El médico cubano que criticó el régimen renuncia a su puesto en el hospital de Las Tunas

Alexander Raúl Pupo Casas acusa al centro de haber violado sus derechos constitucionales

Alexander Raúl Pupo Casas había denunciado que los directivos del hospital lo apartaron de su servicio para "reubicación" y planeaban expulsarlo. (Facebook)
Alexander Raúl Pupo Casas había denunciado que los directivos del hospital lo apartaron de su servicio para "reubicación" y planeaban expulsarlo. (Facebook)

El médico Alexander Raúl Pupo Casas, difamado en los últimos días por publicar su opinión crítica sobre la situación política en la Isla, anunció en su perfil de Facebook que entregó este martes su carta de renuncia en el hospital Ernesto Guevara de Las Tunas, donde hacía su residencia en Neurocirugía.

El doctor acusa al centro hospitalario de haber violado sus derechos constitucionales y que esa institución "ya no cumple los requisitos morales ni éticos que busco para mi formación como futuro neurocirujano".

"Considero que todo médico digno es fiel solo a la verdad y no a un partido específico. Ustedes que mezclan la política con lo laboral, que juzgan al hombre por sus ideas y anteponen la política a la salud, están muy lejos de saber lo que significa ser un buen médico", escribió el joven holguinero, que días atrás había denunciado que los directivos del hospital lo apartaron de su servicio para "reubicación" y planeaban expulsarlo.

"Dejo los servicios médicos en Las Tunas, pero no la medicina. Yo seguiré sin pausa trabajando para mejorar como médico y como persona. Estaré a la espera, y brindaré mis servicios algún día en cualquier hospital que solicite mi ayuda, pero sin imponerme un pensamiento político o una ideología en la que no crea", sentencia en su publicación Pupo Casas y además anuncia que continuará publicando todo lo que piensa: "Seguiré siendo la espina en la sopa del opresor, seguiré siendo la piedra en el zapato roto de la mentira".

"Estaré a la espera, y brindaré mis servicios algún día en cualquier hospital que solicite mi ayuda, pero sin imponerme un pensamiento político o una ideología en la que no crea"

Dedica su texto a todos sus compañeros que piensan como él. "La Revolución somos nosotros", concluye.

A raíz de la primera denuncia de su situación, el pasado jueves 24, varios médicos se han solidarizado con Pupo Casas. El doctor Manuel Guerra escribió en sus redes sociales que su compañero de carrera y amigo "fue víctima de los atropellos casuales de este totalitario e injusto gobierno", al tiempo que manifestó su incondicional apoyo a Pupo: "Eres grande y como colega en el ámbito médico y como patriota". Guerra afirmó que el país necesita "una democracia donde no existan este tipo de atrocidades. Necesitamos recuperar la dignidad de nuestro pueblo. No más injusticias. ¡Viva Cuba libre!".

Los problemas del joven médico comenzaron a raíz de una publicación crítica con el Gobierno cubano en la que calificaba como decepcionante "ver cómo en las calles y hogares las personas prefieren callar a decir la verdad", y se preguntaba: "¿Dónde quedaron los valores de nuestro pueblo, dónde quedó la rebeldía cubana, hasta cuándo seguiremos soportando callados que nos chantajeen en nuestras caras con tiendas en MLC (moneda libremente convertible) y leyes o decretos que, además de violar nuestra Carta Magna, violan nuestros derechos como seres humanos?". Poco después, el joven galeno anunció que había sido expulsado del albergue donde se alojaba. "Hoy viví en carne propia la mayor de las injusticias al ser privado de mi derecho a pensar libremente".

El médico señaló a la doctora Lisette Ponce de León, jefa de servicio de Neurocirugía del hospital Ernesto Guevara de Las Tunas, como artífice de una campaña difamatoria en su contra y la invitó a que probara "no con palabras vacías y carentes de veracidad, sino con hechos tangibles" lo que afirmaba. "Demuestre que alguna organización me paga por hablar, que tengo malas relaciones con mis padres, que no atiendo a mi niña, demuestre todas esas bolas de mentira que solo una persona verdaderamente inmoral utiliza para defender una idea", decía en un audio el joven galeno.

Otro ataque llegó este lunes, desde la cuenta oficial de Facebook de la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, su alma mater, que no dudó en recurrir a un cita de José Martí para acusar a Pupo Casas de haberse convertido "en una pésima mercancía que los vendepatria han comenzado a comerciar para congraciarse con los amos, como buenos lacayos".

Los autores anónimos de ese texto acusan a Pupo Casas de "instigar al desorden y crear campañas y estados de opinión desestabilizadores del orden institucional y civil".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 30