Medio millar de haitianos atracan en Cuba por una avería en su embarcación

Los balseros esperan repararla para seguir rumbo a EE UU

Los migrantes llegaron este martes al puerto de Moa, en Holguín. (Marcos Rodríguez/Facebook)
Los migrantes llegaron este martes al puerto de Moa, en Holguín. (Marcos Rodríguez/Facebook)

Unos 500 migrantes haitianos atracaron en el puerto de Moa, Holguín, este martes, ante la estupefacción de sus habitantes. Cuba no era, claro, el destino final de los balseros, que se dirigían a Estados Unidos de manera ilegal cuando su embarcación sufrió una avería.

Sucesos de este tipo son sin embargo, refieren vecinos de Moa a 14ymedio, muy habituales, pero los medios oficiales no les dan cobertura. "El procedimiento siempre es tenerlos unos días en el albergue que está en la carretera a Baracoa", explica a este diario un comunicador holguinero que prefiere el anonimato.

"Luego son trasladados hacia un campamento en Maisí, de donde son deportados a su país". La fuente insiste en que los migrantes solo quieren continuar su ruta a EE UU.

Por eso, los que llegaron este martes protestaron cuando se les quiso trasladar a un centro de aislamiento covid. "Han dado berro", cuenta otra residente de Moa, "porque ellos no querían pasar a Cuba: solo arreglar su bote y seguir".

"Luego son trasladados hacia un campamento en Maisí, de donde son deportados a su país"

El municipio de Moa se encuentra en el extremo este de la provincia de Holguín y al norte del oriente de la Isla. Al igual que Baracoa, en este territorio es frecuente el desembarco de haitianos, que en su travesía hacia EE UU y por diversas razones, tocan suelo cubano.

Hace dos meses, luego de las crisis política, en Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moïse y en Cuba, por las protesas del 11 de julio, el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, recalcó que las autoridades de su país seguirá interceptando a los migrantes que intentan ingresar a territorio estadounidense "de forma irregular", e insistió en que las operaciones en el estrecho de Florida y en el Mar Caribe "permanecen sin cambios".

Mayorkas pidió directamente a cubanos y haitianos que no arriesguen sus vidas tratando de entrar en EE UU de forma irregular desde el mar. "A ningún inmigrante interceptado en el mar, independientemente de su nacionalidad, se le permitirá entrar en Estados Unidos", dijo.

El funcionario también puntualizó que la Guardia Costera y sus socios estatales, locales y federales están "monitoreando cualquier actividad que pueda indicar el aumento de la migración marítima insegura e irregular en el estrecho de Florida, incluidas las salidas de embarcaciones no autorizadas de Florida a Cuba".

Pese a las advertencias de la Administración Biden, la migración por mar continúa, y desde octubre del año pasado la Guardia Costera de EE UU ha interceptado a 813 balseros cubanos, frente a los 49 del pasado año. El último grupo devuelto a la Isla fue el pasado lunes, 36 que habían sido detenidos en los últimos días en cuatro operaciones en los Cayos de Florida y en las inmediaciones de las islas Bahamas.

Por otra parte, unos 2.000 migrantes haitianos arribaron desde el lunes y martes a Monterrey, capital del estado mexicano de Nuevo León, lo que ha provocado una saturación de albergues y de las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) en la ciudad, informaron autoridades.

Mayorkas pidió directamente a cubanos y haitianos que no arriesguen sus vidas tratando de entrar en EE UU de forma irregular desde el mar

Además, de acuerdo con los informes, otras dos caravanas se dirigen a las ciudades fronterizas de Reynosa y Matamoros, en Tamaulipas.

Ante esta situación, Luckner Mercredi, presidente de la Fundación Para la Reconstrucción de Haití, informó a Efe que el organismo está recolectando un padrón de todos los migrantes para solicitar ayuda al Gobierno mexicano.

"Queremos saber el estatus legal de cada uno y ver cómo los podemos apoyar para que tengan un espacio adecuado para la estancia y que tengan comida y todo lo que ellos necesitan", afirmó Mercredi.

Mercredi, atribuyó la salida de miles de ciudadanos de su país a los recientes huracanes que destruyeron el sur de Haití, al terremoto de magnitud 7,2 que dejó más de 2.000 muertes y 12.000 damnificados en agosto y al asesinato a tiros del presidente Jovenel Moïse, en julio pasado, lo que provocó una inestabilidad política.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 29