Cuba Ron y la holandesa Bavaria se asocian para crear la cerveza Parranda

La fábrica, cuya construcción debe terminar en enero, está en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel

Los fabricantes caracterizan la bebida como una cerveza clara, embotellada en recipientes plásticos de 500 y 1.500 mililitros de capacidad. (Cubadebate)
Los fabricantes caracterizan la bebida como una cerveza clara, embotellada en recipientes plásticos de 500 y 1.500 mililitros de capacidad. (Cubadebate)

El Gobierno cubano ha aprovechado la Feria Internacional de La Habana (Fihav) para anunciar la próxima llegada al mercado nacional de Parranda, una nueva marca de cerveza hecha en la Isla, con un nivel de alcohol de 4,8% y envasada en botellas de plástico.

Parranda, cuyo nombre pretende evocar "la tradición de las fiestas populares que se celebran en el municipio cubano de Remedios", en Villa Clara, contó con un pabellón en la Fihav. La fábrica, cuya construcción debe terminar en enero, está en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel (ZDEM) y entrará en funcionamiento el segundo trimestre de 2023.

Félix Omar Rodríguez Pérez, especialista logístico de Cervecería Cubana S.A., explicó al medio oficialista Cubadebate que su empresa se asoció, por medio de la estatal Cuba Ron, con la compañía holandesa Swinkels Family Brewers, también conocida como Brewery Bavaria. "Esperamos empezar la comercialización de la cerveza para abril o mayo".

"Esperamos empezar la comercialización de la cerveza para abril o mayo"

La elaboración de Parranda, que ya había sido anunciada en agosto de 2021, sin que se supiera entonces el nombre, correrá a cargo de ambas empresas, con régimen de capital mixto. Los fabricantes caracterizan la bebida como una cerveza clara, embotellada en recipientes de tereftalato de polietileno (PET), es decir, envases plásticos de 500 y 1.500 mililitros de capacidad.

El proyecto, dijo, tiene un plan de fabricación de un millón de hectolitros anuales. "Contamos con tecnología de primera calidad desde el mismo producto, hasta los tanques de fermentación y de filtrado, así como el equipamiento con altos estándares de calidad", añadió.

El técnico aspira a que Parranda tenga una distribución mayorista. "Trabajaremos desde un centro de distribución donde podamos estar vendiendo desde palés hasta contenedores del producto", dijo.

La materia prima para la manufactura de botellas tendrá que importarse, precisó, y en una etapa posterior, con "las modernas tecnologías con que cuenta la fábrica", serán moldeadas con un soplador de aire caliente de acuerdo al diseño previsto.

La nueva fábrica de cerveza, cuya construcción debe terminar en enero, está en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel y entrará en funcionamiento el segundo trimestre de 2023. (Captura)
La nueva fábrica de cerveza, cuya construcción debe terminar en enero, está en la Zona Especial de Desarrollo de Mariel y entrará en funcionamiento el segundo trimestre de 2023. (Captura)

El especialista aseguró que la empresa cuenta con una "política de reciclaje", pues se prevé que cada envase tenga un código QR para devolverlo a un Centro de Materias Primas. "Por cada envase de la cerveza que se entregue se le dará 0,10 centavos" en moneda libremente convertible (MLC) al cliente.

Parranda triunfó en la Fihav, según sus directivos, con "muchas oportunidades de negocios" tanto entre los inversionistas extranjeros como con las mipymes cubanas, ansiosas por reanimar el comercio cervecero en Cuba, donde es casi imposible encontrar las marcas locales como Cristal y Bucanero, fabricadas en la Isla por la multinacional belga Anheuser-Busch InBev, y donde se sigue importando –y vendiendo a precios prohibitivos– las importadas como Bavaria, Hollandia y Heineken.

"Creo que en vez de haber más marcas de cerveza y otros alimentos, lo que debe haber es más cantidad, para que el pueblo tenga la posibilidad de comprar a precios que se puedan pagar"

El anuncio de Parranda en Cubadebate provocó una multitud de comentarios negativos sobre la aparición de una nueva cerveza en el actual contexto de crisis alimentaria y desabastecimiento. Las críticas alcanzaron a los inversores extranjeros, que fueron acusados de buscar mercados como el cubano por resultar "seguro, dentro de las fronteras y sin la más mínima competencia".

"Creo que en vez de haber más marcas de cerveza y otros alimentos, lo que debe haber es más cantidad, para que el pueblo tenga la posibilidad de comprar a precios que se puedan pagar", lamentó un usuario, que añadió con suspicacia que "faltó un solo detalle: el precio".

También resultó problemático el monto de 0,10 centavos por cada botella devuelta para reciclaje, pues varios usuarios lo vieron como un intento por despistar a la población más sencilla con la cifra. "Debieron decir 0,010" MLC, expuso otro comentarista, para que no se piense que por cada diez botellas devueltas el Gobierno pagará 1 MLC.

Algunos manifestaron su preocupación de que Parranda se destine solamente a las tiendas en divisas, y revendida luego a altos precios, y otros expusieron que primero "debería pensarse en la producción de carne y alimentos, no en cervezas".

Inconforme con el nuevo producto y su envase plástico, otro usuario, más tajante, apuntó: "No inventen más y devuélvannos a Cristal y Bucanero. Todo lo reemplazan por una versión degenerada del original".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 20