Empleados de Cultura en La Habana Vieja participaron en el acto de repudio del 10 de octubre

Los trabajadores estatales fueron convocados con antelación para "contrarrestar a unos contrarrevolucionarios que hablan mal de Cuba en las redes"

Acto de repudio disfrazado de "jornada cultural" a cargo de las autoridades municipales de La Habana Vieja. (Facebook)
Acto de repudio disfrazado de "jornada cultural" a cargo de las autoridades municipales de La Habana Vieja. (Facebook)

Empleados y asociados de la Dirección Municipal de Cultura de La Habana Vieja participaron este 10 de octubre en el acto de repudio contra varios artistas del Movimiento San Isidro. Los trabajadores estatales fueron convocados con antelación para "contrarrestar a unos contrarrevolucionarios que hablan mal de Cuba en las redes", según testimonios recogidos por 14ymedio.

"Las direcciones municipales de cultura se rigen por tareas que les da el Partido [Comunista]", detalla una joven cantante que ha realizado varios proyectos en asociación con la entidad de La Habana Vieja. "A mí nunca me han convocado para nada de eso porque saben que voy a decir que no, pero conozco muchos artistas comunitarios que sí lo hacen".

"Les mandan la tarea de hacer una actividad cultural frente a la casa de un activista y se colocan ahí con un equipo de audio muy potente para poner canciones patrióticas a todo volumen", explica la joven. "A Eusebio Leal nunca le gustó eso y tenía prohibido ese 'chancleteo', pero en la medida que fue perdiendo poder por su enfermedad, la Dirección Municipal ganó esos espacios".

"A Eusebio Leal nunca le gustó eso y tenía prohibido ese 'chancleteo', pero en la medida que fue perdiendo poder por su enfermedad, la Dirección Municipal ganó esos espacios"

"Si se enteran de alguna convocatoria de la sociedad civil independiente van con sus equipos de música para donde sea: han hecho ese deprimente espectáculo en el Parque Central, en el de la Fraternidad y en el Paseo del Prado". Últimamente "están haciendo muchas actividades en el barrio de San Isidro para contrarrestar al Museo de la Disidencia", detalla.

En el caso de este sábado, los participantes en los actos se ubicaron en tres espacios en los barrios de Belén, San Isidro y Jesús María, en las cercanías de las viviendas de los activistas que convocaron para recordar el día del inicio de las guerras de independencia en la Isla, con un concierto y varias acciones artísticas. La sede del Museo de la Disidencia fue especialmente "enfrentada" y también la casa del rapero Maykel Osorbo, según varios testimonios.

En su página de Facebook, la Dirección se define como "un organismo dedicado a formar a los distintos grupos etarios a partir del arte", pero este sábado formaron parte de la campaña de intimidación contra varios activistas, periodistas independientes, artistas y opositores. Incluso, varios de sus asociados estuvieron también involucrados en el acto de repudio contra la artista Tania Bruguera.

El montaje de la tarima cultural también sirve como tapadera para acciones más violentas, como un mitin de repudio con insultos, empujones y arrestos que perpetran algunos de ellos pero también otros "sectores" convocados como los núcleos zonales del PCC, integrantes de los Comité de Defensa de la Revolución y miembros de la Seguridad del Estado vestidos de civil.

En este caso, la operación represiva se enmascaró como parte de una jornada por la cultura cubana y una supuesta venta de libros infantiles, pero para los trabajadores de la Dirección Municipal estaba claro que se trataba de una "actividad de enfrentamiento", aunque la mayoría desconocía detalles sobre el nombre o el trabajo de los represaliados.

En este caso, la operación represiva se enmascaró como parte de una jornada por la cultura cubana y una supuesta venta de libros infantiles, pero para los trabajadores de la Dirección Municipal estaba claro que se trataba de una "actividad de enfrentamiento"

"Desde mediados de la semana pasada nos avisaron de que teníamos que estar disponible el 10 de octubre", confirma un joven dedicado a los espectáculos infantiles que prefiere mantener el anonimato por temor a represalias. "No nos dieron muchos detalles pero todos nos dimos cuenta de que era para hacer una actividad de choque contra disidentes".

"Los que usan para esos actos de repudio son mayoritariamente artistas aficionados que no están evaluados ni tienen una formación profesional. Ni siquiera les dan una prebenda, sino que participan porque buscan ganarse el favor de los jefes o para ir a cantar en un lugar público, porque junto a la música que ponen llevan micrófonos para cantar".

Entre los trabajadores de la Dirección Municipal que fueron identificados como parte del acto, está Henry Gutiérrez, director artístico y miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac). También estuvo presente el funcionario Adonis Castrizano y los cantantes Claudia Acosta y Eddy Portela. Todos los testimonios recogidos apuntan a que fue Reinaldo Méndez Chinicle, director de la entidad, quien convocó a los participantes.

Para esas tareas, la Dirección Municipal se apoya también en la Brigada de Instructores de Arte José Martí del mismo municipio, que se ocupa del trabajo cultural en las escuelas pero que es con frecuencia convocada también para estas tareas de enfrentamiento. "A veces ha ocurrido que hasta vienen con los niños y ellos ni saben por qué están ahí piensan que es un juego pero en realidad están siendo parte de un acto de repudio", lamenta una vecina.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 24