En Cuba "no hay", y punto

El cartel, colgado en un balcón en el barrio habanero de Cayo Hueso, llamaba la atención

“No hay”, decía. Y eso era todo. Sin explicaciones y sin teléfono al que contactar. (14ymedio)
“No hay”, decía. Y eso era todo. Sin explicaciones y sin teléfono al que contactar. (14ymedio)

Es normal encontrar en La Habana carteles por doquier ofreciendo artículos o servicios. Escritos a mano, en no pocas ocasiones con faltas de ortografía, en un pedazo de cartón viejo y manchado, en lo que se infiere el último destino de su vida útil, anuncian todo aquello que es difícil de encontrar en las tiendas estatales. Lo más común es la venta de hielo, pero también de otras muchas cosas, siempre que no traigan problemas con las autoridades, desde veneno para ratones hasta apartamentos, pasando por trabajos de plomería o de fumigación.

Uno de esos carteles, colgado en un balcón en el barrio habanero de Cayo Hueso, llamaba la atención. "No hay", decía. Eso era todo. Sin explicaciones y sin teléfono al que contactar. "No hay", como si cupiera de objeto cualquier cosa, resumiendo en un brevísimo sintagma el estado del país. No hay gas, no hay pan, no hay pollo, no hay azúcar, no hay jabón, no hay transporte, no hay libertad. En Cuba no hay, y punto.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 23