En Matanzas, saltan las alarmas por la leche y el azúcar no aptas para el consumo humano

La descomposición masiva de leche este domingo se une a la retirada del endulzante por encontrar "fragmentos de materias extrañas no solubles"

Aspecto del azúcar vendido en Cárdenas en mal estado. (Telebandera)
Aspecto del azúcar vendido en Cárdenas en mal estado. (Telebandera)

Mal fin de semana para hablar de soberanía alimentaria. Los matanceros han sido los primeros en irle arriba a las autoridades, enfrascadas en la futura ley que tiene como objetivo la protección del derecho a la alimentación, después de varios días de nuevos disgustos en ese terreno.

Los vecinos se acostaron este domingo con la noticia de que la leche de tres zonas de la capital provincial, Naranjal, Matanzas Este y Peñas Altas, se ha echado a perder por una descomposición masiva cuyas causas aún se desconocen. Según anunció la Empresa de Productos Lácteos de Matanzas, los hechos se están investigando, ya que la leche llegó la tarde del domingo y se había pasteurizado.

De acuerdo con la explicación oficial, se comenzaría a reponer la leche a partir de las 6 de la tarde de ese mismo día, cuando llegaría para ser pasteurizada también. Pero no hay leche en polvo que pueda sustituir la falta originada por las pérdidas, lo que "imposibilita que esta respuesta sea en el menor tiempo posible".

"La verdad que solo las madres sabemos lo que estamos pasando con este tema. Lo mismo llega a las 10 de la noche, cuando ya los niños se durmieron agotados de llorar por no tener qué tomar antes de dormir"

"La verdad que solo las madres sabemos lo que estamos pasando con este tema. Lo mismo llega a las 10 de la noche, cuando ya los niños se durmieron agotados de llorar por no tener qué tomar antes de dormir, que con tremenda facilidad viene cortada y te dicen que mañana la reponen", lamentaba una usuaria en Facebook. No era la única que reclamaba por la falta de puntualidad.

"Aquí lo que está descompuesto es el horario, que lo mismo viene a las 12 de la noche que a las 6 de la tarde. En fin, jugar con algo tan delicado para un niño", expone otra.

"¿Y la dieta de los enfermos, sobre todo de personas de dieta especial, o encamados? Aquí, en Matanzas cabecera provincial, se retiró hace un año y nunca dieron más información. Ahora en los pueblos del interior. ¿Dónde está esa soberanía alimentaria que hasta spot en la TV tiene? En fin otra burla burda y mal contada", reprocha una madre. "Así mismo, y con nombrecito de estilo: soberanía alimentaria, cultura de resistencia... es la última tendencia para adornar la misma mierda o peor", le responde otra, molesta.

Durante décadas, los mandatarios cubanos instalaron en la población la idea de que la leche era un alimento imprescindible que debía ser consumido de manera diaria por niños y adultos. Conocida fue la obsesión del propio Fidel Castro por el producto, cuyo culto tocó techo con Ubre Blanca, la vaca que entró en el Guinness al dar más de 100 litros de leche en tres ordeños en 1982.

Su sucesor, el general Raúl Castro, prometió en 2007 que había que "producir leche para que se la pueda tomar todo el que quiera", cuando ya en ese año se sabía que el calcio (el elemento que convierte en importantes para la dieta los lácteos) se encuentra en muchos otros alimentos, incluida toda la verdura de hoja oscura, excepto la espinaca). Sin embargo, la política ha llevado a que generaciones de cubanos vivan la pérdida de cada gota de leche como un drama mayor que el de la col, que contienen el mismo nutriente.

El disgusto se ha sumado al que ya arrastraban los matanceros por los "fragmentos de materias extrañas no solubles" encontrados en el azúcar de la canasta de este mes. La televisión estatal confirmó que las imágenes difundidas por los usuarios en redes sociales del producto mezclado con partículas negruzcas eran reales. Tras llevar a analizar una muestra al laboratorio del Centro Municipal de Higiene y Epidemiología de Cárdenas, "se confirmó la presencia de partículas objetables (trozos de materiales que varían en tamaño y cantidad)".

La doctora Bella Canosa Besú, directora del laboratorio, dijo que se certificará el producto en toda la provincia y se restablecerá paulatinamente su venta en función del resultado del análisis.

La doctora Bella Canosa Besú, directora del laboratorio, dijo que se certificará el producto en toda la provincia y se restablecerá paulatinamente su venta en función del resultado del análisis

Una nota publicada en Telebandera dejó claro que "según los estándares especializados, ante las condiciones actuales, ese producto alimenticio no es apto para el consumo humano" y pide a los consumidores que tengan azúcar de ese tipo que devuelvan el producto en mal estado, como explicó Heykel Vázquez Moreno, subdirector de la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía.

La entidad se ha visto obligada a detener la venta y realizar la investigación de muestreo de cada bodega para determinar dónde se puede vender nuevamente.

"Toda la azúcar cruda que se comercializa hace meses en varias bodegas de la ciudad de Matanzas simplemente no es apta para el consumo. Gran cantidad de partículas extrañas algunas de ellas metálicas y otras que no sabemos su composición, y así la consumimos, sin saber el efecto en la salud nuestra y de nuestros hijos. Ahora por una denuncia se paralizó la venta y si no se denuncia no se detecta, porque no existe un sistema efectivo para controlar las producciones y las ventas de alimentos ni al sector privado ni al estatal. Ojalá se revise el asunto y mejore la calidad del azúcar que se comercializa a la población. La única que podemos consumir pues no existe otro mercado donde la podamos adquirir", resumía uno de los muchos comentarios de matanceros indignados.

Aunque aún no ha trascendido un hecho similar en otras provincias, otro usuario asegura que en Villa Clara la situación no dista de la de Matanzas. "Por acá la azúcar, por Villa Clara, las semillas de frijoles vendidas... parecen cuentos de horror. ¿Ahora quién es el responsable de que haya llegado a la bodega el azúcar? ¿Y qué pasará si hay personas que la hayan consumido, entre ellas niños? Estamos viviendo tiempos horribles, cubanos contra cubanos, envidias, productos en mal estado, precios altos y perseguidos y sin embargo los precios de las tiendas en MLC siguen subiendo y hasta ahora nadie responde, en conclusión, no sé hasta donde más se podrá llegar en Cuba", augura.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 9