Un 26 de julio en Santiago de Cuba: con venta de pollo y gran despliegue policial

"En mi centro de trabajo teníamos que estar preparados para una marcha, pero al final no se hizo nada"

Tropas especiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y agentes del Ministerio del Interior, custodiaron durante los días festivos las enormes colas que se hacen en Santiago de Cuba para comprar alimentos. (14ymedio)
"Yo fui el 26 a las 5 de la mañana a la cola del pollo y había tremenda cantidad de gente, que estaban desde las 8 de la noche anterior", cuenta Dalia Rosa. (14ymedio)

Desde la tarde del 25 de julio, y para evitar cualquier manifestación en Santiago de Cuba, las fuerzas de seguridad empezaron a amurallar la ciudad. "En las cercanías del [antiguo] cuartel Moncada había tremenda cantidad de policías, un camión cargado de militares vestidos de verde, como 10 carros de patrulla, motos de policías y muchos más", cuenta Alberto después de pasar por ese lugar.

También había una fuerte presencia militar en los alrededores del Partido provincial, en toda la avenida Garzón y en la avenida Martí, esta última, punto de partida de unos de los grupos de la histórica marcha del 11 de julio en Santiago de Cuba.

En la población santiaguera había una gran expectación por lo que podía pasar el 26 de julio. "Hermano, hay que estar atento, porque escuché decir que este 26 de julio va a haber una manifestación, y en esta sí que quiero participar", comentó Manuel, un joven de 20 años.

"Hermano, hay que estar atento, porque escuché decir que este 26 de julio va a haber una manifestación, y en esta sí que quiero participar"

Sin embargo, el Gobierno reaccionó con una política dirigida a entretener a la población. "En mis 62 años, nunca había visto vender los mandados normados un día 26 de ningún mes, históricamente se adelantan entre el 29 y el 31", señala Mario, un santiaguero que ya peina canas.

Otra de las "medidas" que se tomaron fue la distribución de pollo de manera generalizada desde el mismo 25 de julio en la tarde. "Yo fui el 26 a las 5 de la mañana a la cola del pollo y había tremenda cantidad de gente, que estaban desde las 8 de la noche anterior", cuenta Dalia Rosa. "Ya hablé con mi hijo para que marcara en la cola de los mandados y comprarlos apenas salga de la carnicería".

El nuevo pico de contagios y muertes por el covid-19 en todo el país, unido a una situación de hambre y de descontento dentro de la población parecen haber convencido a las autoridades que no era el momento de organizar un "acto de reafirmación revolucionaria" en Santiago. "En mi centro de trabajo dijeron que teníamos que estar preparados para una marcha el 26, pero al final no se hizo nada", explica Carmen, una joven trabajadora bancaria.

El único acto oficial fue la visita al cementerio Santa Ifigenia de una representación encabezada por el vicepresidente del Consejo de Ministros, Ramiro Valdés, que participó en una ceremonia delante de la piedra que contiene los restos de Fidel Castro.

En Santiago de Cuba, desde las manifestaciones del 11 de julio las autoridades mantienen un amplio despliegue de tropas de choque y organizan caravanas de policías y militares con sus fusiles al descubierto por las principales avenidas de la ciudad, con el objetivo de disuadir cualquier protesta popular.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 8