La prensa cubana sufre una "represión constante", según la SIP

La institución hace hincapié en que el monopolio estatal mantiene bloqueadas decenas de sitios web de medios de prensa independientes y de diferentes ONG

El opositor cubano, Yuri Valle Roca, es arrestado por la policía cubana. (EFE)
El opositor cubano Yuri Valle Roca, actualmente en la cárcel, durante un arresto en 2019. (EFE)

La prensa cubana sufre una "represión constante" y el "control de las telecomunicaciones" y vive "el mayor éxodo de la historia", según un informe aprobado este domingo durante la 78 Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

En el documento se denuncia que los periodistas de la Isla son objeto de un constante "hostigamiento" y "amenazas" por parte de un "andamiaje represivo contra la libertad de prensa" del Gobierno, que en el último año ha aumentado significativamente el acoso contra los reporteros independientes, la difusión de contenido en las redes sociales y los medios digitales no controlados por el Partido Comunista.

En muchos casos, esto se traduce en citaciones policiales y, en el peor escenario, en el encarcelamiento, según la SIP.

La organización recuerda que el periodista y activista cubano Lázaro Yuri Valle Roca –detenido desde junio de 2021– fue condenado a 5 años de prisión por los delitos de "propaganda enemiga de carácter continuado y resistencia" y se encuentra recluido a pesar de su "grave estado de salud", de acuerdo con la asociación.

Estas sanciones serán reforzadas, de acuerdo con la organización, en el nuevo Código Penal -aprobado el pasado mayo- que entrará en vigor el 1 de diciembre y que penaliza con severidad el ejercicio del periodismo fuera de los medios oficiales.

En él se "persiguen todos los aspectos de la labor periodística, castiga con prisión al autor de cualquier crítica a funcionarios estatales y garantiza impunidad a las autoridades".

El nuevo Código Penal -aprobado el pasado mayo- entrará en vigor el 1 de diciembre y penaliza con severidad el ejercicio del periodismo fuera de los medios oficiales

Una de las penas que contempla el Código es de 10 años de cárcel por la "recepción, el uso y la posesión de fondos provenientes del extranjero", lo que limitaría al máximo la financiación de los medios fuera de la burbuja estatal.

Por otro lado, los reporteros que no son detenidos son objeto de "citación policial, cerco en su casa, y corte de internet", agrega la SIP.

El arresto domiciliario sin mandato judicial "puede durar de algunas horas a varias semanas". El Gobierno, de igual manera, presiona a los propietarios de casas para que desalojen a sus inquilinos cuando se trata de periodistas críticos, como la fotógrafa María Lucía Expósito.

Otra forma de represión, destaca el informe, son las multas elevadas a comunicadores. Ismario Rodríguez fue sancionado con 4.000 pesos por "actividad económica ilícita, justificación para castigar a quienes hacen periodismo sin permiso".

Se trata de un caso similar al de la periodista Camila Acosta –con una sanción de 1.000 pesos– por "desorden público", "acusada de intentar cubrir las protestas del 11 de julio de 2021".

En el informe también figura el papel de la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, S.A. (Etecsa). La red de internet "es espiada y censurada" y, en muchas ocasiones, bloqueada durante hechos como las protestas antigubernamentales del 11J.

La red de internet "es espiada y censurada" y, en muchas ocasiones, bloqueada durante hechos como las protestas antigubernamentales del 11J

Además, la SIP hace hincapié en que el "monopolio estatal (...) mantiene bloqueadas decenas de sitios web de medios de prensa independientes y de diferentes ONG relacionadas con los derechos humanos".

Según destacó la SIP, "unos 20 reporteros, fotógrafos e ilustradores renunciaron a trabajar en la prensa independiente tras prohibírseles a seis de ellos viajar a un evento". El texto hace alusión al caso del medio El Toque.

El pasado jueves, un programa en el horario estelar de la televisión cubana arremetió contra ese portal informativo y transmitió varias filmaciones hechas a reporteros de El Toque que se autoinculpaban de recibir fondos del extranjero. Los periodistas tuvieron que hacer una renuncia pública a seguir colaborando con ese medio.

Además de los periodistas de la prensa independiente cubana, el informe repasa situaciones como el despido de "Armando Franco, director de la revista oficial Alma Mater, por publicar información sobre detenidos" el 11J.

De igual forma, "miembros acreditados en Cuba" de las agencias internacionales "AP, Reuters y EFE denunciaron limitaciones a su labor".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 13