Más de 400 cubanos presentan una queja por la dignidad y el honor ante la Asamblea Nacional

Articulación Plebeya denuncia en el documento la campaña de desprestigio en los medios oficiales

Momento en el que salen del Ministerio de Cultura la treintena de artistas que estuvieron casi cinco horas reunidos con el viceministro Fernando Rojas. (14ymedio)
30 artistas e intelectuales se reunieron el 27 de noviembre en el Ministerio de Cultura en el encuentro del viceministro Fernado Rojas y otros funcionarios. (14ymedio)

Un grupo de cubanos dentro y fuera de la Isla bajo el nombre de Articulación Plebeya presentaron ante autoridades cubanas entre este lunes y este martes un documento con más de 400 firmas en el que se quejan por "los atentados contra la dignidad y el honor de las personas" que han vuelto "prácticas de las autoridades y medios de comunicación" en las últimas semanas.

El dramaturgo Yunior García entregó este martes dos copias de la queja, una en el Ministerio de Justicia y otra en la Asamblea Nacional del Poder Popular. García fue uno de los 30 artistas e intelectuales que el pasado 27 de noviembre estuvo en el Ministerio de Cultura en el encuentro con el viceministro Fernado Rojas y otros funcionarios. Desde ese día, ha sufrido en carne propia el descrédito por parte del Gobierno en los medios oficiales y en perfiles falsos, bajo el control de la Seguridad del Estado. Además del corte del servicio de telefonía móvil e internet, padece el acoso en su vivienda de agentes de la policía política con citaciones y llamadas telefónicas.

Según explica el artista a 14ymedio, "lo más importante de esto es ejercer un derecho, el de la queja" y también obligar a las autoridades a "tener que analizar el tema y dar una respuesta usando sus propios mecanismos, los que están establecidos". Además señaló que, más allá de si rectifican o no, considera que de esta manera queda "constancia en sus archivos de la arbitrariedad que cometen contra nosotros" y no queda solo en la prensa y las redes sociales.

"Lo más importante de esto es ejercer un derecho, el de la queja" y también obligar a las autoridades a "tener que analizar el tema y dar una respuesta"

En su texto, el colectivo se refiere a la campaña de desprestigio organizada en los medios oficiales tras el desalojo de los jóvenes acuartelados en San Isidro y la reunión con el viceministro Rojas.

En concreto, rechazan el "llamamiento a la violencia" explícito del post publicado por el portal estatal Cubadebate que decía: "Machete, machete que son poquitos", referido a los activistas, y denuncian el artículo Tercera opción o la emboscada en el camino, que publicó el diario oficial Granma por vincular "a un grupo de intelectuales cubanos con la CIA, sin aportar prueba o evidencia de ninguna índole".

De igual manera, señalan que tanto la televisión como la prensa estatales han manipulado información "al ofrecer en sus más recientes espacios, fotos, audios y videos de personas a quienes se asocia, muchas veces de forma implícita, con determinadas conductas o valores que, en el contexto cubano, pudiesen considerarse degradantes o ilegales".

Ello se trata, reclaman, de "linchamientos mediáticos, sin que las personas nombradas o señaladas tengan derecho a réplica".

Este desempeño de los medios cubanos, afirma Articulación Plebeya, "ataca valores centrales de nuestro ordenamiento constitucional, en especial el valor de la dignidad humana" y hace imposible "el cumplimiento del debido proceso en acciones legales en curso o futuras y cuestionan la presunción de inocencia".

El grupo hace hincapié en que realizan su queja y petición "al amparo de las normas legales vigentes en Cuba y considerando que a los firmantes los asisten principios y derechos reconocidos en el ordenamiento jurídico cubano".

También reclaman eliminar de las plataformas digitales "todos los materiales escritos y audiovisuales de contenido difamatorio y que atenten contra la dignidad de la persona"

De esta suerte, piden que se tomen medidas para "eliminar las expresiones de odio y llamados a la violencia", "suprimir todo ejercicio informativo que vulnere la dignidad de las personas", "promover condiciones para la cultura del debate respetuoso [y] una evaluación de contenidos informativos (...) recientes".

También reclaman eliminar de las plataformas digitales "todos los materiales escritos y audiovisuales de contenido difamatorio y que atenten contra la dignidad de la persona" junto a "una retractación pública en aquellos espacios informativos desde donde se emitieron los materiales lesivos y degradantes".

Otras copias del escrito, dirigido a Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional; Yamila Peña Ojeda, fiscal general de la República de Cuba; Oscar Manuel Silveira Martínez, ministro de Justicia, y Alfonso Noya Martínez, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), fueron entregadas en las sedes de la Fiscalía General, el Ministerio de Justicia y el ICRT.

Entre los firmantes hay algunos de los artistas e intelectuales que participaron en la reunión del 27 de noviembre con el viceministro de Cultura Fernando Rojas como es el caso de Camila Lobón, Tania Bruguera, Julio Llópiz-Casal, Michel Matos, Yunior García, Camila Acosta, Claudia Genlui, Daniel Díaz Mantilla, Katherine Bisquet, Reynier Leyva Novo, Gretel Medina, entre otros.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez  haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 15