"Los apagones van despegando de nuevo" en todo el territorio cubano

La Unión Eléctrica anuncia cortes de hasta siete horas en algunos puntos de la Isla

La central termoeléctrica de Matanzas, Antonio Guiteras. (Cortesía)
La unidad 2 de la central termoeléctrica de Matanzas, Antonio Guiteras, también está fuera de servicio. (14ymedio)
14ymedio

01 de febrero 2024 - 10:13

La Habana/El calor empieza a apretar en la Isla y la demanda energética crece más rápido de lo que se recupera la generación. Este martes, el desayuno se le atragantaba a muchos cubanos cuando el reporte que cada día avanza la televisión cubana anunciaba cortes de hasta siete horas en algunos puntos de la Isla.

"Ayer en Sancti Spíritus quitaron la electricidad sobre las 5 de la tarde y la pusieron como a las 8:30. Los apagones van despegando", cuenta la corresponsal de 14ymedio en la provincia, que ya está soportando los primeros cortes prolongados.

Poco después, la Unión Eléctrica (UNE) difundió en sus redes sociales el resumen de la jornada de ayer, confirmando las 7 de la tarde como peor momento del día, cuando hubo un déficit de 541 MW. La compañía publica también su pronóstico de generación para hoy, cuando se espera un déficit del 23% de luz en la tarde-noche, el horario de mayor consumo. La empresa prevé una capacidad de generación eléctrica de 2.277 megavatios (MW) y una demanda máxima de 2.860 MW.

En total, faltan 237 MW de la generación producida en las termoeléctricas, ya que están averiadas la unidad 6 de la Máximo Gómez, en Mariel (Artemisa), la unidad 3 de la Ernesto Guevara, en Santa Cruz (Mayabeque), la unidad 2 de la Antonio Guiteras, en Matanzas, la unidad 5 de Diez de Octubre, en Nuevitas (Camagüey), la unidad 2 de Lidio Ramón Pérez, en Felton (Holguín), y la unidad 5 de Antonio Maceo, llamada Renté, en Santiago de Cuba.

A ellas se unen tres unidades en mantenimiento, una en Cienfuegos y dos en la Renté, además de las carencias en la generación distribuida. De ella, 933 MW no funcionan y 322 MW están en mantenimiento. En ese contexto, los 20 MW que aporta la unidad de Puerto Escondido y los 70 MW de la Renté, cuya unidad 5 entra en el horario pico, se quedan cortos.

"Y uno que pensaba que ya para estás alturas se iba a resolver esta situación con los mantenimientos programados"

A pesar de la falta de expectativas que los ciudadanos tienen ya ante las promesas del Gobierno, algunos clientes lamentan haber creído las palabras del ministro de Energía y Minas, Vicente de la O Levy, que desde inicios de año planteó un programa de mantenimientos dirigido a reparar las termoeléctricas que comenzó en enero, cuando el clima es más fresco –y por tanto favorable– y debe acabar en mayo, para encarar el clima cálido, cuando la demanda se dispara.

En enero, el ministro anunció que con este plan los cortes de luz no iban a desaparecer, pero sí serían de una o dos horas, frente a las 14 y 16 del verano pasado, cuando se originó una crisis sin precedentes que llevó a multitud de protestas repartidas por distintos puntos del país. No obstante, ya en febrero se comenzó a ampliar los plazos de apagones a las tres y cuatro horas.

"Y uno que pensaba que ya para estás alturas se iba a resolver esta situación con los mantenimientos programados", lamenta un decepcionado usuario en las redes de la UNE.

Entre los días 13 y 22 de febrero, desde el centro al oriente de Cuba se produjeron cuatro grandes apagones que dejaron media Isla a oscuras, alimentando los temores de la población y la sensación de agravio entre los habitantes de esa zona, que se sienten discriminados frente a los residentes en la zona Occidental, donde están ubicadas todas las centrales flotantes turcas que contribuyen a la generación eléctrica.

Las autoridades del sector afirmaron que iba a enviarse una a Santiago de Cuba para minimizar los problemas, ya que la ubicación en La Habana de todas ellas –que se fijó por la mayor presencia de empresas y concentración de población– resultaba catastrófica para el oriente de la Isla, pero los habitantes siguen sintiéndose damnificados y afirman que la patana sigue sin moverse.

"Comenzó la fiesta de nuevo. A sufrir con la orquesta Apagón dando sus molestos conciertos por toda Cuba. El mismo cuento de nunca acabar", ironizaba amargamente un cliente, en un juego de palabras que recuerda la tradicional orquesta Aragón. Otro ya se adelanta al temor que provoca temor en la Isla: "Solo digo que vienen los calores y nos cojen otra vez 10 o 12 horas de apagón".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

También te puede interesar

Lo último

stats