El Gobierno cubano prorroga tres meses las medidas para importar plantas eléctricas

La flexibilización, aprobada para paliar la crisis energética, permanecerá hasta el 31 de marzo

Los generadores eléctricos precisan combustible, escaso en la Isla también, actualmente. (Facebook)
Los generadores eléctricos precisan combustible, escaso en la Isla también, actualmente. (Facebook)

Las autoridades cubanas ampliaron tres meses la importación de plantas eléctricas de más de 900 vatios, una medida aprobada en agosto para intentar paliar la crisis energética, que vivió su peor momento en verano, y que caducaba este 31 de diciembre.

La nueva resolución del Ministerio de Finanzas y Precios prorroga hasta el 31 de marzo la medida "para prever que algunas de las plantas eléctricas adquiridas por la población se despachen en el extranjero antes o durante esta fecha límite, se encuentren en tránsito y arriben con posterioridad al país".

La norma señala que se otorga así "un tratamiento especial" a estos equipos de alta producción.

La norma señala que se otorga así "un tratamiento especial" a estos equipos de alta producción

En julio fueron aprobadas una serie de medidas destinadas a flexibilizar la importación de algunos artículos a Cuba siempre y cuando no tuvieran fines comerciales. Entre ellos figuraban desde celulares y computadores a decenas de electrodomésticos, piezas de autos, muebles, juguetes y artículos de deporte, entre otros.

En la lista también aparecían las plantas eléctricas de hasta 900 vatios por 200 dólares, de 900 a 1.500 por 500 dólares, y mayores de 1.500 por 950. La Aduana General de la República dejó establecidos entonces los límites en cantidad y las tasas, entre ellas el 30% del valor para artículos de más de 200 dólares.

La resolución entró en vigor el 15 de agosto, pero antes de ello ya las autoridades cubanas se habían dado cuenta del error cometido con las plantas eléctricas, infravaloradas en el documento. Por eso rectificaron los valores en otra norma con fecha del 11 de agosto que, aunque no trascendió hasta que fue publicada en la Gaceta Oficial del 5 de septiembre, debía aplicarse desde el inicio de las operaciones.

"Al valorar las afectaciones al sector residencial que aún persisten, producto del déficit de energía que ocasiona las averías en el sistema electroenergético nacional, resulta necesario autorizar, de manera temporal, la importación de plantas eléctricas de una potencia superior a los 900 vatios, cuyo valor referencial en Aduana excede el valor máximo de doscientos (200) dólares estadounidenses permitidos a importar por la vía de los envíos aéreos, marítimos, postales y de mensajería sin carácter comercial", indicaba el nuevo texto, ahora prorrogado.

En aquel momento, los precios de la mayoría de los generadores eléctricos de 900 vatios que podían encontrarse online tanto en EE UU como en Panamá, mercados preferidos de los cubanos, excedían no ya los 200 dólares, sino incluso los 500. Aunque la temporada invernal ha reducido los precios, actualmente tampoco es posible ajustarse a los precios previstos por la resolución de julio.

La prórroga permitirá que sigan llegando las importaciones en curso y las nuevas que se puedan hacer ahora, pero será difícil seguir adquiriendo los equipos si después de marzo no se sigue modificando la norma de julio, a menos que se abaraten.

"Compadre, la situación cubana es única. No tienen dinero para comprar nada, una deuda interna impagable y viven de las donaciones"

Las reacciones a la prórroga en la prensa oficial reflejan fielmente las preocupaciones que este diario expuso en verano relativas a la contaminación acústica –"duerme la familia del afortunado y el resto del barrio despierto toda la noche", "no he visto documento alguno, que señale preocupación sobre los daños que están ocasionando estas plantas. Si el ruido está dentro de los límites permisibles, si afecta a la salud de los vecinos..."– y, sobre todo, a la escasez de gasolina.

Como señaló este diario, aunque muchos trabajadores se salten la medida a cambio de una contraprestación, es frecuente que los servicentros limiten la venta de gasolina en envases por la escasez.

"¿Con qué objetivo, si después te ponen mil trabas para resolver el combustible? Como es característico en nuestro país, [para] dificultar las cosas al ciudadano", lamenta un lector. Varios piden la eliminación de los límites de la Aduana y que se ponga fin al "bloqueo interno", y aunque otros recuerdan que todos los países tienen regulaciones de este tipo, un comentarista señala la excepcionalidad cubana. "Compadre, la situación cubana es única. No tienen dinero para comprar nada, una deuda interna impagable y viven de las donaciones. Sí, debería ser libre de impuestos para hacerle la vida un poco más tolerable al cubano", sentencia.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5