Los artistas del Movimiento San Isidro denuncian el acoso mediático del Estado cubano

Los activistas acusan a las autoridades de arrinconarlos en su vida social o fabricarles delitos para encarcelarlos

Entre los detenidos se encontraban Luis Manuel Otero Alcántara, Omara Ruiz Urquiola, Katherine Bisquet, Oscar Casanella, Anamely Ramos, Iliana Hernández y Jovian Batista. (Facebook/Anamely Ramos)
Varios miembros del colectivo han denunciado el acoso al que son sometidos por parte del Estado. (Facebook/Anamely Ramos)

El acoso mediático al que las autoridades someten los artistas está tomando dimensiones inauditas. El pasado sábado, Luis Manuel Otero Alcántara fue a Casa Vieja, un negocio privado ubicado en Habana 203 entre Tejadillo y Empedrado, y a los pocos minutos fue expulsado junto a sus amigos por órdenes de la dueña del espacio.

"Cuando entramos un custodio me llamó aparte y me dijo tenía que salir con mi piquete, que la dueña le había pedido que nos sacara porque no quería buscarse problemas. Nos fuimos, pero antes le advertimos de que esa acción de censura la íbamos a hacer pública", contó el artista este lunes a 14ymedio.

"Cuando camino por la calle hay un montón de gente que me saluda y quiere hacerse una foto conmigo, pero hay otros que te miran raro y eso te incentiva la paranoia. Es como una especie de acoso de Estado que, sin decirle nada a nadie, la gente tiene que empezar a definirse", sigue el activista, que asegura comprender la fragilidad de los locales privados, pero rechaza actitudes como esta. "Uno no es un delincuente, el Estado no me ha probado nada y entonces ahí lo que hay es censura por mi manera de pensar", expresó Otero Alcántara.

"Uno no es un delincuente, el Estado no me ha probado nada y entonces ahí lo que hay es censura por mi manera de pensar", expresó Otero Alcántara

El artista considera que lo peor es la complicidad con el Estado en su intento de excluir de la vida social a los críticos con el régimen. "Quieren que seas como una especie de fantasma cívico que adonde quiera que vayas la gente te vea como un apestado. Eso hasta ahora no ha funcionado pero hay lugares como estos que se prestan", apuntó.

Esteban Rodríguez, reportero de ADN Cuba, es otro de los integrantes del Movimiento San Isidro (MSI) que ha denunciado el intento de la Seguridad del Estado de utilizar a los vecinos de la zona para implicarlo en un delito común.

En una transmisión en vivo en su cuenta de Facebook, Rodríguez contó que la policía política llamó a la unidad de policía a Jorge Soto Bernabéu, un vecino de 17 años, para obligarlo a poner una denuncia en su contra. Los agentes dijeron al joven que tenían información de que Otero Alcántara y Maykel Castillo Osorbo le pagarían dinero a cambio de que lanzara piedras y botellas en escuelas y centros públicos.

"La policía lo citó a la estación por el robo de un teléfono", cuenta. Según Rodríguez, una vez allí, el teniente coronel Vladimir, el mismo que violentó a Anamely Ramos, intentó amedrentarlo diciéndole que tenía vínculos con el MSI, lo cual no era cierto.

Aunque lo amenazaron con una condena de 10 años "por actos vinculados al terrorismo", el muchacho fue valiente y actuó correctamente, en palabras de Rodríguez. "Están tratando de fabricarnos un delito. Intentan que el joven nos vea como sus enemigos, que trabaje con ellos, que sirva para su juego", afirma.

Soto Bernabéu, que vive en esa cuadra desde niño y conoce a los vecinos, contó a ADN que ahora lo quieren acusar de formar parte de la oposición solamente porque saluda a Rodríguez, a Otero Alcántara y a Castillo. Según su testimonio, en la unidad de policía le preguntaron a qué se dedicaba y si tenía familia en EE UU; además, le acusaron de planear lanzar piedras. "Al final dijeron que si se enteraban de que se rompía algo por ahí me iban a meter para Villa Marista y me iban a echar de 10 a 20 años", sostiene. También le advirtieron con hacerle "un seguimiento".

"Llaman a la niña 'la opositora'. Pero ella está bien preparada. Camina con la frente en alto, orgullosa de su padre"

Esteban Rodríguez cree que el Gobierno actúa de esta manera porque tiene miedo y ve que "la juventud está levantando su voz", reiteró que el MSI es pacifista y se opone a cualquier expresión que incluya la violencia; y denunció haber recibido amenazas telefónicas. "Me dijeron que podía pasarme cualquier cosa, que pensara en mis hijas".

Después de que en el noticiero lo identificaran como miembro del MSI, su hija está siendo víctima de acoso en la escuela, cuenta. "Llaman a la niña 'la opositora'. Pero ella está bien preparada. Camina con la frente en alto, orgullosa de su padre".

Por su parte Iliana Hernández también denunció que continúa el acoso de la Seguridad del Estado contra ella y su familia y que este sábado fue arrestada en el momento que salía de su vivienda junto a su madre, a pesar de que le habían quitado la vigilancia que tenía desde hacía semanas la periodista de CiberCuba.

También el rapero Maykel Castillo fue arrestado el pasado jueves 17 de diciembre cuando iba a ofrendar a San Lázaro el uniforme de preso que usaba en sus protestas públicas en apoyo a Silverio Portal y los presos políticos. El rapero contestatario fue fue liberado horas después y las autoridades le impusieron una multa de 150 pesos que, según aseguró en sus redes no piensa pagar: "Yo, El Osorbo, no pago multas", escribió en su cuenta de Facebook.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 6