Veinte litros de gasolina por vehículo y largas colas en los servicentros de La Habana

El control de la venta de combustible en la capital comenzó este martes sin previo aviso

Los clientes de La Habana se enteraron este mismo martes de la regulación del combustible en la capital al acudir a los servicentros. (14ymedio)
Los clientes de La Habana se enteraron este mismo martes de la regulación del combustible en la capital al acudir a los servicentros. (14ymedio)

El control de la venta de combustible en La Habana comenzó este martes sin previo aviso. Como había adelantado este diario, las autoridades pensaban extender la regulación establecida en Matanzas desde el domingo a toda la Isla, pero ha sido antes de lo que los propios empleados esperaban.

Un cartel daba la sorpresa a los clientes este martes en el Cupet de 25 y G, en El Vedado habanero: "Solo se venderán 20 litros por vehículo de gasolina". En cuanto al diésel, simplemente no hay, informan empleados de servicentros a 14ymedio.

La fila, a primera hora de la mañana, ocupaba más de diez cuadras, aunque solo era visible en la calle G, entre 23 y 25, y en 23, entre G y F. Para poder ver el resto, hay que entrar por calles más pequeñas. Tal y como hacen las autoridades con la venta de los productos más demandados, habían dispuesto la cola dividiéndola. Una vez en F, se vislumbraba que doblaba a la derecha en 27, y ahí no se le veía fin.

"En mi vida yo había visto algo así", dice a 14ymedio un vecino del lugar. "Escondieron la cola, como hacen con la venta del pollo y de perritos".

Dentro del servicentro, un camionero suplicaba a uno de los encargados del Cupet que le vendiera más de los 20 litros reglamentados, que él con esa cantidad no resolvía nada. "Si por mí fuera yo le echaba cuarenta, pero yo no puedo desobedecer la orden", respondía el empleado, quien detalló que en el establecimiento se enteraron de la norma este mismo día, mediante "un papel". "Si quiere, vaya quejarse al gobierno provincial", emplazaba al conductor.

Cartel este martes en un Cupet de El Vedado, en La Habana, limitando la venta de gasolina. (14ymedio)
Cartel este martes en un Cupet de El Vedado, en La Habana, limitando la venta de gasolina. (14ymedio)

Otra empleada del Cupet daba cuenta de que el día anterior, cuando este diario constató la falta de combustibles en servicentros más pequeños, la tensión en la fila de los clientes que esperaban a ser atendidos se elevó hasta llegar a los golpes.

La misma tónica se observaba en el servicentro de Infanta y San Rafael, en Centro Habana: clientes rogando a las puertas del establecimiento y una fila interminable de coches, que doblaba en Zanja y se confundía con otras colas para comprar alimentos.

Este martes, las colas no "discriminaban": lo mismo había taxis, que camiones, que motos o que –prueba de que el problema es grave– vehículos del Ministerio del Interior

En el Cupet de Zanja, también en Centro Habana, era llamativa la presencia de gente esperando a pie, con un envase de plástico en la mano.

Este martes, las colas no "discriminaban": lo mismo había taxis, que camiones, que motos, que carros particulares, que estatales o que –prueba de que el problema es grave– vehículos del Ministerio del Interior.

Mientras tanto, en la calle comienza a notarse la escasez de combustible. Este martes, es casi imposible tomar un transporte en la capital, y se prevé que la situación empeore los próximos días.

La cola este martes en el Cupet de G y 25 llegaba a 23 y doblaba en F hasta 27, y por 27 a la derecha no se veía el fin. (14ymedio)
La cola este martes en el Cupet de G y 25 llegaba a 23 y doblaba en F hasta 27, y por 27 a la derecha no se veía el fin. (14ymedio)

Sin combustible, además, corre riesgo serio la distribución de alimentos y otros productos de primera necesidad.

La prensa oficial anunció el domingo que ese mismo día comenzaría la venta regulada de combustible para particulares en Matanzas, pero guarda silencio para el resto del país, al igual que el Gobierno.

La misma tónica se observaba en el servicentro de Infanta y San Rafael, en Centro Habana: clientes rogando a las puertas del establecimiento y una fila interminable de coches. (14ymedio)
La misma tónica se observaba en el servicentro de Infanta y San Rafael, en Centro Habana: clientes rogando a las puertas del establecimiento y una fila interminable de coches. (14ymedio)

Allí, la decisión, según explicó Geobel Quintero Hernández, funcionario del gobierno provincial, se debía a "las dificultades existentes en la cobertura de estos recursos en dichos establecimientos".

Sin dar mayores explicaciones, las autoridades aseguraron que los límites a la venta no son consecuencia de un déficit de combustible en el país, "sino que responde al aseguramiento logístico para su distribución".

Asimismo explicaron que la estatal Transcupet, encargada del suministro a los establecimientos, trabaja actualmente con un 62% de sus vehículos, de manera que "deben darle prioridad al diésel que precisan los grupos electrógenos, en extremo necesarios en estos momentos a causa de la crisis energética temporal que sufre el país".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 11