del informe central al Octavo Congreso del Partido Comunista de Cuba, este viernes. (ACN)

Nonagenario y con un país en ruinas, Raúl Castro ha confirmado la entrega a su sucesor de la dirección del Partido Comunista de Cuba, tras cumplir los dos períodos reglamentarios que él mismo impuso para los cargos de alto nivel.

El primer secretario del PCC anunció su retiro durante la presentación del informe central al Octavo Congreso del partido único, que se ha abierto en La Habana este viernes y terminará el próximo lunes.

No dijo específicamente a quién respaldará como su sucesor en la jefatura del Partido, pero dejó entrever que será a Miguel Díaz-Canel, a quien designó como sucesor en la presidencia en 2018.

Miguel Díaz-Canel, dijo Castro, "ha sabido formar equipos y fomentar la cohesión con los órganos superiores del Partido, el Estado y el Gobierno"

Según recoge la prensa oficial, "el General de Ejército dijo que tiene la satisfacción de que entrega la dirección del país a un grupo de dirigentes preparados, curtidos por décadas de experiencia en su tránsito desde la base hasta altas responsabilidades, comprometidos con la ética de la Revolución, identificados con la historia y cultura de la nación, llenos de pasión y espíritu antimperialista, y sabedores de que representan la continuidad de la Revolución".

Entre ellos mencionó a Miguel Díaz-Canel, que el propio Castro llevó a la presidencia del país y felicitó su desempeño en el cargo: "Ha sabido formar equipos y fomentar la cohesión con los órganos superiores del Partido, el Estado y el Gobierno", aseguró.

No hay sorpresas, al menos en la metódica cronología que el propio Castro había trazado desde hace unos años. Quizás lo novedoso es el contexto en que le ha tocado pasar el testigo. Con la crisis económica más profunda del último cuarto de siglo, la insatisfacción popular creciente y la decisión de Washington de mantener por el momento las sanciones adoptadas por la Administración de Trump, el general nunca hubiera podido proyectar escenario más sombrío en el momento de presentar su balance.

A esto se debe la decisión de no transmitir en vivo por la televisión nacional el discurso del primer secretario del PCC, quien concluyó su intervención en tono desafiante y en el más puro estilo de la continuidad: "Nada, nada, nada me obliga a esta decisión. Mientras viva estaré listo con el pie en el estribo para defender a la patria, la Revolución y el socialismo con más fuerza que nunca. Viva Cuba libre, viva Fidel, patria o muerte".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 73