La Policía cerca el portal donde duerme una familia ante el temor de un derrumbe

"Eso allá arriba está en candela, la escalera se está cayendo, la tienen apuntalada", dice uno de los afectados

Los residentes del inmueble han tenido que sacar sus pertenencias a los portales. (14ymedio)
Los residentes del inmueble han tenido que sacar sus pertenencias a los portales. (14ymedio)

Varios miembros de una familia, incluido niños pequeños, duermen hace más de una semana en los portales frente al Capitolio por el temor al derrumbe del edificio en el que residen, ubicado en la calle Paseo de Martí entre Dragones y Teniente Rey, en La Habana Vieja, y que se encuentra en muy mal estado.

Yosniel Enríquez Suárez, uno de los afectados, cuenta a 14ymedio que tomaron la decisión de salir al portal con todas sus pertenencias ante el temor de morir aplastados por los escombros que cada vez que llueve caen del falso techo. "Eso allá arriba está en candela, la escalera se está cayendo, la tienen apuntalada".

"Como el problema no se acaba de resolver, bajamos todos. Cuando hace meses comenzaron las reparaciones en la manzana del Payret vinieron las autoridades a enseñarnos fotos, videos de unos edificios con unos apartamentos que tenían hecho que según ellos eran para nosotros, pero eso ahora no se sabe en qué paró. Esa propuesta quedó en el aire", denuncia.

Enríquez explica vía telefónica a este diario que, hasta la fecha, el Gobierno solo les ha ofrecido alojamiento en albergues. "Todos malísimos, sin baños, sin las condiciones mínimas".

"A mí lo que más me impacta de todo esto, además de que a las personas pierdan sus pertenencias y sus casas, es que los mantengan presos en el sitio y no los dejen prácticamente ni moverse, ni que nadie se acerque a ellos

"Yo así no me voy a ir para ninguna parte. Somos mi mamá, mi hermana, mi tío, los hijos de mi tío. Nuestra familia está en el portal porque somos los más afectados, la casa se nos puede caer arriba en cualquier momento. Las otras casas están malas también pero los vecinos creen que no les va a pasar nada y están allá arriba. Nuestro apartamento está en el segundo piso, la afectación principal es el techo y la escalera, y cuando empieza a llover filtra agua por todos lados", denuncia Enríquez Suárez.

La indignación no solo cunde entre los afectados, se extiende entre los residentes de esa zona de la capital, con históricos problemas de infraestructura y hacinamiento, que además rechazan el operativo de vigilancia que las autoridades han organizado e impiden que nadie se acerque físicamente a la familia.

"A mí lo que más me impacta de todo esto, además de que las personas pierdan sus pertenencias y sus casas, es que los mantengan presos en el sitio y no los dejen prácticamente ni moverse, ni que nadie se acerque a ellos, solamente con el fin de evitar que hablen sobre lo que les pasó o por qué les pasó", denuncia una vecina de los afectados que prefirió no ser identificada por temor a represalias.

Elementos policiales que permanecen frente al edificio. (14ymedio)
Elementos policiales que permanecen frente al edificio. (14ymedio)

"El trasfondo que tiene esta postura de las autoridades es una cosa tan terrible, pero tan terrible...", lamenta la mujer ante la cantidad de historias similares que le ha tocado ver en los últimos meses en la ciudad.

Decenas de familias capitalinas que ya viven angustiadas por la complicada situación sanitaria ante un rebrote de coronavirus y lo difícil que se ha vuelto conseguir qué comer por el desabastecimiento en la ciudad, han sumado a sus preocupaciones diarias la incertidumbre de no contar con un techo donde dormir por el colapso de sus vivencias.

Entre Centro Habana y La Habana Vieja se han concentrado los últimos derrumbes en la capital que han dejado a varios fallecidos. El mes pasado, murieron dos mujeres, una en la calle Cuba, entre Luz y Acosta, y la otra muy cerca de ahí, en un edificio multifamiliar en el número 319 de la calle Amargura, entre Aguacate y Compostela.

Este diario reportó la penosa situación en la que se encuentran varias familias de una edificación de tres pisos en la calle Lucena, entre San Miguel y San Rafael, en Centro Habana, que se vino abajo el pasado 14 de octubre. Los residentes del inmueble han pasado días enteros en la calle, a la intemperie y rodeados por un fuerte operativo policial.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 5