La Seguridad del Estado recula y anula la citación a una profesora cubana para un interrogatorio

Alina Bárbara López Hernández recibió la noticia de la suspensión poco después de presentar una queja ante la Fiscalía

La profesora Alina Bárbara López anima a estudiar la Ley de Proceso Penal y reclamar las arbitrariedades. (La joven Cuba)
La profesora Alina Bárbara López anima a estudiar la Ley de Proceso Penal y reclamar las arbitrariedades. (La joven Cuba)

La profesora Alina Bárbara López Hernández, que presentó este miércoles ante la Fiscalía Provincial de Matanzas una "formal queja y acción de nulidad contra las citaciones oficiales" que le había entregado la Seguridad del Estado ha ganado esta batalla. La Policía ha suspendido la citación, según le hizo saber horas más tarde el jefe de la estación donde estaba llamada para un interrogatorio requerido por la contrainteligencia.

"Imagino que la Fiscalía intervino en favor de la acción de nulidad que solicité. Podemos defendernos ante la ilegalidad de los procedimientos. A estudiar la Ley de Proceso Penal (LPP). Gracias a todas y todos", celebró la profesora en Facebook, desde donde comunicó la noticia.

El martes, una persona identificada como coronel de la contrainteligencia le pidió conversar en la Asociación Cubana de Artesanos Artistas, en Matanzas

López es mentora del grupo de jóvenes intelectuales y artistas La peor generación, censurado y perseguido en los últimos días por la Seguridad del Estado. El martes, una persona identificada como coronel de la contrainteligencia le pidió conversar en la Asociación Cubana de Artesanos Artistas, en Matanzas.

La profesora denunció públicamente los hechos y advirtió de que no pensaba conformarse. "En Cuba se ha entronizado una lógica perversa que establece presiones sobre personas a las cuales no hay motivos para encausar y que son amenazadas y coaccionadas por motivos políticos. Yo no me prestaré a ello", expuso.

Tras leer detenidamente la LPP y asesorarse legalmente, López concluyó que no había en su citación "las formalidades legales obligatorias" y se dirigió a la Fiscalía para presentar un escrito. La fiscal que examinó la documentación le indicó que tenía razón y que informaría "ante los órganos de Seguridad del Estado".

"Ningún ciudadano puede ser citado bajo invocación de dicha Ley [la LPP] si no existe un proceso penal abierto en el cual esté siendo convocado como testigo o imputado en la acusación", explicó la profesora."Tampoco Contrainteligencia es un actor reconocido por la LPP para interactuar con un ciudadano si ese proceso legal se abriera, su funciones son otras. Asimismo, no existe en la LPP algo llamado 'entrevista'", añadió.

La victoria ha sido celebrada con mucha prudencia por el jurista Eloy Viera Cañive, que renunció a su carrera de abogado en Cuba para no ser cómplice del régimen y actualmente colaborador desde Canadá de El Toque. El letrado ha publicado un extenso comentario en Facebook, compartido por la profesora, en el que expresa su respeto por López y elogia su coherencia y su argumentada forma de disentir.

"Yo creo que no puede hablarse de victorias legales en Cuba. Al menos no de victorias legales definitivas en procesos políticamente motivados como el de Alina. En Cuba la ley no es límite o garantía de nada"

"Lo más importante no es el resultado de la acción de nulidad que presentó Alina –guiada por mi– contra unas citaciones ilegales que le notificó la Seguridad del Estado. Lo más destacable para mi ha sido el civismo y la valentía de Alina para decir no al totalitarismo, incluso sabiendo las consecuencias", escribe.

Sin embargo, lamenta considerar que su victoria no es un paradigma y advierte a los cubanos de que no confíen en tener mucho éxito dentro de la ley. "El hecho de que Alina haya tenido suerte (otros lo llaman privilegio) no quiere decir que otros antes que ella hayan disfrutado en Cuba de su misma dicha. Tampoco quiere decir que la fortuna que hoy le sonríe a Alina será la misma que le acompañará en el futuro. Mucho menos que será la misma que acompañará a quienes como ella decidan decir no, incluso empleando sus mismos argumentos jurídicos", sostiene.

El jurista continúa: "Yo creo que no puede hablarse de victorias legales en Cuba. Al menos no de victorias legales definitivas en procesos políticamente motivados como el de Alina. En Cuba la ley no es límite o garantía de nada".

Aunque, afirma, es firme defensor del activismo legal y considera que el caso de López propicia que otros tomen su ejemplo y se rebelen "ante la barbarie y la arbitrariedad", también pide que quienes lo asuman "no pueden hacerlo con esperanzas de lograr triunfos jurídicos o los efectos que la ley dispone".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 4