En La Habana, la Plaza de Carlos III vuelve a cerrar por un brote de covid

Las zonas de cuarentena y los cierres de mercados o instituciones públicas contrastan con las largas colas para comprar alimentos

El Carlos III está cerrado por un brote de covid, según un trabajador del centro. (14ymedio)
El Carlos III está cerrado por un brote de covid, según un trabajador del centro. (14ymedio)

Por segunda vez en menos de un año la Plaza de Carlos III, en Centro Habana, ha vuelto a cerrar sus puertas por un foco de covid-19. El mayor centro comercial de la capital cubana no brindará servicio "hasta nuevo aviso" y al menos siete trabajadores de la tienda han dado positivo a la enfermedad, según contó a 14ymedio un empleado.

"Nos han dicho que abrirán el fin de semana pero todavía no se ha confirmado, y parece casi seguro que en un primer momento no se brindarán servicios gastronómicos de ningún tipo para evitar aglomeraciones dentro del local", añade el trabajador que prefirió el anonimato. "Nos están haciendo PCR a todos y, por el momento, estamos en casa a la espera de los resultados".

La cola de la papa en la calle Jesús Peregrino. (14ymedio)
La cola de la papa en la calle Jesús Peregrino. (14ymedio)

A las afueras del local, ubicado en la céntrica calle Carlos III, varios uniformados de las Tropas de Prevención, con sus boinas rojas, custodian la zona, pero no dan detalles sobre la situación epidemiológica a los clientes. "Cerrado hasta nuevo aviso", repetía esta mañana uno de los militares a una anciana que indagaba sobre las razones para la suspensión del servicio.

A un costado del edificio, que ocupa toda una manzana, un vehículo militar, del tipo furgón celular, está ubicado desde las primeras horas de la mañana justo donde hasta hace pocos días comenzaba la larga fila para entrar al supermercado ubicado en los bajos de la Plaza. Si la pasada semana el lugar era un hervidero de gente esperando, hoy está desierto.

"Mejor ni preguntar, porque si uno se pone a indagar mucho te miran con mala cara, como si que esperaba comprar "algo de pollo y un poco de aceite". Pocos minutos después, en una radio colocada en un portal cercano se escuchaba la actualización de este jueves con las cifras de covid-19 en la Isla.

Del total de los 670 nuevos casos positivos anunciados este jueves, 364 están en La Habana, que sigue siendo el epicentro del actual repunte de la pandemia en la Isla. Según el viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda,"a partir de la explosión de casos" positivos de covid-19 en los últimos meses, el territorio ya "no dispone de capacidad para aislar a todos los contactos" de los enfermos.

Las zonas de cuarentena y los cierres de mercados o instituciones públicas contrastan con las largas colas para comprar alimentos, que se han vuelto más abultadas en la medida en que el desabastecimiento aumenta.

La papa del mercado negro se vende a  120 pesos por cinco libras. (14ymedio)
La papa del mercado negro se vende a 120 pesos por cinco libras. (14ymedio)

Este mismo jueves, en la calle Jesús Peregrino, a pocos metros de la Plaza de Carlos III decenas de personas esperaban para comprar las papas del mercado racionado que han comenzado a distribuirse en la barriada a tres pesos la libra. Con dos libras per cápita, la llegada del tubérculo se ha convertido en un acontecimiento ante la caída de la oferta de otros productos como el arroz y el pan.

"Con algo hay que acompañar lo poco que se puede poner en el plato", lamentaba Amarilys, una jubilada de 79 años que comenzó la cola antes "de que saliera el sol". A pesar de los llamados de las autoridades a que las personas más vulnerables no vayan a la calle, en la fila la mayor parte de los que esperaban eran ancianos y también se veían algunas personas con discapacidades.

Otros, sin embargo, no han tenido que hacer cola para obtener algunas papas. "Llegó primero al mercado negro", comenta un joven desde un balcón. En la misma zona ayer se empezaron a vender a 120 pesos las bolsas con cinco libras del producto. El precio puede subir si el cliente quiere que le hagan pasar la compra a una zona cerrada por confinamiento, como es el caso de la la cuadra de Aramburo entre Zanja y San Martín que ha sido cerrada con vallas metálicas de cuarentena.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6