El Gran Maestro de los masones de Cuba denuncia un "golpe de Estado" de la contrainteligencia

Alfonso Vidal pide asilo en EE UU y acusa a la Seguridad del Estado de maniobrar para apoderarse de la Gran Logia 

Francisco Javier Alfonso Vidal, segundo por la izquierda, en un evento en Veracruz, México, junto a otros Grandes Maestros masones. (Facebook/José Ramón Viñas Alonso)
Francisco Javier Alfonso Vidal, segundo por la izquierda, junto a José Ramón Viñas Alonso, primero por la derecha, y otros dos maestros masones, en un evento en Veracruz, México. (Facebook/José Ramón Viñas)

El maestro masón Francisco Javier Alfonso Vidal, líder hasta este martes de la Gran Logia de Cuba, informó en una carta pública de las razones que lo llevaron a abandonar su cargo y marcharse del país. Firmada en el "Gran Oriente" de Estados Unidos, país donde ha solicitado asilo junto a su esposa, y dirigida a su sustituto temporal, Armando Guerra Lozano, la misiva denuncia la infiltración de la Seguridad del Estado en la cúpula masónica cubana y su intención, desde hacía varios meses, de removerlo de su puesto.

Este martes, la Gran Logia de Cuba publicó una circular en la que explicaba que Alfonso Vidal no había retornado de México, en donde se encontraba como invitado de los masones de Veracruz, y calificaba su fuga como un hecho "inesperado y masónicamente lamentable".

Desde Estados Unidos, el ex Gran Maestro se defiende de quienes lo acusan de "abandono de su misión" y recuerda que fue elegido como representante de la masonería cubana en una ceremonia "incuestionable" desde el punto de vista legal, además de señalar que en ningún momento violó los principios masónicos de sucesión, como si pretenden, alega, los masones infiltrados por la Seguridad del Estado. Aclara que se retira por la imposibilidad de cumplir su deber, como definen los estatutos masónicos, con la "total transparencia, autonomía y libertad necesaria".

Hay una facción afín al Gobierno de La Habana dentro de la Gran Logia, manejada por oficiales de la contrainteligencia, que pretende colocar en el cargo a un candidato favorable al régimen

El cargo de Gran Maestro, asumido de momento por Armando Guerra Lozano –de acuerdo con el Decreto 634, el último que firmó Alfonso Vidal–, conlleva la responsabilidad de permanecer en el puesto hasta la celebración de una elección parcial durante una sesión extraordinaria de los directivos masónicos.

Sin embargo, asegura Alfonso Vidal, hay una facción afín al Gobierno de La Habana dentro de la Gran Logia, manejada por oficiales de la contrainteligencia, que pretende colocar en el cargo –en violación de la legislación, aduce– a un candidato favorable al régimen.

"Tengo el conocimiento de que se estaba orquestando mi destitución del cargo a través de una Sesión Extraordinaria con el fin de lograr una circunstancia ficticia (sic) para que el Diputado Gran Maestro H:. Fernando González García pueda ocupar ilícitamente el cargo", denunció Alfonso Vidal en su carta.

González García, según informaba la circular de la Gran Logia, se encontraba también en el extranjero, pero retornará, aseguran, el 5 de enero. El ex Gran Maestro sospecha que su regreso está motivado por ese objetivo.

Alfonso Vidal considera que la circular especial de la institución –rubricada, de hecho, por su sustituto– estuvo fuera de lugar y manifiesta un "total desacato a la Legislación Masónica", además de que manipula su decisión de no regresar a Cuba y tilda su actitud de "grave". Decir, además, que no se habían comunicado con él en las últimas dos semanas no es una "motivación coherente" para asumir su renuncia sin un documento emitido por el propio ex Gran Maestro.

"¿Cuál fue el 'grave abandono total del cargo y funciones encomendadas' si todos los testigos pueden dar fe de que participé en cada jornada de trabajo en nuestra potencia amiga [la logia mexicana]? No tienen respuesta honesta, lo sé", asevera.

"¿Cuál fue el 'grave abandono total del cargo y funciones encomendadas' si todos los testigos pueden dar fe de que participé en cada jornada de trabajo en nuestra potencia amiga [la logia mexicana]? No tienen respuesta honesta, lo sé"

El antiguo líder de los masones cuestiona a quienes intentan dar lo que, en su opinión, es un "golpe de Estado" con intervención de la contrainteligencia del régimen y los agentes "que dicen ser masones". "Todos y cada uno de los que se verán firmando, buscando respaldos, tratando de ganar el apoyo de representantes, de logias, de líderes de opinión, que pasaron días tratando de dar conmigo para transmitirme un mensaje intimidatorio, todos son colaboradores y autores del delito de traición a la masonería y van a pagar", denunció en su carta.

El extenso documento también describe con lujo de detalles los "ataques" recibidos por la masonería cubana en los últimos meses, y los relaciona con la activa labor de varios de sus miembros a la hora de denunciar la represión gubernamental durante las protestas del 11 de julio de 2021 y las del verano de 2022.

Menciona, por ejemplo, la carta abierta a Díaz-Canel remitida por el maestro José Ramón Viñas Alonso, en la cual ofrecía "su criterio sobre el llamado al enfrentamiento entre cubanos que hizo este cuando todo estaba peor", lo cual le valió presiones por parte de la Seguridad del Estado para lograr una retractación.

Otro caso es el de su antecesor en el cargo de Gran Maestro, Ernesto Zamora, que se negó a asistir a una reunión con Díaz-Canel de la cual pretendían excluir a José Ramón Viñas Alonso, a quien poco antes las autoridades habían regulado, impidiéndole viajar a Estados Unidos.

Y por último, en diciembre de 2021, recuerda Alfonso Vidal, el régimen estimó intolerable la intervención del Gran Orador Luis Steve Ocaña en la que invitaba a los masones cubanos a involucrarse en la política.

"Cuando uno es electo para Gran Maestro no es todo lo que se imagina que tiene que vivir y más allá de la presión que representa tener a cargo el destino fraternal de más de veinte mil hermanos aparecen obstáculos que uno tiene que vencer", se defendió Alfonso Vidal.

La intención a corto plazo, opina Alfonso Vidal, era obligarlo a él, como Gran Maestro, a expulsar a Viñas Alonso de la orden "bajo algún pretexto"

"El hecho de que el Soberano Gran Comendador [José Ramón Viñas Alonso] se convirtiese en una molestia para el Gobierno de ese país y los órganos represivos y ver que recibió en muchísimos casos muestras de apoyo no solo masónicas sino profanas [ajenas a la orden] puso a la Seguridad del Estado en la misión de cómo lo sacaban del medio", lamentó.

La intención a corto plazo, opina Alfonso Vidal, era obligarlo a él, como Gran Maestro, a expulsar a Viñas Alonso de la orden "bajo algún pretexto". Dijo además que le había referido esta situación a Viñas Alonso en un viaje que hicieron juntos –una vez levantada su prohibición– al extranjero, "porque no consideré seguro hacerlo dentro de Cuba".

Ante su negativa a acceder a las presiones de la contrainteligencia –un individuo que se identificó como Poll llegó a hacerle más de 70 llamadas telefónicas intimidatorias en un día– Alfonso Vidal tomó la determinación de no salir a la calle sin compañía. Además, recibió varias citaciones policiales, en las que un oficial le refirió que hace más de 40 años la Seguridad del Estado lleva trabajando a la masonería cubana con sus infiltrados.

Fernando González García, el actual Diputado Gran Maestro que regresará a Cuba el 5 de enero "corriendo a cumplir órdenes" es uno de esos agentes, en opinión del antiguo dignatario. Otros miembros de la cúpula masónica forman parte de la "conspiración" contra José Ramón Viñas Alonso, afirma: Ernesto Zamora, a quien acusa de haberse disculpado con el Partido Comunista por su oposición a Díaz-Canel, y el actual tesorero de la Gran Logia, Ernesto Navarrete, que "es policía", de quien sugiere que maneja los fondos masónicos de modo irregular.

Aprovechando un viaje de trabajo a una logia veracruzana, él y su esposa decidieron solicitar asilo político en EE UU, alegando que han sufrido acoso sistemático por parte de la Seguridad del Estado en su "cacería masónica". Su hijo, sin embargo, permanece en Cuba. Por su parte, asegura Alfonso Vidal, José Ramón Viñas Alonso –el principal objetivo de la contrainteligencia– se encuentra "resistiendo el acoso".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 10