El 11J estuvo "en riesgo la estabilidad de la nación", asegura el régimen

El texto también menciona el presunto ataque al hospital de Cárdenas del que no existe ningún testimonio gráfico

Protestas en Cárdenas durante el 11 de julio. (Girón)
Protestas en Cárdenas durante el 11 de julio. (Girón)

Las largas penas de prisión que los tribunales cubanos han ido imponiendo a los manifestantes del 11 de julio en La Habana le están pasando factura a su imagen pública, incluso allí donde la conservan. Que algunas personas de la órbita del oficialismo, entre las que destaca el trovador de la Revolución, Silvio Rodríguez, haya criticado públicamente las sentencias ha animado al régimen a iniciar una campaña para justificarlas.

Este viernes, el diario oficial del Partido Comunista publica una pieza, que pese a titularse Victimizar a los victimarios es la estrategia enemiga no está incluida en la sección de opinión, en la que se defiende la tesis de que las personas juzgadas por los hechos del 11 de julio "pusieron en riesgo la estabilidad de la nación".

El texto arranca con tres breves testimonios de personas presuntamente atacadas en la vorágine de las manifestaciones, dos de ellos policías de La Habana, que se vieron envueltos en los altercados. Otros dos son cargos públicos que, según Granma, desempeñaban tareas vinculadas a la pandemia, aunque no fueron heridos en ese contexto sino por "defender los bienes materiales del pueblo".

El texto también menciona el presunto ataque al hospital de Cárdenas del que no existe ningún testimonio gráfico, solo las declaraciones de varias personas a la televisión cubana

Uno de ellos, Reynaldo Rosado Roselló, responsable de logística de la Universidad de Ciencias Informáticas y que sufrió una herida en la frente, relató en julio que los hechos ocurrieron cuando se dirigió con varios compañeros a la zona de los disturbios, aunque leyendo Granma se infiere que los manifestantes fueron quienes se presentaron ante instituciones que albergaban enfermos.

El texto también menciona el presunto ataque al hospital de Cárdenas del que no existe ningún testimonio gráfico, solo las declaraciones de varias personas a la televisión cubana.

Según la nota de Granma, el 11 de julio "primaron la violencia, el desorden y el vandalismo" y acusan a "los enemigos de la Revolución" de tratar de "vender como justos reclamos del pueblo cubano". Aunque el texto admite que había mucho descontento entre la población, argumenta que las personas que manifestaban su malestar pacíficamente se retiraron al ver que "aquella turba desenfrenada no tenía reclamo sincero alguno, sino que respondía a intereses externos en absoluto nada beneficiosos para el pueblo".

El oficialismo se defiende insistiendo en que las personas que han sido penalizadas gravemente eran violentos y saqueadores, no presos políticos

El oficialismo se defiende insistiendo en que las personas que han sido penalizadas gravemente eran violentos y saqueadores, no presos políticos. Sin embargo, las penas más elevadas en el caso de La Habana recientemente o en Holguín el pasado mes, no han sido para quienes estaban acusados de cometer actos violentos, sino por sedición.

Este es un tipo penal de los más graves en las normativas de cada país, porque supone levantarse contra un Gobierno con el fin de derrocarlo. Pero las manifestaciones contra las autoridades en países democráticos, en las que se gritan consignas e insultos contra los mandatarios a quienes se responsabiliza de los problemas de la población, forman parte de la libertad de expresión y derecho de manifestación. En el caso de que deriven en algún acto vandálico o violento, se aplica la multa o pena por ese hecho, pero no se acusa de sedición al manifestante, como ha ocurrido en Cuba en estos procesos.

Sin embargo, la nota de Granma insiste: "La impunidad, cuando el orden y la tranquilidad ciudadana están de por medio, es algo que no permitiremos nunca, porque en Cuba nadie está por encima de la ley". 

El texto hace énfasis en que los manifestantes se movieron instigados desde el exterior, lo que agrava la situación

El texto hace énfasis en que los manifestantes se movieron instigados desde el exterior, lo que agrava la situación. "Aquellos que provocaron tales actos, que incitaron al caos, estaban en muchos casos lejos de Cuba, observando tranquila y fríamente el resultado de sus acciones y, claro, contando los dólares recibidos a cambio", dice, antes de subrayar que los cubanos deciden su destino a su manera "con creatividad, con profundidad de pensamiento, con paz, con amor y compromiso". "Peca de ingenuo quien aún piense que puede ser de otra manera", advierte.

El artículo es una extensión del podcast publicado horas antes por Cubadebate en el que se insertan declaraciones de presuntos testigos y perjudicados por los "hechos violentos que no se pueden negar". Llama la atención la prolífica difusión de audios de quienes corroboran la versión del Gobierno frente a la absoluta ausencia de quienes la niegan. En ese programa, también muestran una notable molestia con el diario español El País, que publicó este jueves un editorial contra los juicios del 11J titulado Vidas arruinadas en Cuba.

Los entrevistados no explican que lo que les molesta es el tratamiento informativo sino, curiosamente, que el periódico aborde un tema que está fuera de sus fronteras "con la cantidad de problemas que hay en España". Este mismo viernes, Cubadebate destaca el millón de muertes por covid en EE UU o las marchas en Serbia por el aniversario de los bombardeos de la Otan sobre la República Federal de Yugoslavia en el año 99.

Los entrevistados no explican que lo que les molesta es el tratamiento informativo sino, curiosamente, que el periódico aborde un tema que está fuera de sus fronteras "con la cantidad de problemas que hay en España"

Varios minutos dedica también el programa a acusar a EE UU de hipocresía por pedir en sus redes sociales a los cubanos que no se arriesguen a viajar de manera ilegal al país mientras incumplen los acuerdos migratorios, dejando sin vías legales a quienes pretenden salir del país. Eso sí, por motivos económicos, "que ellos tratan de decir que es exilio político", afirman.

El mensaje va en la línea del enésimo comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de este jueves en el que se destaca también el desplazamiento de cubanos a Guyana para hacer gestiones por la falta de medidas dirigidas a reactivar los servicios en La Habana.

Para contrarrestar el efecto de los intelectuales, dentro y fuera de Cuba, críticos de las sentencias del 11J, cuyo descontento quedó plasmado en su Manifiesto contra el silencio, por la justicia, firmado por más de 40 personalidades del cine, la prensa o la literatura, entre otros campos, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) y la Asociación Hermanos Saíz han publicado su propio texto.

"Podemos discutir cualquier opinión sobre nuestra realidad, y así lo hacemos, con total libertad. Pero no aceptamos la maniobra de utilizar justas preocupaciones para servir de instrumento a los enemigos de la Patria"

En él, acusan a los firmantes del Manifiesto –"de distinta procedencia, de disímiles resultados profesionales, la mayoría residentes fuera de Cuba"– de arrogarse la representación de la intelectualidad de Cuba que, acto seguido, se atribuyen a sí mismos.

En lo que califican de panfleto se produce, a su juicio, "una falsificación condensada en pocas líneas, sin una pizca de análisis serio" de los "disturbios del 11 y el 12 de julio" y se obvian "el bloqueo y la agresión externa".

"Podemos discutir cualquier opinión sobre nuestra realidad, y así lo hacemos, con total libertad. Pero no aceptamos la maniobra de utilizar justas preocupaciones para servir de instrumento a los enemigos de la Patria. A estos no les interesan los humildes, ni pretenden en modo alguno resolver los problemas que afectan sus condiciones de vida material y espiritual", finaliza el texto.

________________________

Colabora con nuestro trabajo:

El equipo de 14ymedio está comprometido con hacer un periodismo serio que refleje la realidad de la Cuba profunda. Gracias por acompañarnos en este largo camino. Te invitamos a que continúes apoyándonos, pero esta vez haciéndote miembro de nuestro diario. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.

Imprimir

  • Facebook Like:
  • Google Plus One:
  • Tweet:
  • Tumblr:
  • Compartir:

Comentarios 45