Las tiendas en dólares subsidian la "justicia social", según el ministro cubano de Economía

Las explicaciones de Gil Fernández provocan indignación en las redes sociales

El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, se refirió este jueves en la Mesa Redonda a las tiendas en MLC. (Captura)
El ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, habló este jueves en la Mesa Redonda sobre las tiendas en MLC. (Captura)

La presencia del ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, en la Mesa Redonda de este jueves pretendía tranquilizar a la población ante el creciente descontento por las tiendas en divisas. Sin embargo, sus palabras consiguieron el efecto contrario.

Las declaraciones del funcionario causaron indignación entre muchos cubanos que mostraron su desacuerdo en las calles y en las redes sociales. La mayor molestia la provocó Gil asegurando que la decisión de abrir tiendas en divisas para la venta de alimentos y productos de aseo, desde julio pasado, "es una decisión de justicia social y de socialismo".

"Un mercado desabastecido no capta divisas", explicó el ministro para referirse a lo que muchos cubanos han catalogado como un "apartheid monetario" que divide a la sociedad entre quienes tienen dólares para adquirir productos en estos comercios y los que deben conformarse con la red de locales en moneda nacional. 

"La manera que tienes de captarla es vender en MLC (moneda libremente convertible) para poder reaprovisionar y garantizar un mínimo de oferta en moneda nacional, que sabemos que es muy restringida y que está muy por debajo de la demanda del país", explicó Gil, quien aludió a los supuesto productos de gama "media y alta" que se venden en esos comercios.

"La manera que tienes de captarla es vender en MLC (moneda libremente convertible) para poder reaprovisionar y garantizar un mínimo de oferta en moneda nacional"

Sin embargo, los cubanos se quejan que tanto las tiendas en CUC como las de divisas están desabastecidas. En los comercios que venden mercancías para pagar en dólares y otras divisas -a través de tarjetas magnéticas-, los clientes deben hacer largas colas y con frecuencia los productos más demandados se acaban antes del mediodía o no están en oferta.

"Estuve tres horas en la cola de la tienda en divisas de Boyeros y Camagüey (en La Habana) y entré en el segundo grupo, alrededor de las diez de la mañana", comenta a 14ymedio un cliente asiduo a estas tiendas. "Lo único que había en la parte de carnicería era queso gouda y unos camarones importados carísimos, ni carne, ni salchichas, ni picadillo".

Una residente de Santiago de Cuba tuvo una experiencia similar y comentó a este diario que llevaba un mes intentando encontrar alimentos y fue a las tiendas en MLC con la ilusión de encontrarlos ahí, pero " solo había queso y mortadela y carísimos, más nada".

Tras las declaraciones de Gil este jueves, un joven de La Habana Vieja mostró su desacuerdo con las declaraciones del ministro. "Nos dijo tajantemente: 'Ah, ¿no quieren tiendas en MLC? pues entonces quitamos el pan y la leche'". Y añadió: "Qué falta de respeto, Dios mío, ya esto es una inmoralidad".

Ante las justificaciones de Gil, el economista cubano Pedro Monreal afirmó en sus redes sociales, apenas culminó la comparecencia televisiva, que "para captar divisas no es necesario que la oferta se venda en divisas. Estas se captan en casas de cambio y en bancos".

"Esto no se trata de que tengo los mercados abastecidos en CUC y digo: vamos a empezar a vender en dólares lo que antes vendía en CUC", afirmó el ministro, que argumentó que "los recursos" del Gobierno "se concentraron en adquirir básicamente medicamentos, alimentos y productos de aseo, así como en respaldar la energía".

"Esto no se trata de que tengo los mercados abastecidos en CUC y digo, vamos a empezar a vender en dólares lo que antes vendía en CUC", afirmó el ministro

Entre otros temas, Gil se refirió a que las tiendas en MLC surgieron por un reclamo del pueblo cubano cuando se debatía el crecimiento del "mercado paralelo de personas naturales que viajaban al exterior y traían productos que el país no estaba en capacidad de ofertar en las tiendas en CUC". 

Según el ministro, la población pedía "hacer algo porque se están escapando las divisas. No se está beneficiando la industria nacional ni se están captando esos dólares para el desarrollo económico y social del país".

Sin embargo, Monreal aseguró en su análisis que "el desabastecimiento de las tiendas que vendían en CUC/CUP se debe a un mal mecanismo de asignación de divisas. Es una deficiencia de distribución, no de captación de divisas". Para el especialista, que en el país operen las tiendas en MLC "contradice la unificación monetaria".

El economista defendió que la venta de alimentos y productos de aseo en divisas, sucede en "un circuito comercial desconectado de los resultados del trabajo de la mayoría de los empleados erosiona el estímulo para trabajar".

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de  14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez colaborando económicamente con nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 69