'El Toque' califica de "acoso y tortura psicológica" las presiones sobre sus periodistas

La Seguridad del Estado coacciona a activistas y medios independientes cubanos para silenciarlos

Según el equipo coordinador, encabezado por José Jasán Nieves, 'El Toque' ha perdido desde el comienzo de septiembre a 16 periodistas. (Facebook/El Toque)
Según el equipo coordinador, encabezado por José Jasán Nieves, 'El Toque' ha perdido desde el comienzo de septiembre a 16 periodistas. (Facebook/El Toque)

Los directivos de la plataforma digital El Toque denunciaron este viernes nuevas presiones de la Seguridad del Estado contra su equipo en la Isla. La renuncia pública de Wimar Verdecia e Irán Hernández, director e ilustrador, respectivamente, del suplemento de humor gráfico Xel2, provocó el cese de esta publicación, emitida desde 2019 y que ya contaba con 190 números.

Con la dimisión de ambos artistas, ya suman 16 los integrantes de El Toque a quienes la Seguridad del Estado ha obligado desde el comienzo de septiembre, mediante un "libreto de interrogatorios y chantajes", a abandonar su trabajo. Así lo aseguraron los directivos del medio en una nota donde lamentan la "insistencia enfermiza" de la policía política cubana para conseguir "confesiones" en video de parte de los periodistas.

Las declaraciones públicas de los implicados, filmadas en "casas de protocolo del Ministerio del Interior", ha sido una característica de esta redada contra el periodismo independiente, que José Jasán Nieves, director de El Toque, ha definido como de "acoso y tortura psicológica".

En esas grabaciones, la Seguridad del Estado indica a los periodistas que deben "'confirmar' las ideas centrales de una falacia", es decir, que la publicación es financiada por organizaciones opositoras y que, "cual ente mercenario", se ha propuesto la desestabilización del Gobierno cubano.

Según Nieves, tales videos formarán parte de un plan de "ataque propagandístico", que servirá para desacreditar no sólo a los reporteros, sino al proyecto general de 'El Toque'

Según Nieves, tales videos formarán parte de un plan de "ataque propagandístico", que servirá para desacreditar no sólo a los reporteros, sino al proyecto general de El Toque.

"Es muy evidente que se preparan para usar videos manipulados, sacados de contexto y declaraciones obtenidas bajo presión, para 'construir' una de esas 'denuncias' presentadas como 'razones' de un país para 'defenderse'", señala en su nota el equipo de coordinadores, aludiendo a espacios televisivos como Hacemos Cuba, Con filo y Razones de Cuba, que han ejecutado ataques constantes también contra este diario.

Los directivos lamentaron el "cierre de una de las experiencias creativas más retadoras que hemos vivido", y recordaron que Xel2 se ocupó, durante su actividad, de explorar los avatares de la ciudadanía cubana y su contrapunto con el Gobierno. Asimismo prometieron la gestión de un nuevo proyecto de humorismo gráfico que "continúe la apuesta por la sátira política".

La campaña contra el periodismo independiente, que ha sido siempre una prioridad para la Seguridad del Estado, se ha extendido con más fuerza desde las protestas del 11 de julio

La campaña contra el periodismo independiente, que ha sido siempre una prioridad para la Seguridad del Estado, se ha extendido con más fuerza desde las protestas del 11 de julio del año pasado y especialmente tras la oleada de manifestaciones populares contra los apagones que ha experimentado la Isla.

Cortes arbitrarios de internet, regulaciones para impedir el viaje y el acoso constante a los periodistas y sus familias han ido en aumento durante los últimos meses.

Este viernes, el activista Raúl Soublett López, fundador de Alianza Afro-Cubana, se vio obligado a cerrar su proyecto "en defensa de los derechos de las personas AfroLGBTIQ+", activo desde 2017, para concentrarse en cuidar su "salud física y mental". Lo mismo ocurrió con el periodista Jancel Moreno, forzado a cancelar su proyecto Dame la mano y a declarar que no estaba trabajando "activamente" para ningún medio independiente desde hacía más de un año.

Por su parte, algunas organizaciones defensoras de los derechos humanos se han pronunciado contra la cacería de reporteros independientes. En un artículo publicado este viernes, Cubalex afirma que "las declaraciones públicas de renuncias no son espontáneas", y que por lo tanto violan el propio Código Penal cubano.

De acuerdo con este cuerpo legislativo, "las autoridades cubanas incurren en los delitos de abuso de autoridad y de tortura regulados", puesto que "provocan sufrimiento mental, intimidan y coaccionan a los periodistas con el fin de obtener una confesión".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 0